Cubana escribe a Díaz-Canel en nombre de su hijo enfermo: "Te presento a mi madre, quien quiso conocerte y nunca te encontró"

"Díaz-Canel, ¿tú sabías que yo existía en Aguada de Pasajeros? ¿Tú sabías que Dios me dio una madre guerrera? ¿Tú sabías las veces que ella ha visitado el Consejo de Estado desde mi nacimiento para darme hoy las condiciones de vida que tengo?"

María Caridad Pérez junto a su hijo discapacitado Foto © Collage Facebook/María Caridad Pérez

María Caridad Pérez, una madre cubana residente en Cienfuegos, ha pedido ayuda a través de las redes sociales para obtener una visa humanitaria para que su hijo enfermo pueda viajar a EE.UU.

En una de sus más recientes publicaciones, Pérez ha recurrido a una hipotética carta a Díaz-Canel en la que ella asume la voz de su hijo discapacitado.

“Díaz-Canel, ¿tú sabías que yo existía en Aguada de Pasajeros? ¿Tú sabías que Dios me dio una madre guerrera? ¿Tú sabías las veces que ella ha visitado el Consejo de Estado desde mi nacimiento para darme hoy las condiciones de vida que tengo?¿Tú sabías que la llaman problemática solo por defender los derechos míos y de mi hermanita?”, se pregunta en parte del texto.

En referencia a la necesidad de ir a Estados Unidos, dice que allí podrá tener alimentos y sondas, y que su madre "podrá respirar y dormir, no pensando que no tiene el dinero para comprarme el pollo o las malangas de mi puré. "

"Díaz-Canel, te presento a mi madre, quien quiso conocerte y nunca te encontró”, concluye la emotiva publicación.

Previamente, María Caridad Pérez advirtió de que a partir de ahora sus publicaciones serán continuas porque necesita apoyo urgente. “Mi política se llama Jesús, mi hijo, se me muere, se me desnutre por día”, escribió y precisó que después pasar de todo a dólares “sus alimentos son totalmente inalcanzables” para ella.

“Se acabó, esta madre levantará su voz porque necesito que mi hijo viva”, añadió; y subrayó que no permitirá que su hijo muera en Cuba por falta de alimentos e insumos médicos, motivo por el cual ha pedido que se hagan eco de su petición “personas importantes” que quieran divulgar su caso.

En otro texto, Pérez precisa que lleva días sin poder dormir porque no aparecen sondas de gastrotomía que necesita su hijo para alimentarse.

“Las he buscado por toda Cuba y no hay, han aumentado los precios de todos los alimentos, ya no se puede ni conseguir un paquete de culeros por moneda nacional. Todo todo lo que consume mi hijo solo está en las tiendas en dólares y por supuesto el Estado cubano me paga una pensión que no alcanza para pagar los gastos y además comprar los dólares verdes para poder suministrarle a mi hijo lo que necesita para mejorar su calidad de vida”, añade.

En su publicación más reciente, la madre rechaza las críticas y espera que valoren su caso antes de juzgarla, al tiempo que advierte que no dejará de publicar uno y cada uno de sus sufrimientos por la enfermedad de su hijo y las ansias de mejorar su vida.

Sobre su otra hija, adolescente, asegura que “ella no tiene la culpa de tener un hermano enfermo”, y pide que no la mezclen con sus ideas y con la necesidad de que su hijo discapacitado, Jesús Lázaro, obtenga una visa humanitaria para Estados Unidos.

En el último año, muchas madres cubanas han recurrido a las redes sociales para pedir ayuda por atravesar situaciones de extrema pobreza o pedir apoyo para hijos a su cargo que presentan algún tipo de discapacidad o enfermedad.

En algunos casos, campañas de solidaridad organizadas desde las redes sociales han dado frutos y se han concedido visas humanitarias para niños enfermos. Tal es el caso de la niña cubana Ashlin Naara Perdomo Núñez y su madre, Yenisel Núñez, quienes regresaron a finales de noviembre a Cuba luego de haber permanecido varios meses en Miami para atender el padecimiento neurológico de la pequeña, de 7 años de edad.

El caso de Ashlin se dio a conocer hace justo un año, cuando la desesperada madre, residente junto a su familia en el matancero municipio de Colón, pidió ayuda para conseguir una visa humanitaria que le permitiera viajar junto a su hija a EE.UU. para recibir un diagnóstico certero de la rara enfermedad que padece la pequeña.

Ashlin y su madre llegaron a Miami el 30 de enero de 2020 y a partir de ahí recibieron el apoyo y la solidaridad de varias instituciones y personal médico.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba