Leodna Matamoros Torres, de 34 años, lleva un año desaparecido. Foto © CiberCuba

"Mi hijo tiene VIH, se fue de Cuba en bote y lo dejaron tirado en un cayo: está desaparecido"

Leodán Matamoros Torres (19 de abril de 1985) se subió a una balsa con un amigo hace un año y nunca más se supo de él. "Tenía VIH, se fue de Cuba en un bote de plástico y lo dejaron tirado en un cayo", dice a CiberCuba su madre, Elsy Torres Zulueta.

La historia de Matamoros podría ser la de un balsero más de no ser porque su familia no se cree la explicación que dio su compañero de viaje, cuando regresó sano y salvo a la Isla. La Policía lo encontró por Villa Clara y les contó que Leodán había ido a buscar comida en un cayo deshabitado y que antes le había dicho: "Si no regreso, tú te vas".

Los equipos cubanos de Búsqueda y Rescate intentaron encontrarlo, pero al cabo de una semana, llamaron a su madre a Jaimanitas y le informaron de que abandonaban las labores de rastreo. El amigo  de Matamoros, Rolando Cruz Barzaga, nunca ha podido explicar en qué cayo lo dejó abandonado.

Matamoros era pescador, conocía el mar y estaba enfermo de VIH. Lo contagió hace ocho años una novia que tenía en Guanabacoa. Desde entonces, él dependía de los antirretrovirales. Su madre sabe que sin esos medicamentos es casi imposible que haya podido sobrevivir en un cayo abandonado durante un año. 

El joven de 34 años desapareció el 12 de noviembre de 2019. Ese día salió de la casa donde vivía con su hermana, en Playa Baracoa (Bauta, Artemisa), hacia La Loma, a jugar dominó y a darse unos tragos. Allí estuvo tomando con sus amigos y de regreso se encontró con Rolando Cruz Barzaga.

Los vecinos los vieron pasar a los dos juntos por la orilla del río que está a la espalda de la casa de Cruz Barzaga. Fue la última vez que se le recuerda con vida.

A la semana sin noticias de Leodán Matamoros se corre la voz por el pueblo: "¡Aparecieron!", pero no era del todo cierto. Había aparecido Rolando. Estaba solo y lo encontraron por Villa Clara. Un barco de cemento lo recogió y lo llevó a puerto sin quemaduras ni deshidratación.

Al poco lo trajeron para la Policía de Bauta y de ahí para la de San Antonio, adonde se acercó la madre de Leodán Matamoros para averiguar qué estaba pasando.

El jefe de la Seguridad de esa zona, un oficial llamado Yordanis, le permitió hablar con Rolando Cruz Barzaga. "Lo vi y le pregunté por mi hijo y me dijo que se había quedado en un cayo, donde no había vida humana. Eso es mentira. Después de eso ha sido el peloteo de la Policía y entre una cosa y la otra ha pasado ya un año".

Rolando nunca supo explicar en qué lugar, en medio del mar, abandonó a Leodán. "Yo creo que lo tiró al agua. Rolando es una persona mayor. Tiene 63 años. Vivió más de 20 años en Estados Unidos y vino para acá (para Cuba) porque le dio un tiro a uno allá (en EE.UU.). Octavio, el jefe de la Policía de Baracoa, me dijo que lo busca la Interpol", cuenta Elsy Torres a CiberCuba.

Según le explicó el compañero de viaje de su hijo, el bote era pequeño y los cogió un frente frío en el mar. "Mi caso parece una película de terror. Llevo un año esperando que me digan algo y jamás me han dicho nada. Yo quiero justicia para mi hijo. Mi vida está destrozada", añade la madre.

Elsy Torres se ha mudado de Playa Baracoa para no verle la cara a Rolando Cruz. "Mi hijo tomaba antirretrovirales. Sin eso no podía vivir y no se los llevó", insiste.

Leodán Matamoros no es el único balsero desaparecido este año en Cuba. En Matanzas siete familias buscan a sus hijos que salieron en balsa y podrían estar detenidos en Bahamas, pero nunca se han comunicado con Cuba.

Los gemelos Sandy y Yandy Morejón Brito subieron a una "lancha inventada" junto a otras seis personas y abandonaron Cuba, de manera ilegal, el 23 de febrero de 2020. Ninguno de los ocupantes de la embarcación ha dado señales de vida. Los suyos tienen la esperanza de que estén presos.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.