Tren cubano. Foto © Guerrillero

Indignación en Pinar del Río con la situación crítica de los trenes: impuntuales y con goteras

Este artículo es de hace 2 años

El sistema ferroviario en la occidental provincia de Pinar del Río está dando mucho de qué hablar. Los pinareños han denunciado el calvario de quienes tienen que recurrir a este medio de transporte que es impuntual, incierto y hasta tiene goteras.

“Hay muchos días que llegas y no despachan boletines porque desconocen si saldrá (el tren). Mientras, tenemos que esperar, pues nadie nunca tiene seguridad de nada", contó José Armando Martínez al periodíco Guerrillero.

En cuanto a las condiciones internas de los trenes, Mercedes Noda denunció al medio local que cuando llueve, dentro de los vagones llueve también y como 'solución' se han clausurado varias ventanas con cartón o con plywood, lo que hace que "en tiempos de calor sea insoportable un viaje en esas condiciones”.

Asimismo, llueva, haga un sol infernal o se retrase el tren en horas de la noche, los viajeros no tienen un techo en el cual refugiarse en la estación y tienen que permanecer a la intemperie a la espera de un tren incierto.

Guerrillero

Pero en la otra cara de la moneda las cosas no son menos alarmantes. "Trabajamos con maquinarias de más de 40 años, y las piezas de repuesto para arreglarlas ya no existen en ningún almacén del país", contaron los obreros ferroviarios, quienes no logran ver una solución palpable a estos problemas en la provincia.

Encima de las ínfimas condiciones y el duro trabajo por más de 12 horas, estos obreros también se enfrentan a un salario vergonzoso (225 pesos al mes) y a una precaria alimentación.

“Aquí la fluctuación de trabajadores es horrible, con las prerrogativas existentes bastantes quedamos. Ahora mismo solo tres de nosotros hacemos las labores de seis hombres en campos diferentes al nuestro. De La Habana vinieron muchos jóvenes, pero luego del servicio social se fueron pues ésta no era la vida que esperaban. Ahora los veo de joyeros, carretilleros, cuentapropistas, en cafeterías…”, explicó Jorge Vizcaíno Arencibia, jefe del área de locomotoras.

Por su parte, Ormani Pérez Espinel, jefe de brigada de revisión, contó acerca de las precarias condiciones de trabajo en locales sin baño ni área de descanso, con ratones y cucarachas "para parar un tren".

“Hace una eternidad que no nos dan capas ni overoles ni botas. ¿Y las linternas para revisar? Eso no existe. Puedo decir que en los más de 20 años que llevo en este trabajo nunca he visto la situación tan crítica que se vive hoy", aseguró.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985