Actor cubano Alejandro Cuervo Foto © Cortesía del entrevistado

Entrevista al actor cubano Alejandro Cuervo: “Lucir bien me ha dado mucho en la vida”

El actor Alejandro Cuervo, oriundo de San Luis y uno de los rostros masculinos más populares de la isla, es de lo más cercano que podemos encontrar a un galán de televisión en la Cuba del siglo XXI.

Sin embargo, actuar no le ha satisfecho las principales necesidades al también modelo de 34 años. La experiencia de más de una década como presentador de espectáculos nocturnos ha sido la encargada de su bienestar económico. Según explica en exclusiva a CiberCuba, esa vida le ha despertado el gusto por la madrugada y lo ha hecho prestar especial atención a su apariencia física. 

Con un espíritu tan inquieto como sus ojos, el joven artista siempre encuentra en qué emplearse a fondo, sea en una película, una novela, un videoclip o un show en vivo. Ya dueño de una laureada carrera, alimenta sus ambiciones profesionales constantemente.

Cortesía Alejandro Cuervo

Ni lento ni perezoso, a lo largo del aislamiento social Alejandro ha sabido aprovechar las potencialidades de las redes sociales como nueva fuente de sustento. Como casi todo en la vida, “hay que sacarles provecho a las oportunidades, y es algo que he sabido hacer con la presentación, la actuación y ahora las redes”. 

Para Alejandro, que practica fútbol y raquetbol en los ratos de ocio y se declara fanático del béisbol de los noventa, sería impensable vivir sin libertad. “Trato en la vida de hacerlo todo lo mejor posible para mantenerla siempre porque es algo que disfruto”.  

¿Cuál dirías que es tu principal don?

Yo no diría que es un don, sino una cualidad, que es la de ser comprensivo. Entender cómo las personas pueden tener una opinión diferente a la mía o cómo una persona puede tener una opinión distinta de otra. En el mundo en que nos encontramos estamos muy escasos de esa comprensión, de entender que otro no tiene que pensar igual que tú ni le tienen que gustar las mismas cosas que a ti. 

¿Qué es lo que más disfrutas de actuar?

Una de las cosas que más disfruto de mi carrera es la posibilidad de vivir épocas, personalidades, sentimientos diferentes, unos que están lejanos a mí; otros, cercanos. Que la vida me traiga todo el tiempo días diferentes, en diferentes lugares, en diferentes horarios, con diferentes personajes. A veces en un mismo día estoy haciendo un trabajo en la mañana y salgo corriendo cambiándome de ropa para otro en la tarde. Creo que esa premura que me toca a veces, que es estresante y difícil, es lo mejor. Es incomparable.

¿Qué es lo más arriesgado que has hecho como actor?

Rechazar un personaje por no sentirme preparado para hacerlo. Quizás en su momento hubo personas que no estuvieron de acuerdo con mi decisión, pero se trataba de la cúspide de la actuación, que es Hamlet, de Shakespeare. Fue un cuento para televisión, con mucha prisa, sin la posibilidad quizás de los ensayos necesarios, y decidí, para mí inteligentemente, no hacerlo. Corrí el riesgo con el director, que podía después no volver a llamarme para más trabajos, y de que tal vez alguien lo viera como una actitud cobarde, pero creo que en ese momento la decisión fue la mejor.  

¿Por qué es importante para ti lucir bien?

Porque me hace sentir bien conmigo mismo y las personas lo agradecen. De hecho, hay trabajos que me llegan por eso, sobre todo ahora en redes como Instagram. La gente me conoce gracias a la televisión, pero también porque les gusta lo que uso y cómo me queda. Es algo de lo que vivo porque represento marcas. Eso hace que gane seguidores y todos esos mensajes lindos que me ponen. Simplemente he tratado de cuidar algo con lo que nací para mantenerlo lo mejor que pueda. Lucir bien me ha dado mucho en la vida.

Cortesía Alejandro Cuervo

¿Hasta qué punto tu éxito como actor se debe al atractivo físico? 

No sabría en unidades de medida decirte cuánto, pero sí creo que un gran por ciento se debe a la imagen. Por la imagen me han llegado muchos personajes y se me ha dado la posibilidad de mostrar otras cosas que también existen en mí. 

Más allá de eso, ¿qué es lo que para ti hace a un buen actor? 

Lo que es un buen actor es relativo, como lo es el arte mismo. Creo que es quien es capaz de interpretar personajes con diferentes psicologías de una manera creíble, con verdad. Hay actores que les gustan más al público y otros a la crítica y están los que les gustan a ambos bandos y creo que ahí es donde se une la mejor actuación.

Cortesía Alejandro Cuervo

¿En cuál de los diversos medios en los que te has desempeñado te has sentido más cómodo?

El que más disfruto es en el que más he estado, que ha sido la televisión. En el cine se trabaja muy bien, pero con más tiempo y tranquilidad, con más ensayo, con más cuidado con la visualidad y la interpretación. Pero la premura de la televisión, que te haga una escena hoy del primer capítulo y cortando me cambio de ropa y hago una del último capítulo. Esa magia, esa inmediatez de la televisión, me encanta.

¿Qué papel desempeñarás en la telenovela Volver a mirar

Volver a mirar es una novela cuya grabación se está retomando en estos momentos. Es un personaje positivo con cosas negativas, pero no es malo. Al principio, por una buena causa, que es no tener dónde vivir, tiene negocios ilícitos, que hay quienes son capaces de hacerlo y otros no, pero no por eso son malas personas. Incluso será un buen padre de familia. Se trata de una novela bonita. La dirección es de Ernesto Fiallo y el guión de Yoel Infante y Amílcar Salatti.  

Podríamos considerarte un galán de televisión. ¿Qué implica para ti que te reconozcan como tal?

Las personas me llaman así y me dicen que soy de los pocos galanes que quedan aquí, pero no me preocupa eso porque lo bueno es que tengo la posibilidad de hacer papeles de galán y de otro tipo, que se me dan muy bien. Me lo dicen todo el tiempo y no sé si es que no me lo creo o si lo creo y es ya algo muy normal. Yo soy actor. De lo que he hecho, tal vez solo un 10 o un 5 por ciento haya sido de galán. No tienes que ser lindo y alto para ser un galán, sino tener gracia, un ángel. Aunque es algo que no ha sido mi propósito, lo agradezco. 

Un actor debe ser versátil. ¿Qué otras actividades, además de jugar pelota, por ejemplo, han complementado tu preparación como actor?

Lo que más ha complementado mi carrera como actor ha sido la presentación.

¿Qué te ha aportado el trabajo como presentador?

Hay personas que me admiran como el presentador. La conducción me ha aportado versatilidad, buena dicción, poder de improvisación. Me ha ayudado a no temerle a ser yo mismo delante de un público, a manejar situaciones en entrevistas, a tener en vivo la oportunidad y el desafío de compartir con artistas y personajes de todo tipo, donde he tenido que desdoblarme y prepararme para preguntas y respuestas. Me ha dado la posibilidad de viajar como presentador a otros países y mejorar mi vida personal y económicamente ya que la actuación en Cuba no es remunerada como debería ser, al igual que otras profesiones. La noche se paga mejor y me ha permitido tener mi casa, mi carro, las cosas que, quizás con la actuación, no hubiera tenido aún.   

¿Cuál dirías que es el principal problema que enfrenta un actor hoy en Cuba?

El mayor problema que tenemos todos los que vivimos de un salario por muy estudiados y universitarios que seamos es el económico. Estamos en un proceso de cambios que habrá que ver cómo resulta porque si suben los salarios y suben los precios, no hacemos nada. Esa es la razón por la que muchos actores se van del país. En mi caso, la presentación me ha dado la posibilidad de resarcir ese talón de Aquiles que tenemos aquí los profesionales. Hago lo que me gusta, que es actuar, por eso vivo en Cuba. El trabajo como presentador me ha dado unas condiciones mínimas de vida, que para mí son muy importantes. Yo no podría vivir del arte y no tener mañana zapatos para mis hijos (que no los tengo). Si eso ocurriera yo dejaría la actuación. Si no se puede actuar pues no se actúa y se hace otra cosa por la familia, por la supervivencia y por la comida, tan sencillo como eso.

¿Qué es lo que más te sigue conectando con el lugar donde naciste? 

Lo que más me atrae, me hala a mis raíces, es mi familia que vive allá completa: mi papá, mi mamá, mi hermana, mi sobrino, mi abuela, mis tíos, mis primos... Trato de ir todos los meses una o dos veces y de pasar un buen tiempo allá con ellos. Son todo para mí.

Alejandro Cuervo con su pareja / Cortesía

¿Hay algo especial que te guste hacer cuando visitas el campo?

Me encanta el río y montar a caballo, pero como al campo que voy casi siempre es al mío, de un tiempo para acá lo que más hago es estar en casa con mi familia. Uno madura y los intereses cambian. Antes salía con mis amigos, íbamos a la playa, pero ahora voy y casi ni salgo a no ser que sea para ver a mi abuela que vive un poco lejos. Me centro en contar todo lo que me pasa, que es lo que quiere mi familia.  

Eres un fanático del beisbol. ¿Por qué si eres pinareño has dicho que prefieres a peloteros como Javier Méndez, Antonio Pacheco, Juan Padilla o Ariel Pestano, que no son de tu tierra? 

En esa entrevista me refería a los que pudiera interpretar porque mi ídolo más grande es pinareño, que es Omar Linares. Soy fan del equipo Cuba y de esa época dorada que tuvo el béisbol cubano en los noventa, que fue lo que pude disfrutar en mi niñez. Yo soy un hombre muy práctico y ese día pensé en aquellos a quienes podría interpretar, que son estrellas, glorias de nuestra pelota.  

Has sido multipremiado. ¿Cuál ha sido el mayor premio que has tenido en tu carrera?

El mayor reconocimiento que he tenido ha sido el del público. Las personas disfrutan mi trabajo, les gusta lo que yo hago, les gusto yo, en general, y me brindan mucho cariño en la calle. Antes no existía un termómetro para medir realmente la admiración y el respeto del público, pero en este tiempo de internet y redes sociales no podría decir cuántos mensajes me llegan diariamente, no sé con cuántos adjetivos lindos de amor, de agradecimiento, de alegría. Eso es incomparable, lo mejor de mi carrera. Trato de ser recíproco, de responder todos los mensajes.

¿Tienes algún trabajo entre manos? 

Ahora acabo de hacer un cuento bajo la dirección de Yeandro Tamayo, algo que disfruté muchísimo. Fue un trabajo fuerte, de una semana a full, sobre todo en la parte artística. Tiene una linda fotografía de Alexander González para una obra de Ernest Hemingway, versionada por Yeandro. No soy una persona que tenga en la mirilla un personaje o algún director, aunque claro, ¿quién no quisiera trabajar con Fernando Pérez en Cuba, que es el más grande director que hemos tenido? Pero no es algo que esté pensando todo el tiempo. Lo que venga, decido si lo hago o no y sigo trabajando. Quiero que mi carrera siga como ha ido hasta ahora, con mucho quehacer.   

¿Qué tres cosas te llevarías sin falta a una isla secreta?

La lámpara de Aladino, la más joven de las hadas madrinas para que me acompañe y la varita de Harry Potter si la encuentro, a ver cómo me entretengo yo por allá.

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Archivado en:

Katheryn Felipe

(La Habana, 1991) Licenciada en Periodismo por la Universidad de La Habana en 2014. Ha trabajado en diversos medios impresos, digitales y televisivos.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985