Oswaldo Payá y Harold Cepero Foto © CubaNet

Envían petición a Alta Comisionada de Derechos Humanos para que se aclare la muerte del opositor cubano Oswaldo Payá

Carlos Payá Sardiñas, hermano de Oswaldo Payá (1952-2012), solicitó a la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas que se retome la investigación sobre la muerte del opositor y el joven activista Harold Cepero, acaecidas en condiciones que los familiares consideran que poco claras.

En el documento enviado a Michelle Bachelet se pide no solo la intercepción de la Alta Comisionada para acceder a las actas procesales y evidencias del caso, sino para exigir una investigación transparente, objetiva e imparcial de los hechos con la presencia de expertos internacionales y designados por la familia.

"Esta sería la única forma de llegar a la verdad por las vías jurídicas idóneas y confiables", mencionó Payá Sardiñas.

La petición, que se publicó en la plataforma change.org, tiene hasta el momento más de 10 mil firmas, de las 15 mil que pretende acopiar, con el fin de llamar la atención de Bachelet.

A continuación CiberCuba reproduce íntegramente la petición

Excma. Sra. Dª MICHELLE BACHELET, Alta Comisionada de Derechos Humanos. Organización de las Naciones Unidas

Organización de las Naciones Unidas

Tengo el honor de dirigirme ante usted, en primer término para felicitarle y desearle el mayor éxito en la defensa de los Derechos Humanos de los ciudadanos del mundo, y de igual forma le presento el caso de mi hermano Oswaldo Payá.

Mi hermano Oswaldo José Payá Sardiñas, fue uno de los mas importantes líderes políticos de Cuba en los últimos años, fundador del conocido Proyecto Varela y del Movimiento Cristiano Liberación (MCL) con el Premio Sájarov por el Parlamento Europeo y nominado al Premio Nobel de la Paz.

El activismo de mi hermano Oswaldo Payá estuvo siempre enmarcado en la Defensa de los Derechos Humanos, la Democracia y el diálogo como instrumentos para mejorar las condiciones de vida del pueblo cubano, en tales actividades en el pretendido ejercicio de sus Derechos Civiles, asumió posiciones críticas al gobierno cubano, lo cual generó persecuciones y amenazas de diversa índole, y muy lamentablemente falleció  ( al igual que Harold Cepero, joven activista del MCL)en circunstancias aún no aclaradas en fecha 22 de julio de 2012 en la provincia de Granma (Cuba) presuntamente como consecuencia de un “accidente automovilístico”, según la información pública de las autoridades del Estado de Cuba.

Ninguno de los miembros de nuestra familia ha tenido acceso al expediente realizado por autoridades policiales y judiciales relacionado con el fallecimiento de Oswaldo. Desconocemos la real causa de su muerte según el contenido del protocolo de autopsia forense, los detalles del sitio del suceso y demás evidencias recolectadas y analizadas durante el proceso penal, o si intervinieron otros automóviles durante el evento.

Durante el desarrollo del proceso, no le fue permitido a la familia asistir a las vistas del juicio, ni incorporar la evidencia de que disponemos para esclarecer los hechos, y menos aún, contar con la intervención de asesores legales y expertos forenses que representaran los derechos e intereses de la familia como víctimas indirectas. Tales restricciones generan graves dudas respecto a objetividad e imparcialidad de las autoridades involucradas en el caso. Tal opacidad ha sido el mecanismo de la injusticia.

Nuestro derecho al debido proceso ha sido conculcado y consecuentemente nuestro derecho a la verdad. El tiempo ha transcurrido y tenemos que vivir con la idea fija de las diversas hipótesis existentes de la causa de la muerte de Oswaldo y de las inconsistencias y contradicciones de la versión oficial.

Ruego a usted, honorable Alta Comisionada, que interceda con el Estado de Cuba para lograr en primer término que la familia pueda acceder a las actas procesales, evidencias del caso y, de igual forma, se realice una investigación transparente, objetiva e imparcial de los hechos y circunstancias, en donde participen expertos internacionales y expertos designados por la familia. Esta sería la única forma de llegar a la verdad por las vías jurídicas idóneas y confiables.

Atentamente,

CARLOS PAYÁ SARDIÑAS

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba