Marco Rubio denuncia agresiones a Carolina Barrero: "¿Hasta cuándo tendrán que sufrir las mujeres cubanas estos atropellos?"

El senador cubanoamericano se solidarizó con la activista, que se encuentra actualmente con medidas cautelares.

Marco Rubio y Carolina Barrero Foto © Titter: Marco Rubio/Carolina Barrero

El senador republicano por Florida, Marco Rubio, denunció este lunes los atropellos de la Seguridad del Estado cubana contra la historiadora del arte y activista Carolina Barrero.

"Barrero, quien también es promotora cultural, ha sido víctima de agresiones y otras bajezas por parte de la Seguridad del Estado del régimen de Castro/Díaz-Canel. ¿Hasta cuándo tendrán que sufrir las mujeres cubanas estos atropellos?", escribió el senador cubanoamericano en su cuenta de Twitter.

El mensaje vino acompañado el enlace de un artículo en Diario de las Américas que detallas las vejaciones de que ha sido objeto la activista cubana.

Esta semana, la propia Barrero contó en Facebook los pormenores de la detención que sufrió el pasado miércoles 5 de mayo, cuando, tras un mes de reclusión domiciliaria, decidió salir de su vivienda y, fue agredida, desnudada, y finalmente acusada de "desacato" en la estación policial de San Miguel del Padrón, en La Habana.

"Bajé con los brazos alzados. Para estar presa en casa era mejor que me llevaran, que acabaran con el simulacro indocumentado que llevaba un mes parqueado en la esquina y me impedía salir. A esa hora, otros permanecían en las cárceles, a merced de procesos penales manoseados por quienes utilizan la ley no para hacer valer la justicia, sino para sepultar la verdad", escribió Barrero, quien también contó que los agentes de la Seguridad del Estado que la detuvieron dos semanas atrás bromeaban junto a un instructor penal de la Policía sobre los cargos que le imputarían.

"Este 5 de mayo, a medida que pasaban las horas, hicieron lo mismo, barajaron la figura legal que me impondrían como quien escoge el traje que mejor conviene a la ocasión; de propagación de epidemias pasaron a desorden público, para finalmente construir el desacato", escribió.

Durante esta última detención, la activista fue agredida físicamente. "Dos oficiales de la Policía me aguantaron de los brazos mientras una tercera, vestida de civil, me desnudaba con violencia. Afuera de la celda un policía hombre miraba en silencio como quitaban la ropa de mi cuerpo", contó.

"Fue tal la brutalidad que me tumbaron al piso para arrancarme el pantalón. Cuando terminaron me erguí desnuda y las miré. Se encogieron, les sobrevino un aspecto confuso, incapaz de sostener un bemol. Se fueron. De lo que pude decir en defensa propia ante el abuso de la autoridad me acusan de desacato. Si la Seguridad del Estado cree que me humilla se equivoca, se humillan a sí mismos. Se muestran", narró Barrero.

La curadora de arte también aseguró que las "fuerzas de la Seguridad del Estado se ufanan de decir que sus golpes no dejan marcas, se jactan de ello como si de un ardid astuto se tratara".

"Los entrenan así, para que la violencia no deje rastro, para que tampoco quede rastro de lo humano por encima de lo instrumental. Son piezas de una maquinaria totalitaria que se sirve de ellos a discreción. En ese engranaje algunos ven la ilusión de la protección, el refugio obsceno de la impunidad, mas son ellos los verdaderos presos del mal", agregó.

Días atrás, Barrero había sufrido violencia física y verbal al ser arrestada por agentes de la policía política para impedirle llegar a la vivienda de Otero Alcántara, quien cumplía entonces seis días en huelga de hambre y sed. La joven mostró en redes sociales las marcas en su cuerpo tras la agresión física.

En febrero, la Seguridad del Estado abrió una investigación contra la activista, que no ha cesado de reclamar sus libertades y denunciar numerosas violaciones de derechos elementales, por un presunto delito de "clandestinidad de impresos", pero el caso finalmente fue archivado por falta de pruebas.

A finales de enero, Barrero también fue arrestada cuando leyó junto a un grupo de jóvenes poemas de Martí frente a la sede del Ministerio de Cultura.

Fue liberada poco después de su última detención y se encuentra de nuevo en su casa aunque con medidas cautelares por un presunto delito de "desorden público".

Como otros activistas del movimiento 27N, creado a partir de las protestas de cientos de jóvenes el 27 de noviembre de 2020 frente a la sede del Ministerio de Cultura en La Habana para protestar por el acoso contra el Movimiento San Isidro (MSI), Barrero ha denunciado en numerosas ocasiones de forma abierta y clara la falta de libertades y la represión del régimen cubano.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba