Padres del bebé abandonado en Holguín regalaron otro hijo

Hay un cuarto niño del que no se precisa edad, pero que también vino al mundo tras un parto intradomiciliario y fue entregado “a unos familiares de Las Tunas”, aseguró un vecino al diario oficialista Juventud Rebelde.

Vecinos con el bebé abandonado en Holguín Foto © JR / Cortesía de los entrevistados y Facebook / Denep Grimaldy Cables

Sospechas de autoridades de salud pública y vecinos del reparto Alcides Pino en Holguín contribuyeron a desenterrar detalles de la procedencia del bebé abandonado en Holguín y apuntan a la existencia de un cuarto niño en la familia, según un reportaje del diario Juventud Rebelde.

Hasta el momento, se conocía de dos hermanitas, de dos y tres años respectivamente, y el varón acabado de nacer encontrado por un trabajador de comunales en un portal de la calle Fomento entre Prado y Colón, en la ciudad de los parques, precisó JR. Hubo, además, reportes imprecisos de exfieles de la congregación del falso “Elegido” que apuntaban a la existencia de más hijos.

Sin embargo, hay un cuarto niño del que el diario estatal no precisa edad, que también vino al mundo tras un parto intradomiciliario y fue entregado “a unos familiares de Las Tunas” -aseguró un vecino al medio oficialista-, en lo que podría considerarse una adopción ilegal.

El padre de los cuatro vástagos es natural del poblado tunero de Vázquez y, según reportes de allegados en la secta religiosa que practica, “no permiten niños varones para que no le usurpen su condición de Mesías”.

La madre de todos los niños es la joven desposada cinco años atrás por supuesto mandato divino, a la edad de 15 años. En la casa vivían también los padres de la muchacha, aunque desde hacía unos meses su progenitor se había ido a trabajar al campo, señaló un vecino a JR.

Según el diario, fue la directora del policlínico Alcides Pino, área de salud a la que debió pertenecer el pequeño de habérsele dado seguimiento en el periodo gestacional, quien relacionó el caso del recién nacido abandonado con la familia compuesta por el falso Mesías de alrededor de 40 años y su mujer de 20.

La doctora alertó al presidente del CDR donde la familia de fanáticos religiosos “llevaban casi dos años residiendo”, a partir de la sospecha del embarazo de la joven madre y “la evidencia de agua ensangrentada saliendo por el caño de la vivienda”, avistada por vecinos.

El área de salud de Alcides Pino es la más densamente poblada en el territorio holguinero, con 52 mil habitantes en más de 15 mil viviendas. En agosto, la viceprimera ministra de Cuba Inés María Chapman Waugh inició un recorrido por este reparto holguinero ante la compleja situación por la COVID-19 agravada por el contagio del 75% de su personal sanitario, lo que provocó el cese temporal de 30 consultorios de los 43 con que cuenta el reparto, según datos del semanario provincial ¡Ahora!.

Precisamente, la pandemia es una de las causas a las que la prensa estatal atribuye la no detección a tiempo del embarazo que terminó en escándalo, al tiempo que reconoce el aislamiento habitual de esta familia que, según fuentes consultadas por CiberCuba, data de, al menos, cuatro años e involucra a dos barrios de la capital provincial.  

El reporte no precisa si el niño anterior, regalado a personas de Las Tunas, nació en la casa de Alcides Pino o en el anterior domicilio de la pareja, en la calle Paz entre Agramonte y Garayalde, en la ciudad de Holguín.

Exfieles que vivieron en la antigua casa-templo aseguraron a CiberCuba que en la calle Paz también hubo partos intradomiciliarios, por lo cual, el padre de los niños fue condenado a un año de prisión, lo que obligó a los fanáticos a abandonar el barrio ante el rechazo de la comunidad.

Juventud Rebelde agregó que la familia no tenía servicio de electricidad en su morada de Alcides Pino “porque nunca mostraron propiedad del inmueble”. El diario no especifica si la familia recibía asistencia social, aunque menciona como ayudas prioridad en las colas de tiendas TRD y en las de los productos normados, y que a pesar de que “tampoco poseían libreta de abastecimiento”, “las pequeñas recibían sus cuotas”.

En cuanto al estado de salud de los niños, trascendió que el recién nacido continua en la sala de Neonatología del hospital pediátrico con todos los indicadores normales para su edad. “Es un bebé sano, de aspecto vital, que se alimenta bien y con necesidades fisiológicas normales”, dijo la jefa de la sala, doctora Ana Nastia Tamayo.

Las niñas se encuentran bajo el cuidado de un equipo multidisciplinario en el Centro Médico Sicopedagógico Modesto Fornaris, conocido por los holguineros como “el impedido físico” por ser un centro de rehabilitación para atender diferentes discapacidades. A su llegada se veían “temerosas, ansiosas, con evidente rechazo a figuras masculinas y dificultad para la marcha”, observó la licenciada Laritza Linares, jefa del equipo.

También, presentaban indicios de “deshidratación ligera, labios secos, carencia de lágrimas, huellas de maltrato físico y un estado nutricional desfavorable para sus edades y tallas”, probablemente a causa de la dieta blanda con la que se alimentaban en casa. Aún queda pendiente un diagnóstico definitivo de su condición de salud.

Sobre la salud de la madre, de la que ya se había dado un pronóstico reservado por su falta de cooperación con el personal de salud, el doctor Julio Yamel Verdecia, director del hospital Provincial Vladimir Ilich Lenin, dijo que “está ingresada en una de las salas de Puerperio Fisiológico, reportada de cuidado, aunque estable”.

En la madrugada del 25 de octubre, un trabajador de comunales y un transeúnte escucharon el llanto de un niño. Una señora que se había levantado a las 4:00 de la mañana para comprar leche y vecinos de los que madrugan para adquirir el pan normado llegaron hasta el lugar del hallazgo y avisaron a una enfermera que prestó los primeros auxilios al recién nacido abandonado.

Rescatado de entre la miseria y fruto de una unión de dudosa credibilidad que abraza el fanatismo cual fe religiosa, al pequeño y sus hermanos les aguarda un largo camino de sanación.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba