Tamales Foto © Depositphotos

Prensa oficialista cubana asegura que el confinamiento ha posibilitado un rescate de tradiciones culinarias

Un sorprendente artículo publicado en el diario oficialista Juventud Rebelde aseguró este domingo que el confinamiento provocado por la pandemia del coronavirus "ha posibilitado volver a viejas costumbres que agradece el paladar", y celebró que en medio de la obligada convivencia familiar, "la cocina cubana recoge frutos favorables en el rescate de recetas y tradiciones".

La nota, firmada por María Lucía González, es una especie de recordatorio del Día de la Cocina Cubana, que se celebra cada 18 de octubre desde 1984 cuando una selecta representación de la Isla recibió la Medalla de Oro por sus esfuerzos en las Olimpiadas culinarias celebradas en ese entonces en Fráncfort del Meno, Alemania Federal.

Sin embargo, la articulista no encontró mejor ángulo que el elogio de las nuevas medidas que obligan a permanecer en casa y aseguró que "en el afán de variar el menú en cada hogar se buscan alternativas para no repetir el mismo sabor."

Tras reconocer que a veces no todos los platos están al alcance de estos tiempos y necesariamente hay que recurrir a la inventiva, la imaginación, a suplir unos productos por otros similares ", el artículo ignora la grave crisis alimentaria y la severa escasez de alimentos en la isla, agudizada justamente por la pandemia.

"En muchos casos -dice- la larga estadía conviviendo en familia ha posibilitado volver a viejas costumbres que agradece el paladar, algunas con procederes trabajosos pero que, como una foto familiar, nos remontan al árbol genealógico de saberes culinarios. Se dice la receta de la abuela, pero a veces era la especialidad de una tía, la mamá u otro familiar, de un vecino, amigo, hasta un plato típico de una región asociada a nuestras raíces".

"Han vuelto con frecuencia entonces los tamales, la harina con carne, el huevito relleno, un salpicón, el flan de calabaza, las torrejas, los buñuelos...". Un menú tan selecto como el mencionado representa ahora mismo dificultades insalvables para cualquier cubano que debe hacer enormes colas para llevar a su mesa los alimentos más elementales.

El oficialismo, sin embargo, exhortó a los profesionales del sector a elevar la calidad y la originalidad de la culinaria cubana e invocó el ejemplo de México, cuya cocina se ha convertido en Patrimonio de la Humanidad.

¿Podría también lograrlo la cubana?, se pregunta la periodista de Juventud Rebelde. "En ello se trabaja, amén de que es un largo camino que comienza en la tierra y culmina en la creatividad frente al fogón", responde, olvidando que el problema fundamental de la tradición culinaria cubana es la ausencia de "materias primas" y los altos precios de algunos alimentos para la población.

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba (Facrc), Eddy Fernández, aseguró este domingo que los más de 70 mil afiliados a su organización celebran la efemérides adaptándose a la nueva situación debido a la emergencia sanitaria.

Sus afiliados preparan programas de colaboración en la entrega de alimentos, y las sedes provinciales, restaurantes y otros establecimientos donde laboran sus afiliados buscan iniciativas para paliar la situación.

La Asociación apareció en 1972 y a partir de 1981, además de los chefs fundadores se sumaron todos los trabajadores culinarios cubanos, bajo el status legal de la Ley 1320, transformada en la Ley 54 que agrupa a las asociaciones en ese país.

No es esta, sin embargo, la primera vez que la prensa oficialista cubana publica un artículo que obvia las carencias de alimentos en Cuba y da la espalda a los dañados hábitos culinarios de sus ciudadanos. 

En días recientes en la "Sabor y tradición" de Cubadebate la periodista Silvia Mayra Gómez compartió recetas de tripas o mondongo, de las que dijo que no era nuevo pues "siempre los embutidos se han hecho con tripas de cerdo y res".

Días después Tribuna de La Habana se refirió a los "maravillosos usos de la cáscara de plátano", "tan nutritiva como el interior: aporta hierro, potasio y vitaminas B, C y K. Como si fuera poco, contiene buenas cantidades de manganeso, fibra, antioxidantes y cobre" según la nota.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985