Mercado de la Marina Hemingway en La Habana: Estanterías solo con palos de trapear

Este mercado era uno de los mejor surtidos en La Habana, por la lejanía del centro de la ciudad y por el tipo de clientes que recibía.

La oferta en el mercado de Marina Hemingway: Palos de trapear Foto © Facebook / Yusnaby Pérez

El Mercado de la Marina Hemingway en La Habana, uno de los establecimientos que solía estar más surtido, es la viva estampa del desabastecimiento en Cuba con sus estanterías llenas de palos de trapear.

Imágenes compartidas en Facebook por el periodista cubano Yusnaby Pérez muestran los pasillos del Mercado de la Marina Hemingway con las estanterías vacías y unos cuadros y palos de trapear que permanecen en venta.

En los comentarios a la publicación varios internautas calificaron de falta de respeto al pueblo cubano mantener abierto en esas condiciones de desabastecimiento un local. Algunos rememoran que antes era uno de los mercados mejor surtidos de La Habana por lo distante que estaba y por la clientela que lo frecuentaba, mayormente extranjeros en Cuba.

"Ñooo, me acuerdo que yo iba desde El Vedado hasta ese mercado a comprar cosas para mi casa y otras amistades del trabajo porque era uno de los pocos lugares donde casi siempre habían varias cosas y sin mucha gente por lo lejos que estaba", señala un cubano.

Uno de los comentarios que más interacciones generó es el de una mujer que recordó la relación con el desabastecimiento que sufren las tiendas de Caracas. "Al igual que los supermercados "Bicentenarios" de Venezuela, no hay absolutamente nada. Los logros de la revolución", señaló.

Otra aludió a que los cubanos están "con hambre y miseria pero el piso bien barrido". En su mensaje recordó la consigna "¡Patria o muerte!" y añadió un recordatorio a los que aún apoyan a ciegas el comunismo: "Ahí tienen las tiendas en divisas que eran solo para recaudar y abastecer. Ahí tienes, militante y borrego, el futuro que le quieres imponer a tus hijos".

"Los ponen a lo largo para estirar la mercancía", dijo uno con ironía. Mientras otro recomendó que "para esa porquería, mejor cierren esa tienda... eso es un gasto de electricidad mantenerlo abierto".

Las tiendas del Estado están desbastecidas desde hace años, pero tras la unificación monetaria la crisis se ha hecho mucho más notable. La población no consigue las cosas de primera necesidad a menos que paguen por ellas un alto precio en las tiendas en moneda libremente convertible (MLC), y aún así muchas veces estos establecimientos tampoco cumplen con la demanda.

Recientemente decenas de cubanos reaccionaron indignados al precio del Nescafé vendido por en las tiendas en MLC a 15.70 y hasta más de 20 dólares por frasco de 300 gramos.

"Esto es Centro Comercial Palco. Por favor si alguien sabe de qué está hecho este Nescafé que me diga. El precio es tan alto que tal vez tenga un componente mágico o algo y yo soy medio escéptica y por eso lo vi caro", dijo una cubana en Facebook y puso varias fotos que demostraban los precios del producto.

El gobierno, por su parte, culpa al embargo de Estados Unidos de no poder aumentar las importaciones y tener que comercializar los productos a esos elevados precios.

Sin embargo, el activista cubano y miembro del Movimiento San Isidro, Esteban Rodríguez, mostró en sus redes sociales la diversidad de productos importados que se venden en MLC. La "difícil situación económica que atraviesa el país por culpa del bloqueo no se nota en las tiendas en dólares”, dijo.

Acompañó sus palabras con que fotos muestran las neveras repletas de cárnicos congelados, y los anaqueles con refrescos, pasta, puré de tomate, detergente y cervezas, todos bienes que han desaparecido de las tiendas en moneda nacional.

Mientras el pueblo pasa calamidades y tiene que pagar productos importados a altos precios, los campesinos cubanos denuncian que sus cosechas se pudren por la centralización del Estado y la mala gestión de las mercancías. 

Hace solo una semana agricultores de Pinar del Río denunciaron la pérdida de sus cosechas de ciclo corto debido a que la empresa estatal Acopio, encargada de su recolección y traslado a los mercados, no lo hace ni tampoco permite que los productores las transporten y comercialicen por sus medios. Los cubanos viven en una realidad absurda que empeora aún más la crisis alimentaria que padece el pueblo.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba