Edificios en el Malecón Foto © Wikipedia

Instalan elevadores rusos en Cuba

La empresa de ascensores UNISA (Unidad Nacional de Instalaciones y Servicios de Ascensores) ha realizado el montaje de 37 nuevos elevadores en Cuba en 2020, sustituyendo los antiguos por nuevos aparatos de fabricación rusa, informa un reportaje del Noticiero Estelar

Desde el año 2007, en el que se inició un programa de sustitución de viejos aparatos, la empresa ha montado 467 nuevos elevadores. Casi la totalidad de estos equipos eran de fabricación norteamericana, tenían más de 60 años de explotación y “presentaban frecuentes roturas”.

Para este año, la empresa tenía previsto el cambio de 62 elevadores, pero hasta la fecha solo ha conseguido montar 37. La sustitución de estos equipos forma parte de una llamada política de vivienda cuya voluntad es la de “elevar el bienestar de la población”.

Lo de elevar su bienestar debe resultar irónico a muchos cubanos que viven subiendo y bajando escaleras con la jaba o la bicicleta al hombro durante años. Muchos de ellos han visto pasar los años sin noticias de arreglo o de sustitución de su elevador.

En noviembre del año pasado, el economista Elías Amor comentaba una información del periódico Granma sobre este mismo tema de la sustitución de elevadores en la isla. En su artículo ponía en evidencia la mentalidad burocrática y la ineficiencia de un servicio que tarda años en prestarse mientras que, en la economía capitalista, se trata de algo que se resuelve en cuestión de horas.

Pero en Cuba no hay comunidad de vecinos, hay comités de defensa de la revolución. Tampoco hay clientes que pagan por su derecho a un servicio eficiente, sino usuarios con “actitudes irresponsables que dañan equipos altamente costosos”.

De ahí que el director Técnico Productivo de UNISA –la empresa responsable del buen funcionamiento de los elevadores-, hable de la “importancia de que los vecinos cuiden estos equipos”, que cuestan entre 70 mil y 80 mil euros.

En relación con el precio de estos elevadores, el economista Amor señala en su artículo: “Alguien que compra ascensores por 50.000 dólares debe estar interesado en continuar haciéndolo. Que lo revisen. Acabo de consultar una web española cualquiera, sobre precios de ascensores. La información del precio parte de los 15.000€. Y el precio medio para instalar un ascensor en una comunidad de vecinos oscila entre los 30.000€ y los 50.000€”.

Inexplicablemente, en el plazo de un año y en los propios medios oficialistas del país, los elevadores en Cuba han incrementado su precio de media unos 25 mil dólares, es decir, en casi la mitad del precio que tenían el año pasado. Ciertamente, como señala Amor, se trata de un desfase de precios muy llamativo que alguien debería revisar. Quizás el Director General de UNISA, Gregorio López Chapman tenga algo que comentar sobre por qué su empresa compra elevadores a un precio 1.5 veces más caro respecto al año pasado.

Mientras su empresa sigue "elevando" el nivel de vida de los cubanos, el pasado 12 de septiembre se tuvo que lamentar otro accidente mortal por la precipitación de un elevador en el hotel Meliá Habana. Muchos otros cubanos siguen esperando por años que les arreglen o cambien su elevador, entre ellos algunos que por su avanzada edad o condición física, les resulta una odisea resolver sus necesidades diarias bajando y subiendo un laberinto de escaleras.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985