Madre de artista del 27N, angustiada por la escalada de odio y calumnias que sigue dividiendo a los cubanos

Me puede dar un infarto ahora mismo, pero no será por los mensajes de odio y las mentiras de los medios de comunicación oficiales del Estado, dijo.

Inés Casal y su hijo Julio Llópiz Casal Foto © Julio Llópiz-Casal/ Facebook

La cubana Ines Casal Enríquez, madre de Julio Llópiz Casal, uno de los artistas que se concentraron el 27 de noviembre en el Ministerio de Cultura, dio a conocer su ‘Carta de una madre angustiada’, en la que condena la campaña de odio y calumnias del régimen “que sigue dividiendo a los cubanos”.

“Me puede dar un infarto ahora mismo, pero les digo que no será por los mensajes de odio y las mentiras que salen en los medios de comunicación oficiales del Estado Cubano”, expresó en una publicación en su muro de Facebook.

Ines dijo que solo siente lástima por los miserables y oportunistas que sentirán el desprecio de sus contemporáneos y de las generaciones futuras, y ratificó su orgullo por tener dos hijos honestos, responsables y buenos.

“Si estoy angustiada es porque veo cómo hay una escalada de odio y de calumnias que se abre paso con la complicidad irresponsable de tantos, y que sigue dividiendo a los cubanos, sin que haya un asomo de responsabilidad, de sensatez, de decoro”, precisó.

“Y yo, que acostumbro a ‘conversar’ con mi mamá, que descansa en paz en otra dimensión, le pido diariamente que ayude de alguna forma a evitar que los gritos de: ¡Mercenarios! ¡Gusanos! ¡Los revolucionarios también nos cansamos! se conviertan en ¡Paredón, paredón!”, concluyó.

A comienzos de diciembre, cuando el joven artista Julio Llópiz Casal se encontraba vigilado y en arresto domiciliario por agentes de la Seguridad del Estado, su madre dirigió una carta al viceministro de Cultura, Fernando Rojas, en la que criticaba el trato que las autoridades dan a los creadores como su hijo, cuando estos reclaman libertades políticas, creativas y de expresión.

“Yo fui militante del PCC durante casi 30 años, y lo fui a conciencia, porque creí en la Revolución, de corazón. Aunque desde hace años me sienta traicionada en mis sueños más puros. Pero ningún cargo, ninguna orientación partidista me hizo mentir o traicionar a mi conciencia. Cuando me sentí traicionada por la Revolución (porque no fui yo quien traicionó), simplemente dejé de creer en ella”, escribió Ines en la misiva, que fue ampliamente compartida en redes sociales.

“Mi hijo, Fernando, no es terrorista, y tú lo sabes. Mi hijo, Fernando, no busca desestabilizar al sistema y, mucho menos, incitar a un levantamiento popular, y tú lo sabes. Mi hijo, Fernando, no está manipulado, dirigido, pagado por ningún gobierno extranjero, por ninguna organización, por ningún medio de prensa, y tú lo sabes. Mi hijo, Fernando, no es un delincuente, es un artista cubano que también trabaja por Cuba y para Cuba, y tú lo sabes”, añadió.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba