Matrimonio igualitario en Cuba | Foto © Idania del Río/Facebook
Matrimonio igualitario en Cuba | Foto © Idania del Río/Facebook

La "guerra de carteles" por el matrimonio igualitario en Cuba

América Latina Cuba

Se podría decir que una "guerra de carteles" ha tenido lugar por estos días en Cuba, a raíz de varias declaraciones de la iglesia evangélica en contra del matrimonio igualitario en la Isla. 

Cinco congregaciones religiosas cubanas idearon una campaña en la que anunciaban que estaban a favor del diseño original de la familia, o sea, la unión entre hombre y mujer, y así lo divulgaron: 

Foto: Iglesia Metodista En Cuba

Incluso, durante un ayuno por parte de todas las iglesias metodistas del país, se incluyeron las imágenes de menores de edad en la propaganda en contra del matrimonio gay, algo que causó variadas críticas. 

No ad for you

El mensaje se restringe a decir que la familia es algo que Dios hizo, como se anuncia el libro Génesis, o sea, el concepto de familia tradicional.

Foto: Iglesia Metodista En Cuba

A raíz de esto, y utilizando la misma imagen de la campaña, muchos cubanos activistas y de la sociedad civil se han sumado para contrarrestar el mensaje de estas iglesias, utilizando la misma identidad del diseño gráfico pero cambiando el mensaje. 

Incluso se transmite que el de familia dejó de ser, hace tiempo, un concepto cerrado: todo cabe entre las personas que quieren pasar su vida juntos.

Foto: La Tizza/Facebook

Otro de los carteles en contra del mensaje religioso deja claro que el amor no piensa en género. La gente se ama, y ese sentimiento está más allá de sus respectivos sexos. 

Foto: Idania Del Rio/Facebook

Cuba está atravesando un momento crucial en cuanto a lo que se ha entendido y asumido siempre como la familia ante la ley. El anteproyecto de reforma de la Constitución de Cuba que se está sometiendo a discusión en el Parlamento dejó establecido el matrimonio como la "unión voluntariamente concertada entre dos personas con aptitud legal para ello".

Incluso oficialistas como Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, y quien funge como delegado en estas sesiones de debate, dijo: "Estamos inaugurando una nueva era, esta es una Constitución dialéctica y moderna. Y si hay que romper la tradición, se rompe". 

Barnet agregó además que "el amor no tiene sexo" y que "en el Socialismo no cabe ningún tipo de discriminación entre seres humanos. Estoy a favor del Artículo 68 de la nueva Constitución". 

Por su parte Gerardo Hernández Nordelo, uno de los cinco espías cubanos que se mantiene activo en la política del país, expresó durante su intervención: "No estamos discutiendo aquí si puede o no casarse una pareja del mismo sexo, sino sobre la obligación al mantenimiento del hogar y la responsabilidad de los hijos. He conocido parejas heterosexuales que no han tenido hijos y nunca los han acusado de violar la Constitución". 

Asimismo, Mariela Castro, hija de Raúl Castro y presidenta del Centro Nacional de Educación Sexual, Cenesex, quien viene advirtiendo de estos posibles cambios en la Constitución desde hace un tiempo, agradeció las opiniones "favorables" de los otros delegados a favor del matrimonio igualitario, y dijo: "Reitero que el matrimonio no es solo para tener hijos. Pero si se está diciendo que el matrimonio tiene fines reproductivos, entonces todas las familias cubanas han de tener garantizados por el Estado los derechos y vías para alcanzar estos fines".

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.