La Policía desaloja con armas largas a cubanos varados en aeropuerto de Surinam

"Vinimos de compra, nos cogió la COVID, la caravana a EE.UU. y ahora el peloteo", dice China Domínguez, una de las entre 70 y 80 cubanos abandonados a su suerte sin poder despegar de Paramaribo hacia Holguín.

Cubanos tirados en el aeropuerto de Surinam. Foto © CiberCuba

La Policía de Surinam desalojó ayer con armas largas a entre 70 y 80 cubanos que llevan tres días varados en el aeropuerto de Paramaribo, capital de Surinam, a la espera de poder embarcar en un vuelo con destino a Holguín.

El desalojo se produjo entre las 11:00 pm y las 12 de la medianoche, pese a que el toque de queda está fijado en Paramaribo a las 9:00 pm.

"Ayer la Policía vino con armas largas y nos tiró los bultos para afuera y nosotros, muy educadamente estamos esperando, sobrellevando la situación, esperando a que nuestros representantes (Embajada de Cuba en Surinam) den la cara por nuestros derechos", asegura una portavoz de los afectados por la cancelación de vuelo en un vídeo al que ha tenido acceso CiberCuba.

"Nosotros lo que queremos es saber la hora del chequeo (para subir al avión). Ni manden más guaguas ni manden a nadie a negociar con nosotros. No lo vamos a aceptar. Estamos exigiendo nuestros derechos. En otros países todo esto hay que pagarlo e indemnizarlo. Aquí hay niños. Aquí hay mujeres operadas. Está todo el mundo haciendo lo correcto y no recibimos una información de nadie", añade.

Otro portavoz del grupo de cubanos varados en el aeropuerto de Surinam afirma que las autoridades diplomáticas cubanas les han dicho que están haciendo gestiones para buscar una salida, pero les reprocha que "ninguno de ellos (diplomáticos cubanos) se ha pasado por aquí (por el aeropuerto)".

El viaje a Cuba se ha suspendido porque supuestamente el Gobierno de Surinam no autoriza el despegue del avión, asegura a CiberCuba China Domínguez, una de las afectadas por la cancelación.

Los damnificados permanecen en estos momentos en el exterior del aeropuerto Johan Adolf Pengel, con sus bultos, durmiendo en el suelo, sin comer ni bañarse desde hace 72 horas.

Todos compraron los billetes el pasado 9 de diciembre a la agencia de la aerolínea Loyalty Airline NV. Lo hicieron porque la Embajada de Cuba en Surinam intermedió ante el temor de los cubanos de que se tratara de una estafa. Las autoridades consulares cubanas garantizaron que habían contactado con la agencia y que todo estaba en orden.

"Ellos, como funcionarios de la República de Cuba dijeron que este vuelo no tenía ningún tipo de problemas, sino, nadie compra pasajes porque aquí todo el mundo sabe la situación que hay en este país con Fly Always, que hay 400 y pico de pasajes trabados y la gente no puede salir", se queja un joven del grupo de los damnificados por la cancelación del vuelo.

"Llevamos tres días sin dormir, sin comer y sin bañarnos. Aquí hay niños, mujeres y personas diabéticas. Estamos vigilados por Policía armada", dice China Domínguez a CiberCuba.

"Nosotros lo que queremos es regresar. Esto no es disidencia, ni es caravana ni es nada. Queremos regresar, que hace ocho meses que estamos parados aquí por la COVID y por dinero. Aquí nadie tiene renta y aquí nadie tiene trabajo. Aquí nadie tiene dinero", recalcó.

Además, avanzó que si no los dejan abordar el avión, terminarán instalándose en un terreno que está frente al aeropuerto porque ninguno tiene dinero para buscarse una casa.

"La única solución para nosotros aquí es que nos digan que hay un avión aquí, que nos van a chequear y que nos vamos para Cuba", insistió otra afectada.

Muchos de estos cubanos salieron de Cuba a hacer compras y quedaron atrapados en el extranjero tras el cierre de las fronteras de la Isla, el pasado 24 de marzo por la pandemia del coronavirus.

Aunque las autoridades de la Isla reabrieron las fronteras a mediados de octubre, estos cubanos que tienen la intención de regresar al país quedaron atrapados por la prohibición de regresar con más de 32 kilos por maleta, que fue derogada en cuanto abrió el aeropuerto de La Habana.

Allanado ese primer obstáculo, vino la caravana de cubanos que pretendía llegar desde Surinam hasta Estados Unidos y que puso a la opinión pública del país en contra.

Superado este tropiezo, sólo faltaba encontrar una aerolínea fiable que los llevara de vuelta a casa. Y eso fue lo que les garantizó la Embajada de Cuba en Surinam.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba