El peluquero Luisito Barrios en su establecimiento Foto © Facebook / Luisito Barrios

Estilista explota por precios topados a las peluquerías y barberías en Cuba: ¿Debo limitar mi Arte?

El estilista y propietario del establecimiento Marbello, Luisito Barrios, cuestionó la política de tarifas y precios minoristas (topados) establecida por el gobierno cubano para los servicios de barbería y peluquería, luego de la entrada en vigor en enero pasado de la unificación monetaria conocida como “tarea ordenamiento”.

“¿Quién le pone precio a mis servicios? ¿Cuánto cobro?”, empezó preguntando el estilista en un largo post publicado en su cuenta de Facebook, en el que desgranó las particularidades del servicio que presta.

“Dígame usted, ¿cuánto cobro por un lujo y no una necesidad?”, escribió Barrios sobre las fotos de una clienta que demandó un servicio de gran complejidad y que difícilmente pueda cobrar según los precios tasados establecidos oficialmente.

Con su reflexión, Robles pone en tela de juicio la eficacia y la justeza de la política de precios tasados, en concreto la establecida por la Resolución 138 de 2020 por la ministra del Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez.

Entre bienes fungibles y no fungibles, Barrios enumeró una cantidad de requerimientos y gastos que exige el servicio que presta, cuyo cómputo no se ajusta al cálculo hecho por el ministerio para establecer los precios minoristas para barberías y peluquerías.

Desde la formación del peluquero o las medidas de bioseguridad, hasta los utensilios y productos indispensables para trabajos con cierto grado de especialización, Barrios fue ejemplificando la complejidad de un trabajo que, de ajustarse a los precios topados establecidos, conduciría a la quiebra de su negocio.

“Hay que decolorar (precio topado). Pero la cliente se llevó un tarro completo de polvo (500 gramos) de decoloración pues quería un nivel 10 + y es un cabello extralargo, abundante, redondo, tono 3 natural. ¿Qué hago... cuánto cobro?”, señaló el empresario, incidiendo en la dificultad de establecer un precio topado sin tener en cuenta las características y las exigencias del cliente.

En la Resolución 138 / 2020 se especifica que la “decoloración de polvo o crema” comprende la “aplicación de polvo decolorante o crema activada con peróxido, lavado del cabello, secado con toalla. Incluye champú final, secado y peinado”. Los precios minoristas establecidos según el largo de pelo son: 50 CUP para pelo corto, 90 CUP para largo y 140 CUP para extra largo.

“Uff, hay que rectificar el corte. Tengo que usar otros utensilios: las tijeras o máquina o barbero… ¿Cuánto le cobro? ¡Dios! Hay que neutralizar: más tinte + oxidante, agua, champú… ¿Cuánto cobro?”. Con la descripción del caso, Barrios denuncia la injusticia de tener que cobrar un precio tasado para un servicio que, por su especificidad, excede los costes calculados por el ministerio.

“Listo. Se fue complacida. Después de 6 horas, ¡una cliente! Me duelen las piernas y brazos, mi asistente está destruida, y de tantos químicos tengo alergia. Ahora a lavar y desinfectar todo: toallas, capas, utensilios, sillón, detergente, más consumo de agua… Uff y me pregunto: ¿habré sacado el costo de la venta de este servicio según los precios del nuevo reordenamiento?”, termina preguntándose el pequeño empresario, o cuentapropista cubano.

La perplejidad y la indignación de Barrios es evidente: “Entonces, no comprendo el cálculo que hicieron... Cuando yo trabajo por concepto de venta de servicios, no por venta de onzas... ¿Cuánto cobro?... Y aun así, se me quedaron variables y útiles por mencionar... como los impuestos”.

“¿Cuánto COBRO POR MIS SERVICIOS?” insiste el peluquero. “¿O debo limitar mi Arte, mi capacitación, mi responsabilidad y mi ética profesional? ¿O mi responsabilidad ciudadana, mi protección personal, la del cliente o la del medio ambiente?... Realmente me siento indignado”, termina este trabajador autónomo que ha visto en los precios topados un absurdo que limita su capacidad de ofrecer un buen servicio y generar riqueza.

El incumplimiento de los precios topados por el gobierno está repercutiendo en la actividad de muchos pequeños emprendedores cubanos. El pasado martes, inspectores de la Dirección Integral de Supervisión y Control (DISC) de La Habana impusieron una multa de 8 mil pesos a la barbería privada "Los Amigos" por cobrar a 50 pesos el corte de pelo que la Resolución 138 / 2020 establece en 25 pesos.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba