Ceremonia de obtención de la ciudadanía en EE.UU. Foto © thoughtco.com/Spencer Platt

Crisis del coronavirus retrasa camino a la ciudadanía de miles de residentes permanentes en EE.UU.

El proceso de naturalización de más de 100.000 personas en Estados Unidos se encuentra en un limbo burocrático por la pandemia de coronavirus, que podría impedirles votar en las próximas elecciones. 

De acuerdo con un reporte de la compañía Boundless, citado por el canal Univisión, los inmigrados que ya cuentan con su residencia legal en el país no han podido juramentar para obtener la ciudadanía debido al cierre de las oficinas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración.

Frente a esta situación, abogados especialistas en el tema sugirieron al gobierno hacer la ceremonia de forma virtual, dado que la ley no esclarece que la misma deba ser presencial.

Algunos afectados han dicho que al llamar a las oficinas, les han respondido que esperen hasta diciembre para obtener su ciudadanía, lo cual les impediría participar en las elecciones de noviembre.

Al respecto, catedráticos consultados por Univisión consideran que esta demora es una forma de reprimir el voto de las personas inmigrantes en las próximas elecciones y mandar un mensaje racista a los seguidores del presidente Donald Trump.

Un catedrático de la Universidad de California dijo que la inacción para reanudar los trámites es parte de la meta del presidente Trump de limitar la inmigración.

"Es una movida sindical y política para tratar de dividir el país entre gente nativa y gente emigrante, no tiene ningún sentido económico mantener a la gente en un estatus pre-ciudadano", expresó.

La pandemia de coronavirus y las decisiones gubernamentales relacionadas con la crisis sanitaria han afectado a miles de inmigrantes, muchos de ellos de origen cubano.

Una de las primeras medidas que interfirieron en la emigración cubana fue la suspensión de las cortes de asilo en la frontera el pasado mes de marzo, por lo cual muchos migrantes en los centros de detención o los que esperan en la parte mexicana, han visto aplazados sus juicios para obtener el ansiado asilo político. 

El pasado 24 de abril otra medida jugó en contra de los migrantes, cuando Trump suspendió temporalmente la inmigración, afectando a todos los extranjeros que no tienen un visado válido para acceder al país.

"Para proteger a nuestros valiosos trabajadores estadounidenses, acabo de firmar una orden ejecutiva para suspender temporalmente la inmigración hacia Estados Unidos", dijo el mandatario.

El decreto presidencial impactó a cientos de nacionales cubanos que tenían en proceso sus casos de reunificación familiar, aguardaban en la frontera mexicana por su solicitud de asilo o aspiraban a beneficiarse por el sorteo de la Lotería de Visas.

La carrera presidencial de cara a noviembre de este año ya comenzó. El jueves, la campaña de reelección del republicano Trump lanzó un bombardeo publicitario masivo de varios millones de dólares contra su oponente demócrata Joe Biden, en el mayor ataque contra el precandidato desde el inicio de la emergencia sanitaria por el COVID-19. 

Las encuestas recientes han mostrado una carrera apretada entre los dos en temas fundamentales surgidos de la crisis por el coronavirus, como la creación de fuentes de empleo (Estados Unidos ha perdido 36 millones de puestos de trabajo en las últimas semanas). 

En la última encuesta de Reuters/Ipsos, realizada el lunes y martes, el 45% de los estadounidenses dijo que Trump tendría un mejor desempeño en la creación de empleos, contra un 32% que consideró que Biden lo haría mejor en ese aspecto.

Archivado en:

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985