Raúl Castro con nasobuco Foto © Estudios Revolución

Raúl, el bellaco de los Castro, cumple 89 con Cuba en el precipicio

Raúl Castro Ruz cumple 89 años con Cuba metida en el hoyo que ayudó a cavar con aquellos brindis por Stalin, y ensanchó definitivamente con su miedo ante la ola Obama y el congelamiento de las reformas que habrían permitido al país afrontar la crisis agravada por el coronavirus con legitimidad política y racionalidad económica, que son los mejores antídotos del comunismo de compadres que practica desde el Segundo Frente.

El bloque militar está escindido en dos facciones debido a la voracidad del General de Brigada Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, que está llenando La Habana de activos inmobiliarios en zonas con futuro como el hueco de La Rampa (25 y K), el Paseo del Prado, 1ra. y D, Vedado, y las torres gemelas de 3ra y 70, en Miramar.

Todo con dinero de GAESA, es decir, plata del pueblo cubano -que siendo uno de los más instruido de la región- es de los que peor vive junto con Venezuela, Haití y Nicaragua.

A 10 meses de su jubilación anunciada, Cuba apenas produce y exporta, excepto emigrantes de dos categorías: El cubano que quiere irse, incluidos los aspirantes a gusañeros, y el brigadista sanitario disfrazado de internacionalista, sometido por la dictadura con la ley del embudo salarial, un 80% para el régimen y un 20% para el trabajador.

Si Jesús Menéndez levantara la cabeza y mandara a Granma Cubadebate el texto del Diferencial azucarero que firmó con los explotadores yanquis, el esclerótico Partido Comunista iba a enfermar de parkinson y más de uno de los relativistas morales que anidan en la subguara, abriría la boca y exclamaría: ¡Coñó!

Con la actual coyuntura cae también el mito de eficiente administrador de Raúl Castro, esa leyenda que creció en torno a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) por el trabajo del General de División Julio Casas Regueiro y su equipo de Retaguardia en la administración de recursos soviéticos y el germen del sistema empresarial militar, que era el sueño de su jefe para igualar su particular contienda con Ramiro Valdés y el Ministerio del Interior, al que acabó engullendo en el verano de Saturno de 1989.

El bellaco de los Castro, como suele llamarse a sí mismo en tono jocoso, administra la finquita desde 2006 y los resultados de su gestión están a la vista de todos en el Noticiero Nacional de Televisión con juicios relámpagos y condenas expeditivas a actores de la economía que venden a las personas lo que el estado comunista lleva negándoles durante décadas.

En días recientes, hemos recordado la trágica ocurrencia del vaso de leche (2007), pero 13 años después, la tierra sigue llena de marabú en manos del Estado y los campesinos ya no distinguen entre Acopio y la Policía de Carreteras de un país hindú en medio del Caribe, repleto de vacas sagradas en todos los ámbitos.

El primer sustituto del Comandante en Jefe de la primera revolución antiimperalista en América Latina ha devenido en CVP de Estados Unidos con quien colabora -desde 1994- en los ámbitos de desastres naturales, investigaciones marinas en el Golfo de México, narcotráfico, trata de personas y un discreto, pero mensual intercambio entre militares de la Base Naval de Guantánamo y la Brigada Fronteriza.

Tampoco ha sabido salirse a tiempo de la ecuación venezolana, aún sabiendo que la cúpula chavista negocia con Washington y que su hermano y guía había apostado a todos los caballos en el intento de golpe de estado de 2002 y, solo cuando vio que Carmona era un pendejo, pidió a Olguita que lo comunicara con el general Raúl Isaías Baudel.

Quizá su sueño más íntimo habría sido alternar temporadas en la dacha de Mayarí, que dicen está construida con todos los hierros, con paseos tranquilos por Yucatán y Ciudad de México del brazo de su hermana Emma, perfilando la reconciliación con Juanita, en la que ha ayudado Mirta Díaz-Balart Gutiérrez, que siempre tuvo feeling con su cuñado.

El único General de Ejército de Cuba comienza a quedarse sin tiempo político y vital, y desde este miércoles comienza a caminar hacia los 90, un número que lo desvela porque en esos años vio peligrar su revolución, tras la amargura de ver derribar estatuas de Stalin y haber sido depositario del mensaje clave de los soviéticos en 1979: Dile a tu hermano que si ustedes se buscan líos con los americanos...

El patico feo de la revolución cubana sobrevivió a todos sus compañeros carismáticos y atractivos, empezando por su hermano Fidel y siguiendo con Camilo Cienfuegos y el Che Guevara, con quien caminó hasta la popa del Granma porque no se sabían el nombre del yate. El argentino ha sido más útil después de muerto.

Solo le queda cuidar políticamente a Díaz-Canel, intentar dejar resuelta la subordinación de GAESA al poder civil, restablecer la armonía entre los dos sectores militares, rezar cada noche por Machado Ventura, y seguir mirando con el rabillo del ojo de la Contrainteligencia al Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, con quien compite por morir después. ¡Casi nada para los 90!

El Cuate entra en una edad en la que un dolorcito en el pie que tiene más grande que el otro preocupa el triple y cuando el coronavirus obliga a meterse en la valla de gallos con nasobuco, ordenando que desvíen las líneas eléctricas de media tensión que sobrevolaban su mansión habanera, tan cerca de CIMEQ y de la clínica de 43, que es la mitad, más tres, de 89 junios.

Uno puede tener buenas ideas, incluso voluntad reformista, pero nunca debe quedarse a medias y Raúl Modesto Castro Ruz se paralizó ante el sabotaje de la poderosa burocracia castrista y su miedo más persistente: Yo no tengo donde esconderme...

Archivado en:

Artículo de opinión: Las declaraciones y opiniones expresadas en este artículo son de exclusiva responsabilidad de su autor y no representan necesariamente el punto de vista de CiberCuba.

Carlos Cabrera Perez

Periodista de CiberCuba. Ha trabajado en Granma Internacional, Prensa Latina, Corresponsalías agencias IPS y EFE en La Habana. Director Tierras del Duero y Sierra Madrileña en España.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985