Deniegan cambio de medida a Hamlet Lavastida: el artista permanece detenido en Villa Marista

Preocupa su situación en un momento en que -tras las protestas del 11J y la posterior oleada represiva- los cubanos ven con indignación y angustia la celebración de juicios sumarios y colectivos que violan las "garantías procesales".

Hamlet Lavastida en una foto de archivo Foto © Facebook / Hamlet Lavastida

El artista cubano Hamlet Lavastida, detenido por la Seguridad del Estado el 26 de junio y que se encuentra bajo custodia en Villa Marista, no podrá beneficiarse de un cambio de medida que le permita esperar el juicio en libertad o prisión domiciliaria.

Acusado de los presuntos delitos de “instigación a delinquir” y “actos de desobediencia civil”, Lavastida tendrá que permanecer bajo arresto en la sede del órgano de instrucción de la Seguridad del Estado a la espera de ser llevado ante el juez.

En un momento en que -tras las protestas del 11J y la posterior oleada represiva- los cubanos ven con indignación y angustia la celebración de juicios sumarios y colectivos que violan las “garantías procesales”, la situación de Lavastida es preocupante, más cuando se le ha querido hacer responsable de las manifestaciones que sacudieron el país de forma espontánea.

“Hoy denegaron el cambio de medida para Hamlet Lavastida”, denunció la activista y escritora Katherine Bisquet en un post de Facebook en el que calificó de “masacre” la represión desatada por el régimen cubano, así como los procesos irregulares con los que pretende castigar a los pacíficos manifestantes bajo la apariencia de impartir justicia.

“Hoy hay cientos de personas injustamente presas y siendo acusadas en juicios sumarios, de 12 en 12, por puñados, como en un matadero. Así, sin ninguna defensa, sin ninguna racionalidad, sin ningún atisbo de justicia. Lo que está haciendo esta Dictadura con los cubanos es una MASACRE”, afirmó la escritora.

Los testimonios de familiares han dado cuenta de este tipo de actuación judicial del régimen, que busca infundir terror en la población y cortar el impulso de protestar de una ciudadanía que ha salido a las calles a reclamar derechos y libertades negados por más de medio siglo por un régimen que pretende perpetuarse en el poder y que, según ha declarado, no tiene intención de abrir un diálogo con la sociedad civil y una solución negociada al conflicto.

“Vamos a ver si lo entendemos de una vez. Que no podemos apelar a ningún juicio, mínimamente humano, porque no existe en esta tiranía humanismo alguno. Vamos a ver si entendemos que en estos momentos Cuba entera es un Gulag”, indicó Bisquet, para quien los acontecimientos indican que el régimen cubano no tiene voluntad de entender el mensaje que ha lanzado la ciudadanía.

Lejos de abrirse a un diálogo sobre una transición pacífica y ordenada, los gobernantes cubanos se enrocan en posiciones ideológicas vacías de sentido para la mayoría de los cubanos. El gastado recurso de culpar a Estados Unidos y el embargo, o de agitar el miedo, el odio y la división entre los cubanos (proclamando cínicamente el amor como solución a los males de Cuba) y legitimar la violencia al llamado de que la calle es de los “revolucionarios”, dejan en evidencia el escaso apoyo popular que recibe este discurso.

“Vamos a ver si acabamos de darnos cuentas, que el embargo o bloqueo de mierda es una mera justificación para este régimen acabar y sepultar las almas de los cubanos. Me da lo mismo si lo tumban o lo mantienen 62 mil milenios más. Nunca ha servido para nada, salvo para mantener la narrativa de un lado y de otro de la amenaza constante”, expuso la joven poeta.

Para Bisquet, la amenaza mayor que se cierne ahora sobre la nación cubana es “la de los hombres genocidas, la de los hombres con poder sobre nuestros destinos”. Según consideró, es el miedo de estos el reflejo que más incide en su toma de decisiones.

“El mal de los hombres viene estipulado en el miedo, el miedo a perder lo que tienen, el miedo a perderse ellos mismos y ser juzgados por la masa. Ese miedo es lo que está haciendo que estos hombres que ahora masacran a miles de personas se aferren con sus dientes a algo que ya no les pertenece, algo que nunca les perteneció, pero que nosotros en algún punto lo dejamos ser”, reflexionó la activista.

Presos de ese pánico, los represores reaccionan como fieras acorraladas, incapaces de atender a razones. “Si seguimos sosteniendo esta mierda ellos van a seguir aferrados. Dejémosle caer Todo, dejemos de ser los guardianes al final del centeno. Dejemos que se despetronquen”, propuso.

“Dejemos que se caigan y rueden por el desfiladero de la soberbia y la ignorancia. Dejemos de justificarlos, dejemos las condescendencias. Ya son bestias, y de la bestialidad no se regresa”, concluyó la joven intelectual, víctima de una represión sistemática que la mantiene bajo una ilegal prisión domiciliaria que le impide su libertad de movimientos.

Cercano al movimiento de artistas e intelectuales que animó la manifestación del 27N frente al ministerio de Cultura, Lavastida regresó a Cuba el 20 de junio de 2021 tras concluir una residencia artística en Künstlerhaus Bethanien, de Berlín, Alemania.

Las autoridades le pidieron guardar la cuarentena preventiva de una semana en un centro de internamiento. El 26 de junio, día en que concluía la cuarentena, fue apresado y trasladado a Villa Marista. Entre las pruebas que manejan los instructores para construir su caso, está la idea comentada por el artista de imprimir logotipos del Movimiento San Isidro (MSI) en billetes cubanos de curso legal. Su encarcelamiento ha sido denunciado por la sociedad civil cubana, gobiernos y organismos internacionales.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Ivan Leon

Licenciado en periodismo. Máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de Madrid. Máster en Relaciones Internacionales E Integración Europea por la UAB.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba