Foto © Collage Facebook/Rebeca Proenza - Vanguardia/Carlos Alejandro Rodríguez

Actriz Rebeca Proenza a Israel Rojas: "En Cuba sí hay censura y nadie puede decir lo que piensa"

La actriz cubana Rebeca Proenza respondió con dureza a Israel Rojas, luego de que el líder de Buena Fe se refiriera a la concentración de personas en las inmediaciones del Ministerio de Cultura (MINCULT), del 27 de noviembre, en términos poco amigables e invocadores de “objetivos imperiales de dominación”.

Proenza -que participó junto al músico en el videoclip del tema Ser de Sol (2012)- invocó la censura que padeció el propio integrante de Buena Fe por el beso lésbico de dos mujeres en escena.

Le echó en cara, además, contradicciones en su discurso y confesó sentirse decepcionada tras haber creído que su música “era otra cosa”, al tiempo que calificó de “falta de respeto” que el músico intentara degradar la manifestación pacífica del MINCULT.

“Fui yo la que comentó porque nada me da más gracia que alguien se contradiga en su mismo discurso de mierda. Si lo borras aquí te lo dejo Isra, me das pena", dijo tras compartir junto a su texto una captura de la publicación que originó su respuesta y un comentario que ella misma le hizo a Rojas.

"Empezaste diciendo ‘te atraparé por el cuello’ y nos creímos todos incluida yo que aquella música era otra cosa. Tampoco estábamos conscientes o CONCIENTES como lo escribes tú”, reprochó la joven.

“Jamás me ha separado la política de nadie, pero el querer degradar lo que paso ese día y haber ido ahí sin que te llamaran solo para degradar es una falta de respeto a los cientos de amigos míos ninguno pagados por nadie que estuvieron ahí, frente al mismo instituto que te censuró a ti mismo”, añadió.

En Cuba sí hay censura y nadie puede decir lo que piensa, o no te acuerdas que te gastaste el dinero en un videoclip donde trabajé yo y lo censuraron solo porque había un beso de dos mujeres? ¡No me jodas! Los viejos chochos háganse a un lado que es la juventud la que habla ahora”.

La actriz concluyó con ironía que “estar ahorcado no es tan malo cuando le cobras en CUC el salario de tres meses a los cubanos por verte cantar”.

En la publicación de Israel Rojas que motivó la indignación de Rebeca Proenza, el músico confesó que fue al MINCULT por ser consciente de que "contra Cuba se libra una Guerra de Quinta Generación que intenta desestabilizar y dividir a la sociedad cubana para lograr los objetivos imperiales de dominación".

Hizo alusiones al "poder blando" e incluso citó bibliografía sobre teorías que en su opinión estarían intentando ser liberadas en Cuba.

Rojas aclaró que estuvo allí como estará "siempre que crea que se esté preparando un escenario para pasar de la guerra fría, a la caliente". Como broche a sus palabras, el músico compartió un dramático vídeo que mostraba a un niño víctima de la guerra en Siria.

El líder de Buena Fe no perdió oportunidad, incluso de mencionar a nuestro medio en su delirante publicación.

"Aquí les dejo uno de esos links que me llevan a una imagen que expresa a que peligros nos enfrentamos, cuando se acaben las palabras y los post de Facebook y las alabanzas de Cibercuba y el doble discurso para caer bien...y la ignorancia nos traiga esta realidad, que espero jamás ocurra. Yo soy revolucionario. Jamás lo he negado, ni lo negaré. Me voy a morir así. Pero sobre todo, soy padre de tres hijos", concluyó, como si entre censura y dictadura -de una parte- y bombardeos y guerras -de otra- no hubieran democráticos términos medios.

El 27 de noviembre, cientos de personas se concentraron junto a la sede del Ministerio de Cultura de Cuba durante varias horas hasta que una treintena de artistas, intelectuales y periodistas, pudo entrar a exponer sus demandas al viceministro Fernando Rojas y a otros funcionarios del Gobierno.

Aunque los acuerdos alcanzados han sido puestos en entredicho y muchos temen que no sean cumplidos por el gobierno, la realidad indica que lo acontecido en el MINCULT fue un hecho inédito en las últimas décadas, consecuencia directa del impulso sembrado por los integrantes del Movimiento de San Isidro, que permanecieron acuartelados en su sede durante más de una semana en demanda de la libertad del activista Denis Solís.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba