Carolina Barrero, liberada tras su arresto pero con una medida cautelar

La historiadora del arte y activista ha sido detenida, golpeada, interrogada y amenazada por la Seguridad del Estado en numerosas ocasiones a lo largo de este año.

Carolina Barrero Foto © Facebook/27-N y Carolina Barrero

La historiadora del arte y activista cubana Carolina Barrero, detenida este miércoles por la Seguridad del Estado cuando intentaba salir de su domicilio, fue liberada poco después y se encuentra de nuevo en casa aunque con medidas cautelares, informó en Facebook Anamely Ramos.

La policía política cubana detuvo este miércoles a Barrero cuando se dirigía a la estación policial de San Miguel del Padrón a exigir la liberación de los manifestantes de la calle Obispo, en la Habana Vieja, y la acusó de “alteración del orden”.

Según varias fuentes independientes, la activista fue arrestada a las 6 de la mañana, y su instrucción por presunto ‘desorden público" quedó a cargo del “primer teniente Lima”.

Barrero ha permanecido sitiada en su domicilio durante más de un mes con la excusa de la pandemia de COVID-19. En la medianoche del martes dio a conocer a través de las redes sociales su disposición a salir de su vivienda en solidaridad con los manifestantes de Obispo y también con el artista Luis Manuel Otero Alcántara.

Días atrás, Barrero había sufrido violencia física y verbal al ser arrestada por agentes de la policía política para impedirle llegar a la vivienda de Otero Alcántara, quien cumplía entonces seis días en huelga de hambre y sed. La joven mostró en redes sociales las marcas en su cuerpo de la agresión física.

En febrero, la Seguridad del Estado abrió una investigación contra la activista, que no ha cesado de reclamar sus libertades y denunciar numerosas violaciones de derechos elementales, por un presunto delito de "clandestinidad de impresos", pero el caso finalmente fue archivado por falta de pruebas.

A finales de enero, Barrero también fue arrestada cuando leyó junto a un grupo de jóvenes poemas de Martí frente a la sede del Ministerio de Cultura

“Como ella misma contó, pasó primero con la instructora penal Kenia Morales que quiso procesarla por el absurdo de clandestinidad de impresos, pero desistieron. Luego, subieron la parada de violencia al llevarla ante el instructor penal Vladimir, que acompañado del agente Darío, se ensañó en su persona y llegó a amenazarla en su integridad física y a pronosticarle cárcel a través de varias causas que podían usar para incriminarla”, recordó recientemente Anamely Ramos, tras publicar fotos de las marcas corporales de los golpes que recibió Carolina.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba