Activistas de INSTAR sufren acto de repudio frente a casa de Tania Bruguera

El grupo pretendía invitar a Tania Bruguera a salir de su casa bajo el señuelo de “sostener una conversación” con ella.

Grupo de cubanos que ejecutaron acto de repudio frente a la casa de Tania Bruguera Foto © Facebook / INSTAR

Alrededor de una decena de cubanos simpatizantes con el gobierno, identificados como “factores de la comunidad”, se personaron frente al domicilio de la artista visual y opositora Tania Bruguera en un acto de violenta intimidación, bajo la invitación a “conversar fuera de la vivienda”.

El grupo, integrado por hombres y mujeres, pretendía invitar a la activista a salir de su casa bajo el señuelo de “sostener una conversación”. Al llegar a la vivienda, los recibió la artista plástica y coordinadora del Instituto Internacional de Artivismo "Hannah Arendt" (INSTAR), Camila Lobón.

Una mujer, quien hablaba en nombre del grupo, se negó a explicarle a Lobón los motivos por los cuales ellos se encontraban allí, y el tema que pretendían “conversar con la artista”. La coordinadora de INSTAR señaló que Bruguera no podía atenderlos en ese instante, sin embargo, podía pasar una sola persona si así lo deseaba para “conversar”. Ante la sugerencia de Lobón, la mujer expresó “que ella no podía entrar a esa casa” y no ofreció otra explicación.

Camila Lobón documentó lo sucedido en un video que posteriormente subió a las redes sociales. INSTAR publicó de inmediato un posicionamiento sobre lo ocurrido y responsabilizó al gobierno cubano de tramar acciones de esa índole.

“Hoy a las 3 pm más de una decena de personas llegó a nuestra sede en Tejadillo 214, en la Habana Vieja, con la intención de “hablar con Tania Bruguera". Tania se encontraba en una reunión de trabajo y fueron atendidos en la puerta por Camila Lobón, una de nuestras coordinadoras, quien pidió al grupo se identificara, ya que no se trataba de vecinos del barrio. Solo entonces dijeron, sin más detalles, ser “de la comunidad de la Catedral",  en la que está enclavada nuestro instituto (INSTAR)”, comienza la nota de la organización.

“Es habitual que vecinos de nuestra sede y otros ciudadanos cubanos nos contacten para asuntos relacionados con el barrio o situaciones personales. Sin embargo, nunca ha llegado a juntarse esta cantidad de personas, siempre se han identificado con sus nombres y el asunto a tratar, y, sobre todo, jamás nos han filmado desde la acera de enfrente, como sucedió en este caso y consta en el video que adjuntamos”, expresó el comunicado y mencionó la presencia de una persona que grababa el episodio bajo orientaciones de los “factores de la comunidad”.

El grupo de aproximadamente 10 personas regresó una hora después de lo ocurrido, esta vez reducido a la mitad. No obstante, la mujer que hablaba en nombre de todos sostuvo su rol de vocera, fue la única que se manifestó o intentó intercambiar palabras con las coordinadoras de INSTAR.

Durante el segundo encuentro, la mujer confundió a la activista Aminta D'Cárdenas con Tania Bruguera, aunque luego rectificó y la llamó “cabecilla”. En esta ocasión, la mujer llamó “gusanas” y “contrarrevolucionarias” a las coordinadoras de INSTAR. 

“Acaben de terminar con la horda de salvajá que tienen aquí y de contrarrevolución. Porque vinimos hasta acá para enfrentarnos a ustedes pero como no tienen el valor, tenemos que decirle que terminen ya con esto aquí”, expresa la vocera al tiempo que manoteaba.

Camila Lobón, quien parecía no entender lo sucedido, le preguntó a qué debían enfrentarse o por qué motivo, aunque no obtuvo respuestas. 

“Nosotros en la comunidad no le vamos a permitir a ustedes ni a nadie el desastre que tienen aquí. Aquí hay mujeres y hombres que le traqueteamos. Aquí la fuerza revolucionaria del país no se lo va a permitir”, continuó la vocera.

Lobón preguntó al resto de los presentes si tenían algo que decir, pero ninguno pronunció palabras, en cambio, la vocera volvió a hablar en nombre del grupo.

“Ellos tienen mucho que decir pero no es necesario, solo queríamos transmitirles esto”, indicó antes de marcharse.

Según la nota de INSTAR, “ninguno de los vecinos participó de este acto”. 

“Amablemente nos saludaron cuando abandonamos la sede pocos minutos después”.

Varios activistas y periodistas independientes han reportado cercos policiales en los alrededores de sus viviendas desde que el pasado lunes la policía política liberara al opositor Luis Manuel Otero Alcántara, recluido contra su voluntad en un centro hospitalario por casi un mes. Además, las víctimas de este cerco policial (amigos o colegas de Otero), indicaron que se encuentran sin acceso a internet a través de datos móviles, una de las estrategias más recurrentes del poder para censurar las voces disidentes.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba