Habla cubano cuyo perro murió delante de dos policías: "Me dijeron que no era problema de ellos si se había muerto"

“Me dijeron que tenía que ir para la unidad porque estaba muy alterado, que no era problema de ellos si se había muerto el perro"...


El proyecto Bienestar Animal Cuba (BAC) difundió un vídeo y reveló detalles de la triste historia del joven al que la policía le impidió que llegara a tiempo al veterinario con su perro enfermo, lo que provocó que el animalito muriera en plena calle.

El BAC relata que sobre las cinco y media de la mañana el joven Ransel González Núñez -estudiante de sexto año de la carrera de Medicina- salió de su vivienda para llevar a su perro “Ragnar” con urgencia al veterinario porque, aunque estaba con tratamiento por una gastroenteritis desde el domingo, había pasado muy mal la madrugada.

El joven Ransel González Núñez con su perrito Ragnar

El joven contó que en cuanto amaneció montó al perrito en su moto -que está en reparación- para que un médico veterinario amigo suyo lo viera.

“Iba sin luces ni nada, pero tuve que salir así mismo porque no tenía en qué más ir. Llevaba mi licencia, pero con el apurillo había dejado los papeles de la moto”, refiere el muchacho, al que en 26 y 51 lo paró una patrulla y un oficial le pidió los documentos.

Ransel explicó lo que sucedía, les enseñó el perro y les dijo que estaba muriéndose, que necesitaba llegar con urgencia a la clínica veterinaria.

Sin embargo, los oficiales lo acusaron de estar disimulando con su perro “pues justo antes de que lo detuvieran cruzando la línea del tren, lo habían visto bajándose de su moto para reanimar al cachorrito porque iba casi muerto”.

Les sugirió que se quedaran con su identificación pero que lo dejaran seguir camino, pero los policías le contestaron que si quería se fuera en un carro pero que la moto se quedaba allí hasta que ellos vieran los documentos.

“Cinco de la mañana, imposible coger un carro, así que llamé a mi casa para ver si me llevaban los papeles hasta allí y le pregunté a un muchacho que estaba cerca en una moto para pagarle para que me llevara a buscar los papeles rápido, pero en medio de todo eso mi perro murió”, contó el joven al citado proyecto de bienestar animal.

La muerte del animal no consiguió conmover un ápice a los agentes

“Me dijeron que tenía que ir para la unidad porque estaba muy alterado, que no era problema de ellos si se había muerto el perro, que yo tenía que andar con los papeles”, subraya Ransel, que precisa que al final estuvo cerca de media hora con su cachorro muerto en la calle hasta que otra patrulla lo llevó para la estación de la Policía de Zapata y C, en El Vedado.

Cuenta que finalmente gracias a su mamá y a la madre del veterinario amigo suyo “que hablaron las cosas”, pudo salir de la estación.

Decenas de internautas reaccionaron el miércoles con indignación y tristeza al caso y no pocos argumentaron que hace unos meses ya sucedió algo similar. Aunque inicialmente varios comentaristas conjeturaron que tal vez había sido exceso de velocidad la causa de la detención de la policía, el texto del BAC revela el motivo real.

El gobierno cubano publicó el 10 de abril el Decreto Ley No. 31 sobre el Bienestar Animal, en respuesta a la presión ejercida por diversos colectivos animalistas en la isla en los últimos años para promover herramientas legales en defensa de los animales.

Publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria Número 25, el Decreto, que había sido aprobado en febrero pero cuyo contenido se dio a conocer en abril, supuso un avance pero generó polémica por varios motivos.

A pesar de contar oficialmente con un Decreto Ley de Bienestar Animal aprobado, protectores de animales en la isla siguen instando a concienciar sobre el drama de la falta de empatía hacia los animales entre un sector de la población.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba