Sébastien Gaudard Foto © Sébastien Gaudard/ Facebook

El pastelero francés Sébastien Gaudard intenta enseñar a cocineros cubanos y choca con la escasez

Este artículo es de hace 2 años

Un reconocido pastelero francés ha viajado a Cuba como parte del programa “Goût de France” (Sabor de Francia), que persigue promover la gastronomía gala en el mundo, y ha vivido en primera persona lo que significa tener que cocinar en medio de una gran escasez.

Sébastien Gaudard, de 49 años, fue invitado a La Habana por la Embajada de Francia, para enseñar a unos 40 chefs cubanos a elaborar el Babá al ron (Baba au rhum), un dulce remojado en licor; una receta que parecía ideal para un país que produce los mejores rones del mundo.

Pero Gaudard no contaba con la crisis de la Isla. Los componentes de su plato: harina, azúcar, sal, huevos, levadura, mantequilla... convierten en una odisea la preparación de su postre tradicional.

“Sin que se trate de alta gastronomía, encontrar ingredientes tan simples (...), me doy cuenta de que aquí toma una dimensión diferente”, confesó a AFP.

Son insumos muy fáciles de hallar en cualquier parte, y por eso confiesa que siente “mucho respeto por todos estos chefs” cubanos.

Eddy Fernández, presidente de la Federación Culinaria de Cuba, explicó que recibir clases del príncipe de la pastelería de París es una oportunidad para los chefs locales. Ellos tuvieron que vencer un desafío: la embajada les pidió 50 babás al ron para una recepción que se celebraría al día siguiente.

“Es un reto. Por cierto, les dije que podían reinterpretar completamente el babá con productos locales para convertirlo en un producto totalmente cubano”, dijo Gaudard.

Así hizo Raulito Bazuk, propietario del restaurante Grados, situado en el Vedado, quien aceptó feliz la “invitación” de concebir su propia versión del dulce. Acostumbrado a innovar, propuso sustituir la mantequilla por el aceite y la harina de trigo por la de maíz. Para él, “es una oportunidad para ser creativo”.

Lo más difícil de esta receta era reemplazar la nata, con la cual se prepara la crema pastelera del babá. Pero ni eso lo desanimó. “¡Lo que vamos a utilizar es un invento! Y espero que funcione...”, concluyó.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba