Más de mil vehículos de transporte de carga y pasajeros en Cuba están paralizados por falta de piezas y neumáticos

800 vehículos están paralizados por falta de neumáticos y baterías, y casi 500 por motores.

Grupo Empresarial de Servicios de Transporte Automotor, GEA
Vehículo de carga en Cuba (referencia) Foto © Grupo Empresarial de Servicios de Transporte Automotor, GEA

Este artículo es de hace 1 año

Más de mil vehículos de transporte de carga y pasajeros en Cuba se encuentran paralizados por falta de piezas y neumáticos, reportó el Grupo Empresarial de Servicios de Transporte Automotor (GEA) cubano. 

“De 12 mil 500 vehículos que componen el Grupo Empresarial, más de 800 están paralizados por falta de neumáticos y baterías, y casi 500 por motores”, para un total de casi 1300, dice un comunicado publicado por el GEA y la ACN.

El director del grupo empresarial, Juan Javiel Montesinos Llerena, añadió que también presentan “limitaciones en el suministro de combustible”, y que la “obsolescencia del parque vehicular, cuya edad promedio es de 15 años”, con algunos vehículos de “más de tres décadas de explotación”, también se ha convertido en un problema. 

Como es habitual en la retórica de las instituciones cubanas para justificar la ineficiencia, el GEA culpó al embargo estadounidense de las afectaciones del transporte. 

Esta “política impide adquirir partes, piezas y agregados en países cercanos, por lo cual aumenta el costo de flete al tener que importarlos desde mercados más lejanos” afirmó la empresa.

Aunque el gobierno cubano insiste en culpar al embargo de sus problemas financieros, lo cierto es que el modelo económico cubano ha demostrado en repetidas ocasiones su rigidez e ineficiencia, y ha sumido al país en una profunda crisis económica de implicaciones históricas. 

El transporte de carga y pasaje por carretera, ámbito en el que se especializa el Gea, no es la excepción a la escasez que predomina en Cuba, donde el transporte no es ni tan siquiera lo más alarmante, sino la falta de alimentos y medicinas que hoy sufre la población de la isla. 

La falta de medicamentos básicos como antibióticos ha aumentado la mortalidad de los cubanos, expuestos a infecciones tratables que no son capaces de sanar. 

En adición, la nueva unificación monetaria ha generado una elevada inflación, que ha llegado a disparar el precio de un dólar a 53 pesos cubanos, más del doble de su tarifa oficial de 25 pesos. 

Mientras que el estado vende la mayoría de los víveres necesarios para la vida en dólares, una moneda extranjera que los cubanos no pueden adquirir a través de su salario.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689


¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Últimos vídeos:

Siguiente artículo: