Cubanos en la selva del Darién, rumbo a Estados Unidos Foto © Facebook / Yosmel Barrios

Migrantes cubanos se reencuentran en la selva del Darién tras varios días perdidos

Un grupo de cubanos se reencontró este fin de semana luego de seis días perdidos en la selva del Darién. Uno de los migrantes, que ha venido documentando el trayecto en sus redes sociales, compartió imágenes del momento.

“Después de seis días en la selva sin comida y sin poder dormir pensando en mis amigos de travesías que se habían perdido ya estamos todos juntos de nuevo”, explica.

El cubano Yosmel Barrios ha documentado en facebook la travesía que recorre a través de varias fronteras sudamericanas hasta la selva panameña. El propósito del viaje es continuar rumbo hacia Estados Unidos, donde pretende solicitar asilo.

Según las imágenes que ha publicado en su perfil de Facebook, partió junto a un grupo de cubanos desde Montevideo, Uruguay, atravesando Brasil, Perú, Colombia hasta llegar a Panamá. En las fotos que recoge de su trayecto puede verse la presencia de menores de edad, así como mujeres y hombres de varias generaciones. 

La región del Darién es una enorme barrera selvática que los grupos de cubanos deben sortear en su paso desde Sudamérica hasta Estados Unidos. Estos, no solo se enfrentan al peligro de atravesar la región más impenetrable y peligrosa del continente sino a ese otro escenario donde confluyen corredores del narcotráfico y guerrillas.

El Tapón del Darién ha cobrado la vida de cientos de cubanos desde que se levantó la Ley Pies Secos / Pies Mojados obligando a los grupos migratorios de la isla a redireccionar su ruta a Estados Unidos, esta vez, desde países con "libre visado" como Guyana u otros con políticas migratorias favorables a los cubanos (Uruguay o Chile).

Según refleja Yosmel Barrios, emprendió el viaje sin su familia, puesto que su hijo de 7 años aún permanece en Cuba. Algunos miembros del grupo llevan dos meses de trayecto. En las fotos puede verse a varios cubanos lavando sus ropas o aseándose en un río de la región del Darién.

En su primer día al frente del gobierno en Estados Unidos, Joe Biden envió al Congreso una propuesta de reforma migratoria calificada como "la más progresista en la historia" de ese país, dentro de la cual contempla la suspensión del programa "Permanezcan en México", que permitió al gobierno de su predecesor, Donald Trump, enviar al país vecino a los solicitantes de asilo. 

Bajo este señuelo varias caravanes de migrantes se aventuran ante lo que pareciera una flexibilización de las políticas fronterizas y de asilo, sin embargo, la administración de Biden ha pedido tiempo para reordenar la crisis migratoria que experimentó el país en los últimos cuatro años. Varios funcionarios del nuevo gabinete han manifestado expresamente que este no es momento para emigrar a Estados Unidos, de acuerdo a la situación epidemiológica que atraviesa el planeta y que obstaculiza la realización de cualquier otra dinámica.

Aunque la administración del actual presidente Biden anunció la pasada semana la suspensión de las inscripciones en el programa “Permanezcan en México” aclaró que mantendrá las restricciones en la frontera.

Las deportaciones fueron también suspendidas por 100 días, pero el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) indicó que se encuentra revisando los procedimientos de asilo pendientes y que mientras tanto no admitirá nuevas inscripciones en el programa, lo cual requiere que los solicitantes de asilo permanezcan en México durante el tiempo de trabajo de esta instancia.

Las nuevas resoluciones express para paliar la crisis no han ofrecido alivio para las 60.000 personas que han que pedido actualmente el asilo y se encuentran varados a lo largo de la frontera.

Las políticas migratorias del presidente Biden giran alrededor de la nacionalización de los Dreamers, o niños inmigrantes que arribaron al país de forma ilegal acompañando a sus padres. Esta orden ejecutiva fue creada por Barack Obama en beneficio de esta comunidad, y modificada por Donald Trump en 2017, negando las nuevas inscripciones al programa para niños que arrivasen después de la fecha.

El grupo de trabajo de Biden pretende, además, reunir a unos 545 niños migrantes separados de sus padres en la frontera sur de EE.UU. tras quedar varados en este territorio cuando sus padres fueron deportados a sus países de origen.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba