Cuba registra más muertes que nacimientos en 2020

El año pasado nacieron 105 mil niños y murieron 111 mil personas, según Marino Murillo, jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos del Partido Comunista de Cuba.

Anciano camina por calle de La Habana Foto © CiberCuba

Cuba registró más muertes que nacimientos en 2020. Este balance demográfico negativo empezó a notarse, según la prensa estatal, en el primer trimestre del año pasado, antes de que oficialmente se declarara el coronavirus como pandemia mundial.

Se trata de una tendencia que se registra "por primera vez" en la Isla, aclara Prensa Latina. Como aval de esta afirmación sólo aporta datos que maneja Marino Murillo, jefe de la Comisión de Implementación de los Lineamientos del Partido Comunista de Cuba, y que apuntan a que en 2020 se registraron 105 mil nacimientos frente a 111 mil defunciones.

Este resultado anual empezó a notarse, recalca la propaganda del gobierno, de enero a marzo del año pasado cuando nacieron en el país 23.666 bebés y fallecieron 27.269 personas.

Es "un panorama poco alentador" que se resume en 3.603 defunciones más que nacimientos en el primer trimestre del año pasado y 6.000 muertes más en el saldo anual.

En opinión de Murillo estos datos indican que se mantiene la tendencia al decrecimiento de la población en Cuba "porque la gente no se está reproduciendo".

El Gobierno cubano tenía previsto que esto sucediera en 2024, pero ha fallado en su pronóstico. Murillo lo achaca a que nacen más varones que hembras en Cuba y a que "se han deteriorado los indicadores".

Se trata de una "tormenta demográfica" que obliga al gobierno, añade la propaganda estatal, a "pensar en alternativas" para revertir un escenario agravado por las migraciones ya que hay proyecciones que apuntan a que entre 40 y 44 mil cubanos se marcharán cada año del país. Desde el gobierno aclaran que esta tendencia se mantiene en Cuba desde 1930 aunque reconocen que la mayor ola migratoria se dio en 1959, cuando abandonaron la Isla 1,5 millones de personas.

Hay que añadir la disminución de la tasa de fecundidad, que sigue por debajo de 2,1 hijos por cubana, una cifra que no garantiza la estabilidad de la pirámide poblacional, según apunta Prensa Latina.

Las causas han sido identificadas por el Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana: dificultades económicas del país, limitaciones para acceder a una vivienda, incorporación de la mujer al trabajo y alto nivel de escolaridad de los cubanos. (La institución no menciona si influye o no el aborto libre en Cuba).

Todo apunta a que el aumento de las defunciones respecto a los nacimientos se repetirá en la Isla en el primer trimestre de este 2021 porque a los fallecimientos naturales hay que sumar los fallecidos positivos en coronavirus (768 desde que empezó la pandemia) y los decesos provocados por secuelas de la Covid, que el Ministerio de Salud Pública no incluye en las estadísticas de coronavirus, como ha podido comprobar CiberCubatras la muerte de un joven de 21 años en Santiago de Cuba y de la periodista independiente Miriam Herrera, cuyos nombres no aparecieron en los partes diarios del Minsap.

En todo caso, esto se podrá constatar con los resultados del censo de población y vivienda que el Gobierno cubano ha anunciado que realizará el año que viene en la Isla.

Una población envejecida

Paralelo a la baja tasa de fecundidad en Cuba, está el aumento de la esperanza de vida, que sobrepasa ya los 78 años. El número de adultos mayores residentes en la Isla ha ido a más desde 2012, cuando representaban el 18,3% de la población hasta el año pasado, cuando ya alcanzaban al 21,3%.

Las previsiones oficiales apuntan a que esta cifra subirá hasta el 25% en 2025, lo que convertiría a Cuba en uno de los países más envejecidos de América Latina. (La prensa oficial no aclara si este vaticinio es anterior a la pandemia).

Desde la cúpula del Partido Comunista, el gobernante Miguel Díaz-Canel habla de frenar la tendencia a perder población fomentando la natalidad. Para ello apela al número de círculos infantiles que hay en el país, a los hogares de ancianos construidos o a la atención a las parejas infértiles. No hace referencia a medidas concretas para atajar las causas apuntadas desde la Universidad de La Habana (situación económica o crisis de la vivienda, por ejemplo).

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Tania Costa

(La Habana, 1973) vive en España. Ha dirigido el periódico español El Faro de Melilla y FaroTV Melilla. Fue jefa de la edición murciana de 20 minutos y asesora de Comunicación de la Vicepresidencia del Gobierno de Murcia (España)

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba