Evo Morales Foto © Twitter/MAS

Justicia boliviana anula orden de detención por terrorismo contra Evo Morales

Un tribunal boliviano anuló este lunes varios actos del proceso abierto por supuestos delitos como terrorismo y sedición contra el expresidente de Bolivia Evo Morales, informaron agencias y medios locales.

El proceso abierto por el Gobierno interino de Bolivia "queda en fojas cero" en lo que concierne a Morales, porque "no se han cumplido los conductos regulares de comunicación judicial internacional" para notificarlo o citarlo a declarar, aseguró su abogado, Wilfredo Chávez.

El pasado sábado se instaló una audiencia que trató cuestiones sobre la vulneración de los derechos de Morales en el proceso de investigación abierto en su contra en noviembre del año pasado.

Chávez interpuso un recurso de acción de libertad o habeas corpus ante un tribunal constitucional para denunciar que "habían vulnerado absolutamente todos los derechos vinculados a la libertad, a la defensa y al debido proceso" y que el proceso contra el expresidente fue una acción "deliberadamente política".

La denuncia contra Morales por terrorismo y sedición fue interpuesta por el Ministerio de Gobierno (Interior) de Bolivia en noviembre de 2019, al poco de asumir el poder de forma interina Jeanine Áñez, cuando Morales estaba entonces en México, desde donde partió luego hacia Argentina.

La acusación se basó en un video donde se escucha a Morales incitar a bloqueos de ciudades en Bolivia.

"De mi parte, he cumplido", ha aseverado Chávez, que ha dejado a criterio de Morales la decisión de si ve conveniente o no regresar a Bolivia, pues todavía se mantienen en pie algunos otros procesos judiciales en su contra.

La decisión del juez llega después de la victoria electoral del partido de Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS), que fue proclamada el pasado viernes por el órgano electoral de Bolivia, aunque el relevo en el poder no está previsto hasta el próximo 8 de noviembre.

El fiscal departamental de La Paz, Marco Cossío, ha explicado que, al igual que lo sucedido con el exministro Héctor Arce, cuya orden de detención también fue retirada, se trata de una "decisión constitucional" que no impide que se siga adelante con las investigaciones.

Estaba previsto que este martes se llevara a cabo una audiencia judicial contra Arce, acusado también de sedición y terrorismo. Sin embargo, su defensa ha indicado que no habían sido notificados formalmente.

Tras conocerse la decisión, el expresidente boliviano ha avanzado que podría regresar a la nación andina el 11 de noviembre, aunque ha expresado cautela y ha manifestado que la fecha "está en debate todavía".

Según Morales, que vive en Argentina en calidad de asilado desde diciembre de 2019, varias organizaciones bolivianas le han trasladado su petición de que vuelva al país latinoamericano, después de renunciar a su cargo de presidente en noviembre del año pasado.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985