Deterioro en hospitales cubanos (imagen referencial) Foto © Twitter/Bittar Bárbara

Democristianos cubanos piden a Díaz-Canel destinar beneficios de FINCIMEX a mejorar hospitales y comprar medicinas

El Partido Demócrata Cristiano (PDC) de Cuba pidió este lunes al presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez que invierta los beneficios estatales, en concepto de gestión de remesas familiares, en mejora de hospitales y compra de medicamentos, sugirió la creación de un fideicomiso internacional para proteger las ayudas entre cubanos y abrir una negociación con la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos.

El PDC propone al gobierno que las "utilidades netas" de FINCIMEX por la gestión de los envíos de dinero a Cuba sean destinados a "un plan nacional de mejoramiento de la infraestructura hospitalaria y de compra de medicamentos" y a proyectos de asistencia social, administrados por iglesias, y ONGs de acreditada trayectoria social, bajo la supervisión de un equipo independiente de economistas y expertos en salud y bienestar social, según una nota del partido opositor.

Los democristianos sugieren al ejecutivo cubano que abra un proceso de negociación con la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), en búsqueda de "una solución ágil y justa para todas las partes; que tenga en cuenta, especialmente, la grave situación del pueblo, afectado por un incremento de la pobreza y la desigualdad".

En paralelo, los democristianos proponen al gobierno cubano que todas las acciones de FINCIMEX y otras empresas estatales relacionadas con remesas familiares, sean traspasadas a un fideicomiso internacional administrado por una institución bancaria o fiduciaria europea de prestigio y solvencia financiera; escogido de mutuo acuerdo entre el Gobierno cubano, OFAC y un equipo de economistas cubanos independientes.  

El PDC sostiene que un fideicomiso internacional posibilitaría a las empresas cubanas mantener los contratos con terceros, entre ellos Western Union (WU), empresa norteamericana autorizada para enviar remesas a Cuba por el gobierno estadounidense, pero que el próximo 27 de noviembre tendría que detener los envíos de dinero a la isla, salvo que antes encuentre a una empresa civil que no esté sancionada por la OFAC.

Aunque el PDC no aclara en su nota cual sería al fórmula exacta de fideicomiso internacional que propone a Díaz-Canel, su sugerencia recuerda a la modalidad por la que optaron el gobierno y empresas panameñas ante las sanciones contenidas en la llamada Lista Clinton,  cuando la OFAC elaboró una relación de bancos y mercantiles del país centroamericano por supuestas prácticas relacionadas con el narcotráfico y lavado de dinero.

En el caso de Cuba, las sanciones norteamericanas obedecen a la titularidad militar de las empresas y el uso de sus ganancias para financiar la represión interna y la injerencia en los asuntos internos de Venezuela, siempre según el criterio de la Casa Blanca.

El PDC reiteró la importancia de "favorecer siempre toda medida que contribuya a mejorar la situación de la familia cubana" y de los ciudadanos en general.

La propuesta del PDC ocurre en medio de las sanciones norteamericanas a la empresa FINCIMEX, subordinada al complejo militar empresarial GAESA y encargada de gestionar las remesas monetarias de la emigración cubana a sus familiares en Cuba, donde la dolarización impuesta por el gobierno, ha generado un incremento de la pobreza y la desigualdad, aseguran los democristianos en una nota.

Los bajos salarios y pensiones, la significativa devaluación del peso cubano por la dolarización de la economía, y el desabastecimiento de productos de primera necesidad, incluidos alimentos y medicinas. agobian a millones de ciudadanos en su vida diaria, subrayan los democristianos que   -hasta el momento- aseguran no tener constancia de que el Gobierno cubano haya intentado negociar una alternativa al conflicto de las remesas familiares, que alivie la preocupación de muchos cubanos de la isla y el exilio.

El gobierno cubano mantiene su habitual hermetismo sobre las ganancias de las empresas incluidas en el complejo militar-empresarial de GAESA, pero un estudio presentado recientemente en Miami, cifró en 46 mil 800 millones de dólares el monto de las remesas familiares a la economía nacional desde 1993 hasta la fecha, en que se han reducido por la combinación del impacto del coronavirus y las sanciones norteamericanas.

El economista Emilio Morales, presidente de The Havana Consulting Group (THCG) aseguró durante la presentación de su estudio sobre remesas familiares que el gobierno cubano gana el 74,3 por ciento de cada dólar que llega en remesas al país desde el exterior.

Archivado en:

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985