Caracol africano en Cuba | Foto © Escambray/ Vicente Brito
Caracol africano en Cuba | Foto © Escambray/ Vicente Brito

Las autoridades cubanas advierten no usar el caracol gigante africano ni para ofrendas de santería


Publicado el Jueves, 6 Junio, 2019 - 08:12 (GMT-4)


Tras múltiples denuncias de la ciudadanía, el Instituto de Investigaciones de Sanidad Vegetal (INISAV) de Cuba ha emitido indicaciones para ayudar a la población en la eliminación del caracol gigante africano, una especie exótica invasora que se detectó en la isla en 2014 y que ha aparecido ya en 13 provincias.

Michel Matamoros Torres, máster en Entomología y Malacología Agrícola, informó a la Agencia Cubana de Noticias que una de las medidas consiste en destruir la concha, echarla en una bolsa que se cierre herméticamente y enterrarla.

También se puede quemar el molusco de forma segura, o sumergirlo en una solución de sal o cal al 3 % (tres cucharadas por cada litro de agua) durante 24 horas, y después sepultarlo.

No ad for you

Nunca debe tirarse vivo al río, ni a solares yermos, calles o en la basura doméstica.

Igualmente es peligroso consumirlos, comercializarlos, dispersarlos o emplearlos como carnada, adorno u "ofrenda a deidades afrocubanas".

El CGA puede ser hospedero de larvas del nematodo Angiostrongylus cantonensis, un parásito pulmonar de las ratas que al ingerir las larvas que portan los moluscos se infectan, y con ello pueden transmitirle al hombre la meningoencefalitis eosinofílica, una inflamación de la membrana que cubre el cerebro.

Según explicó el experto, una situación así ocurre también cuando la persona ingiere larvas de tercer estadio, al llevarse las manos a la boca después de tocar los moluscos o por la ingestión cruda o mal cocinada de vegetales contaminados con las secreciones de los caracoles.

Como medida de precaución, en caso de tener contacto directo con la baba del caracol, lavarse con abundante agua y jabón. Si se cree que el caracol pasó cerca de un alimento, enjuagarlo.

Hasta ahora, no se ha podido relacionar el caracol africano con ningún paciente de meningitis en Cuba.

Guantánamo, Pinar del Río y Cienfuegos son las únicas provincias en las que no se ha detectado la presencia de esta especie, que posee una alta tasa de reproducción, capacidad de adaptación al medio y diversas fuentes de alimentación.

Hace solo dos días autoridades de Camagüey confirmaron la presencia de unos 300 ejemplares tras revisar 600 viviendas en tres manzanas aledañas al foco inicial.

También en Holguín se inició un plan de saneamiento, tras el hallazgo de 1.200 caracoles gigantes de diversos tamaños.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.