En Cuba Santa Bárbara es Changó y viceversa


América Latina, Cuba,

Publicado el Martes, 4 Diciembre, 2018 - 11:00 (GMT-5)


Para los cubanos, Santa Bárbara encarna un poder enorme. Unos la ven como la venerable santa católica que fue decapitada a manos de su padre por defender su fe. Otros, como Changó, uno de los orishas más populares del panteón que trajeron los esclavos africanos a la isla. De una u otra forma, es alabada fervorosamente por miles de devotos a lo largo y ancho del país.

Al decir de Dayana, cada cuatro de diciembre le pone ofrendas a su virgen y le enciende una vela para que cuide de sus hijos y le permita prosperar en su negocio para poder comprarse "pronto" una casa propia.

"El cubano se ve obligado a buscar en la religión algo en lo que creer para no rendirse ante todos los problemas que tiene: desde la comida hasta el transporte o la vivienda", explica la joven de 32 años.

No ad for you

De acuerdo con la integrante de la Iglesia Católica en Cuba, Evarista, de 76 años, "somos un pueblo mestizo. Los negros esclavos vinieron con sus deidades africanas y las incorporaron a los santos católicos para poder hacer sus ritos. Eso no significa que la devoción a Santa Bárbara no se traduzca en amor de Cristo.

"En la imagen de los católicos, Santa Bárbara vivió en el siglo IV en las cercanías de Constantinopla y es adorada tanto en Occidente como Oriente. Porta la espada con la que su padre Dióscoro le cortó la cabeza y es invocada contra las tempestades y los peligros de muerte repentina porque su verdugo fue súbitamente castigado por un rayo.

"Más que una guerrera, Santa Bárbara constituye un símbolo de fe inquebrantable, que normalmente es asociada con una corona y un manto rojo. Se le suele representar también con plumas de pavo real porque este animal es símbolo de la resurrección y la inmortalidad", asegura.

Según rememora Reinier, "a pesar de ser hijo de La Caridad del Cobre, los cuatro de diciembre le brindo una ofrenda a Santa Bárbara porque ella me sacó de la cárcel. Yo estuve preso y me liberaron el mismo día que me encerraron porque le pedí ayuda a Changó. Por eso le pongo príncipes negros, que son sus flores favoritas, plátanos, manzanas y vino tinto o vino seco. Hay quien le ofrece igualmente quimbombó y maíz.

"Changó es lo más grande que hay. Una de las siete potencias africanas. Es un santo que se asocia con la solución de problemas, ya sean buenos a malos. Dicen que Changó le teme a los muertos, pero lo que ocurre es que él representa la alegría, la danza, la música, el fuego, la fuerza viril, la vida.

"Tanto Changó como Santa Bárbara nos dan salud, prosperidad, afecto, misericordia. Yo busco donde haya una palma, la toco, lo llamo y le pido por mis seres queridos. Se le relaciona también con el trueno y con el número 6. Él castiga fuerte y protege a los niños. Es a quien siempre llamamos para resolver rápido cualquier dificultad", afirma el taxista de 41 años.

Se plantea que la primera imagen de Santa Bárbara que llegó a Cuba data de 1599. El santuario nacional de esta virgen se encuentra en la capitalina localidad de Párraga.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Suscríbete a las notificaciones de CiberCuba:

Cargando ...

Comentarios

Siguiente:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.