Entrenamiento de agentes SWAT de Florida (Imagen referencial) Foto © Wikimedia Commons

Renuncian diez agentes de un equipo SWAT de Florida tras críticas a la policía

Diez integrantes de un equipo SWAT de la policía de una ciudad de Florida renunciaron a sus puestos esta semana, en medio de un escenario marcado por protestas contra el racismo y la brutalidad policial, tras la muerte del afronorteamericano George Floyd durante un arresto.

Los agentes de la ciudad de Hallandale Beach, en el condado de Broward, aseguran estar “mínimamente equipados, poco entrenados y muchas veces restringidos” para realizar sus funciones, según una información de WSVN-TV, la estación de la cadena FOX en Miami.

En una carta fechada el pasado martes, los oficiales mostraron su preocupación por el “clima político actual” y su impacto en su desempeño y denunciaron que los funcionarios de la ciudad ponen “la seguridad de los perros sobre la seguridad de los miembros del equipo”.

No obstante, los diez uniformados recalcaron que abandonan la unidad SWAT pero no renuncian a continuar en el Departamento de policía.

La misiva, enviada a la jefa de la policía de Hallandale Beach, la hispana Sonia Quiñones, llega en un momento en que los agentes del orden en todo el país están siendo meticulosamente observados por la sociedad civil.

La muerte de Floyd mientras estaba bajo la custodia de cuatro policías en Minneapolis, sin haber opuesto resistencia al arresto, ha traído como consecuencia un examen de denuncias anteriores de fuerza excesiva por parte de los oficiales de orden público, sobre todo contra los afroamericanos.

Los agentes de la división especial SWAT expusieron a Quiñones que no sienten el apoyo de los líderes de la ciudad ni de los jefes del departamento de policía.

Tampoco les gustó que altos funcionarios de la policía de Hallandale Beach se arrodillaran junto a los manifestantes durante una manifestación el lunes pasado.

“Hasta que estas condiciones y sentimientos se rectifiquen y aborden (…) no podemos realizar de manera segura, efectiva y de buena fe los deberes en esta capacidad sin ponernos a nosotros y a nuestras familias en este nivel de riesgo innecesario”, dice el texto de la carta.

Tras conocerse el documento, el administrador de Hallandale Beach, Greg Chavarria, respondió que los oficiales que renunciaron estuvieron de acuerdo en reunirse con el jefe para discutir sus preocupaciones.

También subrayó que estas salidas de la unidad SWAT no afectan la seguridad pública de la población.

“Mencionan específicamente su descontento con el jefe que se une a los miembros de nuestra comunidad para ponerse de rodillas contra el racismo, el odio y la intolerancia a principios de esta semana. Han declarado incorrectamente que el gesto apoyaba a un funcionario electo. Esto simplemente no es cierto”, recalcó.

Esta semana una organización policial de Brevard, Florida, se ofreció a contratar policías que hayan sido despedidos o renunciaron a sus cargos durante los recientes disturbios derivados del crimen de George Floyd.

La Orden Fraternal de Policía (FOP, por sus siglas en inglés) publicó un mensaje dirigido concretamente a 57 agentes de Buffalo, en Nueva York, que renunciaron en solidaridad con dos compañeros suspendidos y a otros seis de Atlanta que fueron acusados de varios cargos, por haber usado fuerza excesiva contra dos estudiantes negros que se iban de una protesta.

Los dos miembros del Departamento de Policía de Buffalo fueron cesados tras divulgarse un video en el que se veían empujando a un manifestante de 75 años, quien cayó al suelo y quedó inconsciente.

En los últimos días, durante las protestas por el caso de Floyd, se han producido ataques a oficiales en varias ciudades de Estados Unidos, que han sido embestidos por autos o golpeados con armas blancas o de fuego.

En Florida, un agente fue apuñalado en el cuello y tuvo que ser trasladado al hospital.

El hecho ocurrió en Jacksonville, ciudad del condado de Duval. Según reveló el sheriff Mike Williams, un grupo de individuos vandalizó varios autos de la policía tratando de incendiarlos y rompiendo las ventanas.

“Tenemos un oficial que fue apuñalado, fue cortado en el cuello y actualmente está en el hospital”, detalló en conferencia de prensa.

Archivado en:

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985