El MAS celebra su victoria Foto © Twitter /Luis Arce

Elecciones en Bolivia: Encuestas a pie de urna dan por ganador en primera vuelta al socialista Arce

El Movimiento Al Socialismo (MAS), encabezado por el economista Luis Arce, se habría impuesto este domingo en primera vuelta en las elecciones presidenciales de Bolivia, por lo que no deberá medirse con su rival Carlos Mesa, de la centrista Comunidad Ciudadana (CC), según revelaron diversas encuestas a pie de urna.

De acuerdo a los datos proporcionados, y en espera de los resultados oficiales, Arce habría obtenido un 52,4% de los votos frente al 31,5% de Mesa, señaló un conteo rápido de la encuestadora Ciesmori para medios privados de Bolivia.

"Hemos recuperado la democracia y, sobre todo, los bolivianos hemos recuperado la esperanza", dijo Arce en una breve conferencia de prensa en La Paz y afirmó "vamos a trabajar para todos los bolivianos, vamos a construir un gobierno de unidad nacional, vamos a construir la unidad de nuestro país".

"Muy agradecidos con el apoyo y confianza del pueblo boliviano. Recuperamos la democracia y retomaremos la estabilidad y la paz social. Unidos, con dignidad y soberanía", escribió en su cuenta de Twitter.

Arce fue ministro de Economía durante 12 años en el Gobierno de Evo Morales (2006-2019) y se le considera el padre del llamado "milagro económico" boliviano.

Para ganar definitivamente la elección presidencial un candidato necesita al menos el 40% de los votos e imponerse a su opositor por al menos 10 puntos porcentuales.

"Aún no tenemos cómputo oficial, pero por los datos con los que contamos, el Sr. Arce y el Sr. (David) Choquehuanca han ganado la elección. Felicito a los ganadores y les pido gobernar pensando en Bolivia y en la democracia", escribió la presidenta transitoria Jeanine Añez en su cuenta en Twitter.

El tribunal electoral debe anunciar el resultado oficial en un plazo máximo de siete días.

Desde Argentina, el expresidente boliviano Evo Morales celebró la victoria que habría alcanzado el MAS

“Hermanos de Bolivia en el mundo, Lucho será nuestro presidente. A nuestra patria, al camino del desarrollo económico, político y social y especialmente aportará al crecimiento económico. A la distancia quiero hacer llegar mis hermanos Lucho y David mis más sinceras felicitaciones”, afirmó pasada la medianoche en Buenos Aires.

Poco antes del inicio de la votación de las Elecciones Generales 2020, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) suspendió el Sistema de Difusión de Resultados Preliminares (Direpre). La decisión tomada en Sala Plena del ente electoral tuvo el aval de los observadores internacionales para evitar crear confusión en la ciudadanía.

El año pasado, el conteo rápido de votos se interrumpió y desencadenó las denuncias de un supuesto fraude.

Este año también hubo preocupación en las filas del MAS y entre los observadores electorales internacionales por el retraso de los resultados de las encuestas a pie de urna. Al parecer, la culpa fue de la reticencia de los votantes a decirles a los encuestadores el candidato que habían elegido.

Un tuit de Luis Almagro, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), felicitó al pueblo boliviano por su conducta cívica y compromiso con la democracia, y a la Misión de Observación Electoral de la OEA en Bolivia, "por su profesionalismo, independencia y compromiso con las instituciones democráticas del continente".

Ha pasado casi un año desde que Bolivia acaparó titulares por el fraude electoral del 20 de octubre de 2019 y la caída del régimen de Evo Morales tras 14 años de mandato socialista.

Nadie quiere que se repitan los disturbios de octubre del 2019, cuando la economía del país quedó paralizada durante tres semanas. Finalmente, la Policía se amotinó y las Fuerzas Armadas se volcaron contra el Gobierno. Morales renunció, huyó a México y, finalmente, se refugió en Argentina. La semana siguiente a su exilio se produjeron actos de violencia y represión que se saldaron con más de 30 muertos y cientos de heridos.

Jeanine Áñez, una senadora opositora que llega al cargo por sucesión constitucional, prometió que llamaría a un proceso electoral cuanto antes, pero la pandemia lo impidió. Las elecciones –en las que la propia Añez decidió participar– fueron postergadas dos veces.

En septiembre, tras una muy criticada gestión de la crisis sanitaria, Áñez renunció a su candidatura para facilitar la concentración del voto anti-MAS. Una concentración que, finalmente, no parece haberse producido.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985