Pastor cubano Ibrahim Rosabal Foto © Captura de pantalla/YouTube

Pastor cubano: Cuando era delincuente no fui tan perseguido por el gobierno como ahora que soy ministro de Dios

El pastor cubano Ibrahim Rosabal Viamonte aseguró a Cubanet que ha sufrido más persecución por parte del gobierno y del núcleo del Partido Comunista de Cuba tras su conversión al cristianismo que durante su pasado como delincuente.

Residente en Palma Soriano, Santiago de Cuba, el pastor Rosabal relató cómo las autoridades en el municipio oriental lo han acosado luego de que se convirtiera en ministro de la palabra de Dios:

“Hicimos un evento en la iglesia, pero no fue amplia la convocatoria, entonces llegó el jefe de la policía en Palma y me citaron a la Casa de Cultura para decirme que no podía hacer cosas así. Decían que haríamos actos de contrarrevolución, y nosotros no tenemos nada que ver con problemas políticos e ideológicos. La lucha de nosotros no es contra personas sino contra espíritus”, detalla Rosabal.

Asimismo, el pastor explica que su misión no va dirigida a condenar a personas en específico sino, en un sentido más global, a combatir la mentira y el “reino de las tinieblas”, lo cual ha traído consigo el acoso constante de las autoridades.

Nos han tirado piedras para el techo de la casa, que es también el templo. Nos rompieron el techo. En un evento que dimos aquí nos enviaron las tropas especiales a rodearnos la casa porque se suponía que nosotros éramos opositores al gobierno cubano. Nosotros no nos oponemos al gobierno sino a lo que tiene que ver con la mentira y las tinieblas”.

Sobre su pasado antes de convertirse a cristiano y más tarde pastor, Rosabal relató:

“Mi familia era muy pobre, pero me enseñaron principios éticos. Sin embargo, las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres, según dice la escritura y eso fue lo que sucedió. Entramos en el mundo de la delincuencia. Me empieza a cambiar la mente. Quería convertirme en un capo de la mafia, algo grande. Fui procesado por delincuencia. Tuve que sufrir consecuencias por broncas callejeras. Estuve recluido por desfiguración de rostro. Por poco pierdo la vida en una pelea callejera. Me hirieron el cuello y me dieron 35 puntos, pero el señor me rescató”, declara a Cubanet.

No obstante, durante su pasado como delincuente convicto sufrió menos persecución y hostigamiento por parte de la policía que tras haber asumido su actual función en la iglesia a la que sirve. 

“He sufrido persecución. La biblia habla del sufrimiento de los cristianos. Hemos sufrido persecución por parte del gobierno, del núcleo del Partido, porque no han entendido el verdadero propósito de la iglesia. Cuando era delincuente no sufría tanta persecución como ahora que soy un ministro de la palabra de Dios”, confiesa.

“Hemos tenido que ir a ver 4 veces a la ideológica del Partido, que es la que atiende asuntos religiosos en Palma Soriano, y no se ha presentado. En el núcleo del Partido se han opuesto a la conversión de otros cristianos”, explica sobre la persecución y las acciones encaminadas a dinamitar grupos religiosos por parte de las autoridades en la isla.

Acerca de la posibilidad de una educación privada en Cuba, en adición a la educación pública que ofrece la Revolución con sus programas académicos, el pastor opina:

“Sí, sería algo opcional. Como mismo la Constitución habla de libertad religiosa, también deberíamos tener la libertad de escoger la formación de nuestros hijos: a qué escuela ir, qué materias aprender”.

Además, Rosabal agrega que en la isla no existe libertad de culto estrictamente sino tolerancia a las religiones. 

“Hay tolerancia religiosa. Te mastico pero no te trago. Oigo lo que dices pero cuando tenga la posibilidad te voy a corregir”, analiza.

Como mensaje a toda la nación cubana, el religioso destacó que el pueblo debe estar más unido que nunca e hizo un llamado a la búsqueda de consensos:

“En la unidad está la fuerza. Estando solos podremos brillar, sin embargo, unidos resplandecemos”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba