Antes y después de un perro callejero rescatado en Cuba y adoptado en Canadá

Bruno, un perro callejero cubano, fue recuperado por activistas y finalmente terminó con una familia en Canadá.

Bruno, antes y después de ser rescatado en Cuba y ser adoptado en Canadá. Foto © Collage con Facebook

Este artículo es de hace 1 año

La vida de Bruno, un perro callejero rescatado en La Habana, cambió totalmente cuando animalistas cubanos lo atendieron y fue adoptado por una familia en Canadá.

Bruno vagaba por las calles de la capital cuando fue rescatado por la activista Beatriz Navarro, según cuentan los responsables de su mejora en Facebook. Entonces este perrito pequinés no tenía pelo, como se puede ver en las imágenes, estaba flaco y sin atención veterinaria ni cuidados. 

Lo que comenzó en la capital de Cuba con el apoyo de muchas personas, reseña Navarro, continuó en Cárdenas, Matanzas, donde fue trasladado en junio y atendido por Zenia Hernández Gómez, el veterinario Yohanky Ruiz Delgado y otros que intervinieron para que volviera su pelaje, salud y alegría.

A principios de diciembre el perro callejero viajó a Canadá ya recuperado del todo en Cuba por el esfuerzo de los activistas independientes por los derechos de los animales.

"Gracias a todos los que hicieron que su triste historia tuviera un final feliz. Te extrañaré muchísimo, pero nos queda la satisfacción de que te guiamos con amor a tu hogar para siempre", confesó Hernández en Facebook. 

En Matanzas, donde muchos turistas canadienses viajan a vacacionar a Varadero, hay varias páginas de Facebook que ponen en contacto a los defensores de los animales y las personas dispuestas a adoptar. 

"Stray Dogs and Cats in Varadero" y PABS Protección Animal Por un Bienestar Social son dos de los grupos en dicha red social donde se informa sobre las acciones de los animalistas en ese territorio. 

La recuperación de Bruno en Cuba y su final feliz en Canadá fue celebrado por muchos usuarios en Facebook.

"Bienvenido a Canadá, hermosa criatura", "¡increíble recuperación! No entiendo cómo pueden haber personas capaces de permitir semejante crueldad a un animalito tan indefenso" o "estas publicaciones son las que nos hacen seguir adelante nuestra dura labor" son algunos de los comentarios. 

En Cuba siguen sin la prometida Ley de protección animal, pese a las múltiples denuncias y peticiones de los ciudadanos y acciones como la de estos animalistas que le cambiaron la vida al pequeño Bruno. 

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba