Desacuerdos entre gobierno cubano y empresario italiano por liquidación de Azul Inmobiliaria, S. A.

La Tarea ordenamiento ha desordenado el sector inmobiliario cubano y agudizado conflictos con propietarios extranjeros.

TodoCuba
Edificio Atlantic, en La Habana Foto © TodoCuba

La liquidación de Azul Inmobiliaria, S.A. genera desacuerdos entre el gobierno cubano y el empresario italiano Michele Bizzi, que no consiguen cerrar un acuerdo por impagos de alquileres, reclamaciones mutuas y cobros en el extranjero, reveló a CiberCuba una fuente de Cimex, S.A.

AZUL INMOBILIARIA, S.A. es una empresa mixta del sector inmobiliario, participada por Inmobiliaria Cimex, S.A., como parte cubana y una sociedad de capital italiano, representada por el empresario Bizzi, que construyó y promovió el edificio Atlantic, ubicado en la calle D entre Primera y Tercera, en el barrio habanero del Vedado.

La empresa mixta cubano-italiana está en proceso de disolución, desde hace meses -por haber vencido su período de vigencia, establecida contractualmente-  pero existen discrepancias entre el socio extranjero y la parte cubana en cuanto a los objetos de la liquidación, principalmente por deudas existentes con la parte foránea, quien además es propietario de varios apartamentos.

Como dueño de apartamentos en el edificio Atlantic, Bizzi tiene alquileres pendientes de cobro, monto que pide a la estatal Inmobiliaria CIMEX, S. A. se le abone en cuentas en el extranjero, pero la parte cubana alega que el Mandato que tiene de su socio extranjero, establece que dichas rentas se le depositen en una cuenta en dólares, que tiene en el Banco Financiero Internacional (BFI), en La Habana.

Hace unos meses, Inmobiliaria CIMEX tomó la iniciativa de cambiar la administración del edificio y convocó a una junta de propietarios con varias propuestas, incluida un cambio en la gestión del edificio habanero, dando por hecho que la empresa mixta finaliza su función, al disolverse y liquidarse Azul Inmobiliaria.

Fragmento de la carta de Inmobiliaria Cimex, S.A. / Foto: Cortesía

Bizzi se ha resistido a aceptar la disolución y liquidación por no admitir los términos propuestos y se abstiene de hacer ningún acto conjunto con Inmobiliaria CIMEX, creándose una situación de bloqueo de la empresa y de la administración del edificio.

El abogado de Bizzi, el español Hermenegildo Altozano, con larga experiencia en Cuba, y socio del bufete Bird and Bird, aclaró a CiberCuba que su cliente "no tiene, en la actualidad, ningún pleito contra el gobierno cubano".

Pero fuentes de Cimex admiten que el nivel de disputa con Bizzi podría desembocar en una demanda del empresario italiano, amparada en acuerdos de protección recíproca de inversiones, entre Cuba y países extranjeros.

El conflicto se agudizó con la admisión del pago de las rentas en pesos cubanos, amparado en la Tarea ordenamiento, que provocó una descomercialización del inmueble, al punto que apenas los apartamentos que están rentados son precisamente aquellos de los cuales son propietarios las inmobiliaria estatales Cimex. Caribe y Palco; todas bajo la égida del conglomerado militar-empresarial Gaesa.

En la convocatoria de Junta de propietarios por Inmobiliaria Cimex, se reconocen la dificultades que provocó el reordenamiento monetario en sus ámbitos de actuación, pero sin atreverse a proponer una reversión, sino una súplica a propietarios extranjeros para que paguen en dólares o euros, desde el extranjeros, los gastos de comunidad del condominio.

"Creemos importante extenderles que con la aplicación de la  Resolución 115 modificada y concordada del Ministerio de Economía y Planificación, en la que se plantea que las AEI inmobiliarias no cobran con respaldo de liquidez las ventas realizadas a embajadas, sucursales, representaciones extranjeras o similares, siendo estas categorías la mayoría de nuestros clientes, esto trae como consecuencia que la empresa y el condominio no cuente con liquidez propia y suficiente para hacer frente a las necesidades de materiales y pago de servicios a suministradores.

Fragmento de la convocatoria de Junta de propietarios que alude a dificultades / Foto: Cortesía

"Debido a lo antes dicho se debe valorar si alguna de las Cuotas de Condominio será pagadera con liquidez para hacerle frente a las necesidades de comprar piezas y componentes para los sistemas del inmueble y algunos servicios que se presenten. En estos momentos tenemos contratos de serviciadores que necesariamente en sus cláusulas piden liquidez para estas compras, como los contratos de Cometal para mantenimiento de los elevadores, Unevol para el mantenimiento del Grupo Electrógeno Volvo, etc. Para hacer frente a estas necesidades y teniendo en cuenta la aplicación de la Resolución 115, sería muy conveniente pagar desde el exterior aquellos condóminos que tengan la posibilidad alguna cuota de condominio para contar con liquidez para estas compras". (sic)

Recientemente, CiberCuba publicó que el gobierno cubano adeuda, desde al año pasado, cientos de miles de dólares a propietarios extranjeros de viviendas en La Habana.

Una experta cubana en inversiones extranjeras, de visita familiar en Estados Unidos y que rehusó ser identificada, calificó de "error descomunal" la aplicación de la unificación monetaria en el ámbito inmobiliario para extranjeros, permitiendo los pagos en pesos, que "vulneran las garantías ofrecida a los inversionistas de estas promociones inmobiliarias".

"Sólo una acción desesperada por la falta de liquidez puede explicar tal desaguisado, que contradice la política oficial de dolarizar las tiendas de alimentos y bienes", concluyó.

La propia convocatoria de Inmobiliaria Cimex, S.A. revela las intenciones del gobierno cubano con respecto a su ya casi ex socio, Michele Bizzi, en los puntos 6 y 7 del Orden del día, pidiendo una auditoría y evaluación de daños en el condominio, atribuibles a la gestión de la administración, desempeñada por el empresario extranjero.

Fragmento convocatoria Junta de propietarios / Foto: Cortesía

La titularidad mayoritaria de empresas estatales cubanas en el edificio Atlantic obedece a un enfado monumental del entonces presidente Fidel Castro con Carlos Lage y Marta Lomas (ministra de Inversión Extranjera) que habían incluido un capítulo Inmobiliario en la Ley de Inversión Extranjera, y el comandante en jefe ordenó que se sacara ese acápite de la legislación y se devolviera el dinero a los extranjeros que ya habían comprado sobre planos; alarmado porque sus subordinados quisieran llenar las nuevas promociones inmobiliarias de jineteras con novios extranjeros.

Las empresas estatales Cimex y la extinta Cubalse se convirtieron en los mayores propietarios de los nuevos edificios ya en construcción; mientras los que aun no habían iniciado obras, fueron anulados por decisión de Castro.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba