Gobierno cubano reconoce crisis sanitaria por coronavirus y colapso de La Habana

Portal Miranda identificó solo cuatro, de las cinco cepas de coronavirus latentes en Cuba: China, California, Gran Bretaña y Sudáfrica y ninguna de las variantes, aclarando que el tronco más persistente es la originario de Wuhan, durante un informe que rindió este martes ante el Grupo estatal de trabajo temporal sobre COVID-19.

José Ángel Portal Miranda, ministro de Salud Pública de Cuba, y confinamiento de una zona en la isla Foto © Estudios Revolución / CiberCuba

Cuba padece una crisis sanitaria con más de cinco mil contagiados semanales de coronavirus porque sufre demoras en la hospitalización de enfermos, carece de instalaciones para aislar al 100% de los contactos, y La Habana está colapsada porque no puede garantizar el "efectivo aislamiento comunitario", aseguró el ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, en una reunión del grupo estatal de trabajo temporal para la COVID-19.

Cinco cepas y seis mutaciones de coronavirus "altamente contagiosas" se propagan por Cuba, informó Portal Miranda, que culpó de la emergencia sanitaria a "demoras en el ingreso inmediato de los casos confirmados y sospechosos, no hospitalización del 100% de los contactos en centros de aislamiento” y reconoció que La Habana, por su elevada tasa de incidencia, "carece de las capacidades necesarias para el aislamiento de los contactos y no siempre se garantiza el efectivo aislamiento comunitario”.

El hospital Manuel Fajardo, en la capital, ha habilitado salas exclusivas para enfermos de coronavirus, agrupados por cepa de contagios, y otra para habaneros vacunados con la primera dosis de Soberana 02 y que han tenido reacciones adversas al ensayo vacunal, dijeron a CiberCuba fuentes médicas en La Habana, que reconocieron agotamiento ante la carga de trabajo que soportan desde enero.

Hospital Manuel Fajardo, en La Habana / Foto: Ecured

La capital cubana es el escenario de los ensayos del candidato vacunal Soberana 02, con vistas a la inmunización masiva en el país, entre junio y septiembre, ahora en duda por la intensidad del propio virus y las reacciones adversas de personas preinmunizadas en el ensayo clínico, cifra que las autoridades ocultan, limitándose a reconocer que "más del 82% de los efectos secundarios han sido leves", incluidos dolor e inflamación en el sitio de la inyección, malestar general y un poco de fiebre.

El "Fajardo" se suma a otras instituciones hospitalarias de la capital cubana en la atención a enfermos de coronavirus, como el "Julio Trigo", "Salvador Allende" (Covadonga) y los militares "Luis Díaz Soto" (Naval) y "Finlay" (Marianao). Como centros principales de aislamiento están habilitados la antigua escuela vocacional Lenin, la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) y una escuela de cuadros de la Unión de Jóvenes Comunistas, en Habana del Este.

La Habana, Santiago de Cuba, Pinar del Río y Guantánamo son las provincias cubanas más afectadas por el coronavirus, mientras que Las Tunas y el municipio especial Isla de la Juventud son las regiones de menor incidencia de COVID-19, en sus diferentes mutaciones.

Portal Miranda identificó solo cuatro de las cinco cepas de coronavirus latentes en Cuba: China, California, Gran Bretaña y Sudáfrica y ninguna de las variantes, y aclaró que el tronco más persistente es el originario de Wuhan, durante un informe que rindió este martes ante el grupo estatal de trabajo temporal sobre COVID-19.

La cepa Asn614Gl, conocida coloquialmente como variante G por estar asociada a la guanina del ADN y ARN y proveniente de China, es la de mayor prevalencia en Cuba, según un estudio realizado entre diciembre y marzo, dirigido por la doctora María Guadalupe Guzmán Tirado, jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia (CIDR) del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), que abarcó a  414 contagiados de coronavirus.

Dra. María Guadalupe Guzmán, del IPK / Foto: Cubadebate

Este martes, el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, adelantándose a la reunión que admitió el riesgo sanitario nacional, tuiteó: "Alarmante comienzo de abril" y culpó, indirectamente, a los cubanos por su baja percepción de riesgo, que identificó como el "mayor peligro".

El tuit presidencial saltó a la red en medio de una campaña de propaganda oficial sobre los ensayos clínicos con vacunas producidas en el Instituto Finlay, con financiamiento de Irán, no confirmado oficialmente por Teherán ni La Habana, que sigue apostando por proyectos de vacunas de producción nacional, pese a que en el mundo ya hay varias de eficacia contrastada.

La alarma sanitaria afecta a Cuba, 17 días del inicio del octavo congreso del Partido Comunista de Cuba, del que sigue sin conocerse si será virtual, como las recientes sesiones de la Asamblea Nacional, y cuántos delegados asistirán al cónclave que jubilará al General de Ejército Raúl Castro Ruz, y cuando está prevista la celebración del 60 aniversario de Playa Girón, con un acto en esa localidad matancera.

Para el doctor José A. Pimentel Capote, presidente de la Mesa de Unidad Cubana (MUC) y médico de familia en España,"estamos ante la impotencia médica en acción. Un desgobierno que después de 62 años de gestión ininterrumpida y sin oposición política no ha sido capaz ni siquiera poner un ordenador en la mesa de los profesionales sanitarios. Pura gestión comunista".

Roberto Veiga González, director de Cuba posible, considera que "el estado de la pandemia en Cuba descrito revela que, junto a la falta de percepción de riego por parte de la ciudadanía, además ha prevalido la incapacidad institucional", aunque matizó que el gobierno ha puesto casi todos los recursos que posee y las entidades en función de detener la COVID-19, aunque carece de recursos.

"La problemática mayor se encuentra en la generalizada falta de pericia de quienes dirigen estos organismos y muchas veces en la irresponsabilidad de quienes laboran cotidianamente las primeras etapas de atención a los casos. Dicha impericia y esas irresponsabilidades han sido una combinación lamentable, si bien hay que destacar el trabajo excepcional de muchos sanitarios", sostuvo.

En Cuba ha escaseado "una necesaria función de rectoría estratégica", incluso de las gestiones, pues se trata de un asunto de emergencia nacional, y hace falta una explicación acerca de "porqué seremos el primer país de América Latina en producir vacunas, pero el último en iniciar la vacunación, subrayó.

¿Qué se hará ante la irresponsabilidad de las autoridades granmenses de organizar una fiesta popular por haber obtenido un triunfo en el béisbol?, cuestionó.  

"Me consta que ha sido grande el esfuerzo de muchos y la atención del Estado, pero hay algo esencial de gobierno que nos falta", concluyó Veiga González.

Medios de prensa oficiales intentan escamotear la crisis sanitaria que padece Cuba, poniendo el acento en el incremento de medidas gubernamentales y achacando -por enésima vez- el avance del coronavirus a la "falta de percepción de riesgo" entre los cubanos. Además, subrayan -en otra reiteración- el origen extranjero de las cepas de coronavirus, con énfasis en las sudafricana, británica y californiana, solapando parcialmente la de origen chino y desplazando las declaraciones del ministro al quinto párrafo de la versión oficial.

"Incrementar la percepción de riesgo y las conductas de auto responsabilidad, y propiciar mayor toma de conciencia sobre la severidad del cuadro clínico y las secuelas que dejan en los convalecientes la COVID-19, es una urgencia ante el aumento de la transmisión del virus SARS CoV-2 en las últimas semanas", reza el lead (encabezado) de Cubadebate

"La dirección del país anunció un reforzamiento de las medidas dirigidas al control de la actual situación epidemiológica, que incluye acciones de promoción y educación para la salud y decisiones concretas a adoptar por los organismos y por el sistema nacional de salud", es el sublead del medio de prensa que se autoproclama bastión contra el "terrorismo mediático".

Al momento de redactar esta nota, Cuba tiene un acumulado de 82.670 enfermos de coronavirus, de ellos, 11.351 menores de 20 años, 444 fallecidos y 76.616 pacientes curados, según cifras de la organización Mundial de la Salud (OMS).

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba