Cola en La Habana Foto © Collage YouTube/screenshot

Colas en La Habana se forman en tiempo récord al terminarse el toque de queda nocturno

La rapidez con que se forman las colas desde las 5 de la madrugada, hora en que oficialmente culmina el toque de queda impuesto en La Habana a inicios de febrero para frenar los contagios de coronavirus, es algo que sigue llamando la atención.

Imágenes divulgadas por Cubanet revelan el propio asombro de los cubanos en las colas al comprobar que muy poco después de pasada la hora en punto del fin del toque de queda ya hay una cola de decenas de personas.

¿De dónde llegan? ¿De qué manera la gente consigue llegar tan rápido a las colas?

Un reportaje del citado medio refiere que muchas personas “duermen alrededor de las tiendas en ‘casas albergues para coleros’, casas de familiares, árboles frondosos y a la intemperie”, así como “en azoteas y pasillos”.

“Yo no puedo entender que son las 5:01 minutos y está esa cola así”, se escucha que comenta alguien sorprendido por la cantidad de personas.

Sin embargo, la novedad de tales prácticas es relativa, en septiembre del 2020, cuando entregó en vigor el anterior toque de queda en La Habana por el coronavirus, ante la imposibilidad de hacer cola de madrugada por la prohibición de circular en el horario de 7 de la noche a 5 de la madrugada -ahora es a partir de las 9pm- hubo reportes de personas que hacían colas encaramados en los árboles para burlar la vigilancia, y ser los primeros en marcar en las largas colas para comprar alimentos.

También se dio el caso de algunos que optaban por dormir en los pasillos de edificios inmediatos a las tiendas en MLC, y procurar así ser los primeros en llegar, lo que trajo como consecuencia la aparición de algunos carteles advirtiendo de la prohibición de pernoctar en zonas comunes de los inmuebles.

La fase clandestina de las colas en tiempos de coronavirus en Cuba motivó, incluso, el polémico tema musical El Tarzán de los colas, interpretado por Virulo y Kelvis Ocha, que reflejó en clave humorística la cruda realidad que viven los cubanos, enfrentados a una escasez que además los obliga a realizar colas a ciegas, en las que ni tan siquiera están seguros de qué van a comprar.

La canción generó indignación por banalizar una realidad bañada con tintes trágicos y de larga data: las colas en Cuba.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.