Camión y Centro Multiservicios de Telecomunicaciones de ETECSA | Foto © CiberCuba
Camión y Centro Multiservicios de Telecomunicaciones de ETECSA | Foto © CiberCuba

Cubanos denuncian nuevas afectaciones en el servicio de internet móvil


Publicado el Viernes, 4 Octubre, 2019 - 12:20 (GMT-4)


Poco más de un mes después del último colapso del internet móvil en la isla, la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) anuncia la existencia de nuevas fallas en el servicio de algunas numeraciones, que podrían continuar intermitentemente en las próximas horas.

A través de su página de Facebook, el monopolio de comunicaciones explica que en las últimas madrugadas ha estado trabajando en la optimización de la red móvil y que actualmente labora para estabilizar el servicio en el menor tiempo posible.

De acuerdo con lo que reporta el vecino de La Habana Vieja, Diego, cuyo número telefónico comienza por +5358, “los datos móviles están funcionando pésimamente desde el último fin de semana. Lo reporté a una de las oficinas de Etecsa y solo me dijeron que no había ningún problema, que todo estaba funcionando bien.

No ad for you

“Luego, unos días después, veo que sacan una información donde admiten que están teniendo problemas. Creo que nada se resolverá hasta que no nos manifestemos todos en contra de un servicio carísimo y de mala calidad.

“Los precios están ‘mandados’, pero uno sigue pagándolos y Etecsa sabe que no tenemos otra opción. ¿Hasta cuándo será el abuso? Parecemos animales. Los cubanos tenemos que unirnos a ver si logramos que por lo menos eso nos favorezca”, comenta.

A tenor con lo que dice el profesor universitario Osmany, “el servicio se pierde cuando más necesito hablar con mi familia. No es cosa de ahora; nunca ha funcionado bien. Llevamos casi un año siendo timados por una empresa estatal. De nada nos sirve que nos pidan disculpas por las molestias ocasionadas.

“Creo que el relajo de Etecsa se acabará cuando los americanos nos pongan internet gratis y aquí no tengan cómo bloquearla. Nada funciona bien cuando del cubano se trata”, indica el joven cuya línea celular empieza por +5353.

Por otro lado, Zuleika aclara que “no he tenido problemas solo para usar internet, sino para hacer llamadas y mandar mensajes de texto. Llamo a otros móviles y se cae la comunicación después del primer timbre y los mensajes no pueden enviarse o llegan al destinatario sin dar notificación de que fueron entregados.

“Me he cansado de reiniciar una y otra vez el teléfono pensando que así solucionaría algo. Al menos ya tengo claro que el problema no es del celular o de que no tenga un paquete de datos disponible para la conexión, sino de la red de Etecsa”, resalta la modista de 38 años.

De igual forma, Marlén, de 47 años, asevera que las interrupciones se han dado por momentos, como si uno estuviera en un cachumbambé y un minuto está todo perfecto y al otro, peor que nunca. Muchas excusas, pocas soluciones y mucha insatisfacción.

“Por el camino que vamos Etecsa tendrá que indemnizarnos de alguna manera, como hizo a finales de agosto. ¿Cómo puede un ciudadano cubano acusar a Etecsa por no respetar sus derechos? ¿Si Etecsa no para de prestar servicios y de ingresar por qué no hace un convenio con una compañía extranjera?”, se pregunta.

En palabras de la informática Ileana, “el bloqueo estadounidense existe y es verdad que nos daña, pero el principal problema es el bloqueo interno. Nos pasamos la vida poniendo al bloqueo como excusa para callar las quejas, las dudas y los problemas de la población y ‘pasarle la mano’ a los directivos.

“He pasado casi todo el día sin poder usar el teléfono ni para realizar ninguna llamada. Es un servicio que no es gratuito por lo tanto deben de revisar toda su infraestructura y evitar de una vez que este tipo de problemas vuelva a suceder.

“Ya verdaderamente no se aceptan más excusas. Cuando no es una cosa es la otra. Nunca ha habido garantía de una calidad de conexión. ¿Por qué mejor no bajan las tarifas si de todas maneras no hay calidad del producto?”, apunta.

Igualmente, agrega Miriam, de 29 años: “Ya hace poco nos dijeron que habían resuelto el lío de la inestabilidad, pero la intermitencia sigue y no solo en la madrugada, sino durante las 24 horas del día.

“Hoy me quejé y me dijeron que mi llamada sería procesada, sin embargo, sé que nada resolveré con eso. Llamo a la operadora simplemente para desahogarme un poco. Ya han dicho tantas mentiras que no hay quien les crea.

“Llevan tres o cuatro días con problemas y ahora es que reportan la falla. ¿Por qué esperar tanto tiempo para publicar un reporte, si tienen todo tipo de medios de comunicación a su alcance? Necesitamos un mayor interés de Etecsa por lo menos para atender correctamente a los clientes”, concluye la estomatóloga.

Contribuye con CiberCuba

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Siguiente artículo:

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.