Ricardo Cabrisas, el negociador cubano de la deuda Foto © ACN

Club de París renuncia este año a cobrar la deuda cubana pero impondrá sanciones

Las naciones agrupadas en el Club de París han renunciado este año al pago anual de Cuba por la deuda reestructurada, pero planean imponer una sanción al país caribeño, según reportaron a la agencia Reuters fuentes diplomáticas familiarizadas con el tema.

Esas negociaciones cubrirán vencimientos impagados y multas, así como el esquema de pagos futuros, dijeron las fuentes.

Cuba lleva dos años seguidos sin realizar el pago completo del adeudo antes del 31 de octubre.

Tras el incumplimiento de este año, el Gobierno cubano solicitó en enero una moratoria de dos años y la exención de sanciones por pagos atrasados​​ debido a la nueva pandemia de coronavirus.

La respuesta de los prestamistas fue ofrecer a Cuba una moratoria de un año.

El turismo en la Isla caribeña ha estado cerrado la mayor parte de este año y los ingresos por exportaciones han disminuido notablemente, mientras el Gobierno ha anunciado su enésimo plan de reformas para una economía notoria por sus ineficiencias.

Mientras tanto, el país padece una visible escasez de alimentos, medicamentos y otros bienes, y atribuye las culpas al "bloqueo norteamericano", reforzado con las nuevas sanciones de la Administración Trump.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha pronosticado que el crecimiento de la economía cubana disminuirá un 8 por ciento este año, luego de promediar aumentos del 1 por ciento desde 2016, según las cifras oficiales.

El grupo de Cuba del Club de París está compuesto por Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón, Países Bajos, España, Suecia y Suiza.

"Los acreedores, desde el Club de París hasta Rusia y China estarán muy animados por la devaluación y otras medidas", dijo a Reuters un banquero occidental que prefirió el anonimato.

Otro de los diplomáticos con conocimiento de la situación del Club de París dijo a Reuters: "Sr. Cabrisas, necesita venir a hablar con nosotros", en referencia al viceprimer ministro, encargado de las negociaciones sobre la deuda.

En mayo, Cabrisas viajó a Rusia para discutir la reestructuración de la deuda de la era soviética, así como nuevas deudas y planes económicos. Allí aseguró que Cuba también estaba teniendo problemas para cumplir las obligaciones económicas con sus aliados.

El acuerdo del Club de París de 2015 perdonó 8 500 millones de dólares de 11 100 millones de la deuda externa, que Cuba incumplió hasta 1986, más los cargos. El reembolso de la deuda restante en cuotas anuales se reestructuró hasta 2033 y parte de ese dinero se asignó a fondos para inversiones en Cuba.

Según el acuerdo, los intereses quedaron condonados hasta 2020, y después de eso, solo queda el 1,5 por ciento de la deuda total pendiente.

El acuerdo también establece que si Cuba no cumple con un cronograma de pago anual en su totalidad dentro de los tres meses posteriores a la fecha límite del 31 de octubre, se le cobrará un interés de mora del 9 por ciento, más intereses atrasados.

Cuba debe este año un estimado de 85 millones de dólares.

La Habana informó por última vez una deuda externa de 18 200 millones de dólares en 2016, y los expertos sostienen que ha aumentado significativamente desde entonces. El país no es miembro del Fondo Monetario Internacional ni del Banco Mundial.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985