EE.UU. investiga a barco surcoreano que llevó autos Hyundai para el turismo en Cuba

El Glovis Corona saltó a los titulares el pasado octubre, cuando trasladó una flotilla de 800 vehículos con destino a Cuba tras hacer escala en el puerto de Mobile, Alabama, lo que podría constituir una violación de las regulaciones del embargo.

El Glovis Corona entrando a la bahía de La Habana con lote de autos. Foto © Yoemir Heredia / Facebook

Agencias federales de Estados Unidos investigan actualmente las operaciones de la embarcación surcoreana Glovis Corona, que el pasado octubre zarpó desde puerto de Mobile, Alabama, rumbo a Cuba con un cargamento de 800 autos para rentar al turismo en la isla.

Según fuentes gubernamentales consultadas por CiberCuba, la investigación involucra al Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) y la Guardia Costera (USCG), y a la Oficina de Industria y Seguridad (BIS) del Departamento del Comercio, y está enfocada en verificar si la transportación de los automóviles hacia Cuba violó las regulaciones del embargo estadounidense.

"Se está reuniendo toda la información vinculada a las actividades de esta embarcación en puertos estadounidenses para comprobar que se cumplieron los procedimientos marítimos y comerciales establecidos... Es una investigación muy exhaustiva", dijo una fuente vinculada al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) que pidió anonimato.

La fuente no descartó que pudieran aplicarse sanciones a la embarcación y a Hyundai Glovis, la naviera propietaria y operadora, con sede en Seúl, Corea del Sur, por presuntos incumplimientos de los requisitos de navegación y comercio con Cuba.

Un representante de la firma Norton Lilly International, que gestiona y coordina las operaciones de Hyundai Glovis en Estados Unidos, confirmó a CiberCuba que hay una investigación en curso sobre la travesía cumplida por el barco, pero declinó ofrecer pormenores sobre el asunto. Norton Lilly International está radicada en Freeport, Texas.

Sin embargo, la fuente adelnató que ninguno de los cargamentos trasportados a Cuba era de origen estadounidense y que ninguna de las importaciones/exportaciones entre los países implicados en el viaje viola la normativa comercial vigente.

El M/V Glovis Corona saltó a los titulares el pasado octubre, luego que trasladara hacia Cuba una flotilla de 800 vehículos de las marcas Kia Picanto, Hyundai Elantra y Santa Fe, destinados al servicio de rentas para el turismo.

La llegada del cargamento al puerto de La Habana, el pasado 13 de octubre, fue promovida por la agencia estatal Transtur, que anunció que los autos estarían muy pronto disponibles para los turistas en las oficinas y la página web de la empresa.

Transtur compartió imágenes de la renovación de su flota automotriz en un contexto marcado por la crisis del transporte y la falta de ambulancias para emergencias en todo el país, lo que destapó una oleada de críticas de la población en las redes sociales.

Pero el viaje del Glovis Corona a Cuba también despertó interrogantes sobre la posibilidad de que su estancia en puertos estadounidenses y el traslado de carga mercantil constituyera una violación del embargo.

De acuerdo con las regulaciones de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro, las embarcaciones que atraquen en un puerto cubano para desembarcar bienes o prestar servicios no podrán entrar a un puerto de Estados Unidos con el propósito de cargar o descargar mercancías durante un período de 180 días. La sanción es efectiva a partir de la fecha en que la nave salga de un puerto o lugar de Cuba.

Sin embargo, la normativa tiene excepciones para barcos extranjeros que se hayan dedicado a la exportación desde un tercer país a Cuba bajo licencias específicas, siempre que lo permitan las regulaciones de control del comercio -conocidas como EAR99- y no estén restringidos por razones antiterroristas.

Las circunstancias del traslado de los automóviles fueron a la vez objeto de suspicacias por una inevitable asociación con puerto de Mobile. En el estado de Alabama está localizada la mayor planta de fabricación y ensamblaje de autos Hyundai en Estados Unidos, Hyundai Motor Manufacturing Alabama (HMMA), que ensambla allí los Hyundai Sonata y Elantra, y los SUV Santa Fe.

De acuerdo con los registros de navegación, el Glovis Corona inició su trayectoria el pasado 30 de agosto en Yantai , China, y luego de completar su cargamento salió del puerto de la ciudad coreana de Pyeongtaek, el 9 de septiembre. En su recorrido recaló de tránsito en Panamá y luego emprendió rumbo a Estados Unidos.

Copia del registro de navegación obtenido por CiberCuba.

El primer punto estadounidense fue Freeport, el 5 de octubre. Allí cargó y descargó para seguir rumbo a Mobile, adonde solo descargó mercancías antes de encaminarse a La Habana, el 9 de octubre, de acuerdo con el documento de embarque obtenido por CiberCuba.

Interrogada sobre la mercancía subida en Freeport, la administración del puerto declinó referirse al manifiesto de carga y remitió las pregunta a la compañía Norton Lilly International.

Después de desembarcar los autos en La Habana, el barco salió hacia Veracruz, México, el 14 de octubre, y a continuación recurvó a Estados Unidos, con destino a Galveston, Texas.

Fue en Galveston donde se produjo la primera supervisión de CBP, que le retiró al buque el Permiso Temporal de Entrada (TPE) y se le aplicó un abordaje de Entrada Formal, según una fuente gubernamental. Actualmente la embarcación se encuentra en la zona de Nueva York/Nueva Jersey.

Lote de 800 autos Hyundai tras ser desembarcados en el puerto de La Habana. Foto: Transtur

Ni CBP ni BSI respondieron los mensajes de CiberCuba para comentar sobre el caso.

Los reportes contrastados sobre la ruta del Glovis Corona, indican que el buque cargó autos de reciente fabricación en Corea del Sur, los cuales fueron descargados en Freeport, Mobile y finalmente en La Habana.

No hay evidencia de que la embarcación recibiera ningún cargamento en Mobile. La carga subida en Freeport eran autos con destino a Africa Occidental y que permanecieron en el barco durante su breve estancia en La Habana y a su paso por Veracruz y Altamira, en México.

"Creo que la naviera surcoreana actuó de buena fe y asumió que este cargamento entraba dentro de la categoría de exención de EAR99, lo que hacía que las operaciones del buque fueran permisibles", dijo a CiberCuba una fuente relacionada con Hyundai Glovis, que forma parte del Grupo Automovilístico Hyundai Kia.

Aunque en su campaña electoral Joe Biden prometió flexibilizar las restricciones comerciales con Cuba, su administración ha mantenido en vigor las sanciones impuestas durante la presidencia de Donald Trump, que reforzó los controles del embargo y el cerco financiero contra el régimen cubano.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Wilfredo Cancio Isla

Periodista de CiberCuba. Doctor en Ciencias de la Información por la Universidad de La Laguna (España). Redactor y directivo editorial en El Nuevo Herald, Telemundo, AFP, Diario Las Américas, AmericaTeVe, Cafe Fuerte y Radio TV Martí.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba