Manifestantes en Madrid condenan la violencia de género contra opositoras cubanas

Cubanos radicados en Madrid se plantaron frente al Ministerio de Igualdad para reclamar la liberación de presas políticas, el cese de la represión contra mujeres disidentes y la aprobación de una Ley Integral contra la violencia de género en la isla.

Cubanas y cubanos contra la violencia de género a opositoras en la isla. Foto © Facebook / Leisam Rubio

Un grupo de cubanos radicados en Madrid se plantó el sábado frente al Ministerio de Igualdad, para reclamar la liberación de presas políticas en Cuba, el cese de la represión contra mujeres disidentes y la aprobación de una Ley Integral contra la violencia de género en la isla.

La activista Masiel Rubio, quien ha tenido un vívida presencia en redes sociales y frente a ministerios de España denunciando la represión que ejercen las autoridades cubanas contra sus opositores, compartió imágenes de la parada y puntualizó cada una de sus demandas.

“La tropa de Madrid hoy, frente al Ministerio de Igualdad. Reclamando por las presas políticas y las disidentes acosadas y reprimidas por el sistema, por refugios para mujeres maltratadas, por ley contra la violencia de género”, expresó Rubio en su cuenta de Facebook.

En vísperas de la celebración del Día Internacional de la Mujer en todo el mundo, cuando las feministas llenan las plazas públicas con mensajes contra el patriarcado y la violencia machista, en Cuba se reportan ocho asesinatos a féminas por su condición de mujeres, a manos de sus parejas y exparejas en lo que va de año.

Grupos a favor de los derechos de la mujer en Cuba han exigido la tipificación del feminicidio (concepto no recogido en el Código Penal cubano) y la aprobación de una Ley Integral contra la Violencia de Género. Esta última, una demanda recurrente entre los grupos de activistas y desoída por las autoridades hasta el momento.

Las mujeres opositoras, artistas y periodistas independientes protagonistas de la crisis política de los últimos tres meses en Cuba, han sido violentadas por otras mujeres y por hombres, uniformados o no, bajo estrictas órdenes de la Seguridad del Estado. Además, han sufrido inspecciones en sus partes íntimas mientras esperan interrogatorios en unidades policiales y han sido amenazadas.

La activista a favor de la Ley de Bienestar Animal, Beatriz Batista, denunció en Facebook haber recibido amenazas de muerte por parte de un supuesto criador de gallos de lidia, quien se afectaría luego de que la Asamblea Nacional aprobase la resolución a favor de la protección animal:

"Bety, solo te voy a decir algo: ojalá y tu lucha por la aprobación de la ley no acabe con mi negocio de los gallos porque te juro que por cada peso que pierda me voy a encargar de sacártelo", se podía leer en una captura de pantalla del mensaje vía Messenger recibido por Batista.

No solo las activistas han sido víctimas de violencia institucional o civil. Las esposas, madres y hermanas de aquellos que expresamente se oponen al sistema imperante en Cuba también son frecuentemente maltratadas, amenazadas y acosadas.

Tal es el caso de la periodista María Antonieta Colunga, esposa del escritor y periodista independiente Yoe Suárez, quien fuera citada e interrogada por la Seguridad del Estado en un claro ejercicio de presión familiar para que su esposo abandonase su trabajo.

Al opositor y exoficial de la Marina de Cuba, Omar Torres, lo amenazaron con procesar a su esposa por actividad económica ilícita, a modo de coacción durante un interrogatorio por rotular en la fachada de su casa la frase “Patria y Vida”:

“Me mostraron fotos de mi esposa pintando uñas a dos amigas, en su mesa. Tenían preparado en la unidad de policía un registro, para aplicar un decomiso por actividad económica ilícita con orden de arresto incluida”.

Por su parte, la madre del acuartelado de San Isidro, Osmani Pardo, experimentó un acto de violencia física propinada en su contra por miembros de la policía política al oponerse al arresto arbitrario de su hijo por escribir en una pared de su domicilio “Patria y Vida”.

A la convocatoria para denunciar los atropellos del gobierno contra opositoras no solo han acudido los cubanos residentes en Madrid. El pasado sábado otro grupo se dio cita en Barcelona, frente al consulado de Cuba en esa ciudad, para condenar la situación de desprotección legal que viven las mujeres disidentes en la isla.

Dentro de las consignas que se pueden leer por estos días entre activistas del exilio, cuentan: “Saquen sus doctrinas de nuestras vaginas”, “Libertad para las presas políticas”, “Refugios, ya”, “Ni una menos” y “Ley contra la violencia de género, ya”.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba