Dulce de leche (imagen de referencia). Foto © Captura de Youtube

Investigación "científica" en Cuba logra que el dulce de leche en barra dure más días sin echarse a perder

Las ciencias en Cuba se plantean diariamente grandes desafíos, uno de los más frescos ha sido lograr que el dulce de leche en barra que se vende en los llamados mercados ideales, dure más días sin echarse a perder.

La tesis en opción al título de máster en Ciencias químico biológica, de Adriana Rodríguez Rodríguez, trabajadora de la empresa de productos lácteos Granlac, de Granma, responde así a las exigencias de la población, que devolvía y reclamaba por la calidad del producto.

Rodríguez, a partir de tal inquietud, realizó una evaluación de la estabilidad físico químico y microbiológica del dulce de leche saborizado en barra comercializado en los mercados ideales, destaca el periódico La Demajagua.

En sus apreciaciones, Rodríguez comprobó que, en efecto, el dulce de leche en barra presentaba afectaciones microbiológicas antes de los siete días de garantía, conservándose a temperatura ambiente.

“La tesis permitió corroborar que un conservante químico aumentaba la estabilidad físico químico y microbiológica, lo cual aumentaría su durabilidad y los niveles de producción en al Ueb dietéticos Bayamo. Durante dos años estudiamos la venta de este producto en el mercado, demostrándose que la temperatura y la humedad, propiciaban la formación de hongos y levadura”, explicó la joven.

“Posteriormente realizamos un estudio preliminar con el uso de ocho conservantes, demostrándose que el sorbato de potasio, a una concentración de 0.11 por ciento, resultó ser el más eficiente para la elaboración del dulce saborizado, otorgándole una estabilidad por 30 días a temperatura ambiente”, añadió.

De esa manera, pues, los consumidores podrán conservar por un mes el referido dulce sin temor a complicaciones. Para mayor garantía, el Instituto de investigaciones de la industria alimenticia, en La Habana, demostró que la composición nutricional del producto se mantuvo estable.

La entidad autorizó el uso del sorbato de potasio como conservante, con una aval y perfil toxicológico emitido por el Centro de toxicología y biomedicina de la Universidad de ciencias médicas de Santiago de Cuba. Con la adición de este conservante químico, la Ueb Dietético logró la conservación del dulce de leche en barra a una temperatura de hasta 34 grados a temperatura ambiente.

Esto son buenas noticias para un país en que consumir productos lácteos no es tan habitual como en otros. Los niños cubanos solo reciben hasta los 7 años una cuota de leche por parte del Estado. El propio Gobierno admitió no hace mucho que cuesta más producir un litro de leche en el país que importarlo.

De ahí que sucedan cosas tan esperpénticas como que un Fórum de Ciencia y Técnica premie a un cubano por hacer un flan sin leche, algo que, casualmente, también sucedió en la provincia de Granma, hace 2 años. La prensa oficialista destacó entonces que el producto presentaba calidad, un precio módico y además contaba con gran aceptación entre los comensales.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985