En reclusión domiciliaria joven que protestó contra apagones en Jagüey Grande

Leonardo Yosmel Pérez Arias fue arrestado el pasado domingo bajo acusaciones de ser el instigador de una manifestación contra los apagones en el poblado matancero.

Facebook / Leonardo Yosmel Pérez y Yo amo a Jagüey
Leonardo Yosmel Pérez Arias y protesta en Jagüey Grande Foto © Facebook / Leonardo Yosmel Pérez y Yo amo a Jagüey

El cubano Leonardo Yosmel Pérez Arias fue puesto en libertad este lunes y se encuentra en reclusión domiciliaria por protestar contra los apagones junto a otros vecinos del Central Australia, en Jagüey Grande, provincia de Matanzas.

Pérez había sido arrestado el domingo, acusado de ser el "cabecilla" de la manifestación y citado a la estación local de policía con el pretexto de hacerle una “entrevista”. En estos momentos está bajo investigación por el delito de “incitación a delinquir”, dijeron familiares a CiberCuba.

“Como uno no sabe de leyes, uno está a la deriva, sin saber nada. Yo quiero ir a la policía de aquí, de Jagüey Grande, para que me expliquen por qué, sin causa probable para su detención ni para hacer lo que ellos hicieron, ahora me lo tienen bajo arresto domiciliario”, dijo a CiberCuba su madre, Danni María Arias Guevara.

De acuerdo con la señora, a las cuatro de la tarde del domingo 31 de julio, tras dos horas de espera frente a la estación policial, “el delegado de la unidad” informó a los padres del manifestante que este sería trasladado al Departamento Técnico de Investigaciones, conocido por “el Técnico”, en Matanzas.

“Yo me le enfrenté, le dije que por qué se lo iban a llevar, que él no era el único que se había manifestado. Y ellos [la policía] me dijeron que sí que se lo llevaban y que al otro día ellos lo regresaban para la casa, que eso era para hacerle unas preguntas”, agregó la madre.

Videos difundidos en redes sociales muestran a un grupo de personas frente a la policía y también en la sede del gobierno local exigiendo explicaciones sobre el arresto del joven manifestante.

“Cuando el barrio se entera que ya se lo quieren llevar para el Técnico y que no era para hablar con él, el barrio entero va para la policía. Y cuando la policía ve que el barrio se le para ahí, lo trasladan por detrás”, cuenta Alexis Ayala Arias, primo hermano del joven y quien notificó de la excarcelación en redes sociales.

Captura de Facebook / Yo amo a Jagüey

Pérez no fue el único procesado. Una mujer de identidad desconocida está pendiente de juicio por participar en la misma protesta. A ella “le pusieron una fianza por la alteración del orden o por incitación”, mientras que a Pérez “fue el único que se llevaron detenido para el Técnico de Matanzas porque supuestamente para ellos [la policía] él fue quien empezó todo”, precisó Ayala y negó que su familiar fuera líder de la protesta.

Según Ayala, su primo fue trasladado para Matanzas sin sus medicinas. “Y ahí fue cuando nosotros empezamos a decir cosas a la policía, no nos hacían caso y mi tía y todos los que estábamos allí fuimos para frente al gobierno”, recordó.

Una de las razones de los vecinos de Australia para que liberaran a Pérez es su delicado estado de salud. El cubano está bajo estudio médico por unos linfomas de los que se desconoce cuán invasivos son. 

También hace unos meses sufrió un episodio cardiovascular, cuyo tratamiento incluye intervención quirúrgica aún pendiente y medicamentos diuréticos y antihipertensivos como la Espironolactona y el Atenolol, explicó su madre.

“Ese medicamento él lo toma 9:00 de la mañana y 9:00 de la noche, y se lo vinieron a dar a las 5:00 de la tarde porque se plantó y dijo que no quería hablar con nadie, que no lo sacaran más [de la celda] que él no tenía nada que declarar”, precisó la señora.

“A él lo interrogaron tres veces, y lo que le preguntaban en los interrogatorios era que por qué él había salido a manifestarse”, agregó y subrayó que la policía insistía en catalogar a su hijo erróneamente como “el cabecilla principal de la manifestación”.

Pérez fue trasladado de la unidad de policía de Jagüey Grande al Técnico de Matanzas entre las 8:00 y las 11:00 p.m. del domingo. Allí permaneció detenido durante toda la noche y parte del día siguiente.

Fue liberado alrededor de las 6:00 de la tarde, aunque su familia no lo vio hasta bien entrada la noche de ese lunes porque no tenía en qué trasladarse desde el centro de detención a su poblado, ante la negativa de los oficiales de devolverlo a su casa, como habían prometido a la madre.

“Él no se puede alterar y ellos lo están provocando”, aseguró la madre en referencia a las fuerzas represivas. “Nosotros no estamos manifestándonos para hacer vandalismo ni ninguna de esas cosas. Nosotros estamos exigiendo nuestros derechos, y eso es lo que ellos no acaban de entender”, sentenció.

Decenas de habitantes del poblado de Australia han protagonizado dos protestas pacíficas por los prolongados apagones, la más reciente de ellas el sábado pasado. Gritos de “¡libertad!” y “¡no nos quiten más la corriente!” se escuchaban en los videos compartidos en las redes sociales.

La localidad matancera se suma a una creciente ola de manifestaciones pacíficas ante la crisis energética en el país que, junto a la inflación y la escasez de alimentos y de medicinas, multiplica el clamor popular en las calles y pone en jaque a las autoridades.

Desde el estallido social del 11J, el Observatorio Cubano de Conflictos (OCC) ha registrado 3,266 protestas en Cuba, de las cuales 1,713 ocurrieron en el primer semestre de 2022. Solo en la última semana ha trascendido la ocurrencia de, al menos, 15 protestas en 13 provincias del país. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Annarella Grimal

Annarella O'Mahony (o Grimal). Aprendiz de ciudadana, con un título de Máster otorgado por la Universidad de Limerick (Irlanda). Ya tuvo hijos, adoptó una mascota, plantó un árbol, y publicó un libro.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba