Balsero cubano relata riesgosa travesía a EE.UU. junto a sus dos hijas

"Si lo tuviera que hacer otra vez no lo vuelvo hacer por mis hijas. Muy riesgoso", admitió el cubano.

Collage Captura de Facebook/Lázaro Ali
Una de las menores en la embarcación (i) y Balsero cubano junto a sus dos hijas tras arribar a Cayo Marquesa, en Florida (d) Foto © Collage Captura de Facebook/Lázaro Ali

Un balsero cubano que arribó a Cayos Marquesas, en Florida, relató los percances que él otras seis personas, incluidas su esposa y sus dos hijas menores de edad, experimentaron durante la travesía, experiencia que admite fue muy riesgosa y no volvería vivir porque puso en peligro la vida de sus dos pequeñas.

“Acabo de llegar a Cayos Marquesas con mi mujer y con mis dos hijas y la gente dice, pero la travesía no es nada fácil. Si lo tuviera que hacer otra vez no lo vuelvo hacer por mis hijas. Muy riesgoso, en el Golfo de México hay unas olas en el medio del Golfo, en el Estrecho de la Florida de metro y pico dos metros, que yo pensaba que no llegaba aquí con mis hijas”, dijo Lázaro Ali al inicio de un testimonio en el que, abrazado a sus dos hijas, relató los pormenores de una travesía en la que debieron maniobrar con astucia en más de una ocasión para salvar la vida y la embarcación.

“Yo no le digo a nadie que no lo haga, pero deben tener cojones para hacerlo y venir bien preparado porque esto no es cosa de juego y menos cuando se sale con estas niñas”, añadió.

“La gente les dice ‘balseros’, pero como deben llamarlos es ‘cojonús’, porque hay que tener cojones para brincar el Estrecho de la Florida”, acotó el cubano, quien precisó el trabajo que pasaron a pesar de que hicieron la travesía a bordo de una embarcación chernera de pesca de la base de Santa Fe.

“Abrí yo, ojalá sigan yéndose más porque el futuro de todo cubano está aquí [EE.UU.] En Cuba no van a tener ningún futuro. Por eso yo la preparé y me fui con mis dos hijas. Tuve el valor de hacerlo”, dijo también Ali, quien tuvo palabras de disculpas para sus compañeros por haberse llevado la lancha.

“Me da mucha pena con las personas de Santa Fe, de la base, que hice buena amistad con ellas… yo no quería la embarcación para irme, pero mis hijas no van a pasar trabajo en Cuba. Me fui”, sentenció.

Además de marejadas con olas de hasta dos metros de altura, Ali hizo referencia a drones que desde el cielo vigilan las embarcaciones y precisó que la guardia costera norteamericana casi los captura a 60 kilómetros de distancia de Cuba, lo que los obligó a regresar en dirección a la isla para luego intentarlo nuevamente.

“Venía de frente partiéndome porque tenía el GPS prendido o un mercante me delató, una de las dos. Tuve virar hacia Cuba, abrirme para el Golfo y volver a entrar”, explicó.

En medio de su relato uno de los integrantes del grupo, apodado por Lázaro como “el carnicero de Punta Brava”, interrumpió la explicación y sentenció: “Nicaragua a EE.UU. lo cruzo yo cien veces. Si a mí me montan en un barco de esos, así si es original, yo no vengo para acá ni loco más”.

Lázaro Alí explicó que salieron a las 10 de la mañana de Cuba y que arribaron a Cayos Marquesas, un grupo de islotes deshabitados y cubiertos de manglares situados a unas 30 millas al oeste de Key West, sobre las 8 de la mañana.

“Yo no pensé llegar nunca a la orilla, aunque siempre tuvimos tremenda fe en Dios, y aquí estamos”, concluyó el balsero.

Desde el 1 de octubre de 2021, las tripulaciones de la Guardia Costera interceptaron a más de 3,700 cubanos, una cifra que de mantenerse superaría el récord anterior, en el año fiscal 2016, cuando fueron interceptados 5,396 migrantes de la isla.

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba