Donald Trump. Foto © Flickr / Michael Vadon

Donald Trump dice a los migrantes que Estados Unidos “está lleno, ya no los podemos recibir”

Este artículo es de hace 1 año

Estados Unidos está a tope, según el presidente Donald Trump: ya no cabe nadie más. Así lo hizo ver el mandatario en su visita el viernes a la frontera en Calexico, California, donde expresó que el sistema de asilo no da abasto para más candidatos.

“El sistema está lleno. No podemos aceptarte. Sea que quieras el asilo, sea que quieras cualquier otra cosa. Es inmigración ilegal”, dijo Trump según la cadena CBS.

El inquilino de la Casa Blanca afirmó además que algunos peticionarios de asilo son pandilleros, con los que la condición de asilado es una “estafa” y una “broma”. “No temen a nada, y los abogados los animan. (Cuando formulan su solicitud), ellos leen lo que sus abogados les dan para leer”.

En la semana que termina, el republicano pidió a los congresistas demócratas, que son mayoría en la Cámara de Representantes, que trabajen por la seguridad en los límites con México y por una reforma migratoria.

“¡El Congreso tiene que unirse y eliminar inmediatamente los vacíos legales en la frontera! –escribió en Twitter–.  Si no actuamos, la frontera, o largos segmentos de esta, se va a cerrar. ¡Esto es una emergencia nacional!”.

Trump no ha dejado de referirse al tema de la emigración ilegal, y más de una vez ha vuelto a su retórica amenazante.

El lunes la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, anunció que cientos de nuevos agentes serían enviados a la frontera sur de Estados Unidos.

Al día siguiente el mandatario aseguró que estaba preparado para cerrar la frontera, aunque reconoció la labor de México en la reciente aprehensión de miles de personas que intentaban cruzar a territorio norteamericano.

En su cuenta de Twitter celebró que su país vecino esté “por primera vez en décadas realizando arrestos importantes de ilegales en su frontera sur, antes de que los migrantes inicien su largo periplo hacia Estados Unidos”.

El jueves Trump se retractó de cerrar la frontera y le dio un año a México para que detenga tanto las drogas como a los emigrantes ilegales. A su vez dejó caer la idea de gravar con aranceles a los autos que vienen desde el país latinoamericano, como medida coercitiva.

Sin embargo, horas antes de viajar hacia California advirtió que no ha cambiado de opinión y que podría cerrar la frontera en cualquier momento.

Este artículo es de hace 1 año

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985