Trabajadores en fábrica de leche en polvo de Camagüey Foto © ACN

Reabre en Cuba fábrica de leche en polvo tras varios meses sin funcionar por "mantenimiento"

La fábrica de leche en polvo de Camagüey, única de su tipo en el país, reiniciará su producción después de varios meses sin funcionar por motivos de mantenimiento y tras aplicar “mejoras” a su tecnología.

Un reporte oficialista explica que dicha producción depende del aumento de la entrega de leche por los ganaderos, lo cual ocurre cuando comienzan las lluvias, de ahí que se aprovechara el período para arreglos en los equipos, cuando el país, por otra parte, atraviesa una seria crisis de abastecimiento.

Rolando Contreras, director de la entidad, explicó que se repararon las cuatro calderas y los suavizadores de agua. A estos últimos también se led dio mantenimiento junto a las descremadoras, equipos que han presentado problemas, en su mayoría por roturas, indica la Agencia Cubana de Noticas ACN.

Este año, la fábrica planea entregar 500 toneladas de leche en polvo, por lo cual están obligados a obtener 4,2 toneladas diarias, un volumen cuya obtención se dificulta si se observa el atraso en la arrancada de las operaciones.

Otro factor en contra es el arribo del alimento, disminuido en gran medida a consecuencia de la sequía que afectó la región y, por consiguiente, la obtención de leche. Ante el déficit productivo, el régimen cubano, que a menudo insiste en la sustitución de importaciones, se ve obligado a comprar más de 30 mil toneladas de leche en polvo en el mercado internacional.

Con la crisis que enfrenta el país, la fabricación de yogur y helados con leche en polvo han disminuido sus índices productivos y, en respuesta, la Empresa Láctea de Camagüey que ha incrementado el uso de leche fluida para esos fines.

En febrero de este año, antes de que se desatara la crisis sanitaria mundial por el coronavirus, Cuba no garantizaba ni siquiera el embalaje de la leche en polvo, al punto de tener que distribuirla en bolsas de refresco instantáneo a quienes podían adquirirla en las bodegas.

De igual modo, se conoció que el producto estaba siendo despachado a granel en los establecimientos donde se podía adquirir. La falta de polietileno para fabricar los paquetes, fue la causa que esgrimió a finales de ese mes Genisley Hernández González, segunda jefa de la División Agroalimentaria del Grupo Empresarial de la Industria Alimentaria.

“Para embolsar todas las producciones la industria necesita mensualmente un volumen significativo de polietileno, el cual no ha arribado al país”, explicó la funcionaria. “Tengamos en cuenta que solo para la canasta familiar normada se distribuyen, cada mes, 2 500 toneladas de leche en polvo, que incluye la leche de los niños, así como las dietas médicas y especiales”, agregó.

Cuba avizora una crisis económica aún más profunda como consecuencia de la crisis internacional por la pandemia. Organismos regionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pronosticaron que la economía cubana caería un 3,7 por ciento en 2020, debido a los efectos globales del coronavirus.

En sus declaraciones más recientes, el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel señaló que la isla podría retomar su “normalidad” de manera “gradual y asimétrica”, y adelantó que la primera fase de la recuperación podría iniciarse a mediados de la próxima semana.

“Nosotros creemos -y no quiero darlo como una cosa sentada, sino como un posible pronóstico-, que a mediados de la semana que viene o principios de la siguiente podamos estar implementando esta etapa de recuperación”, dijo el sustituto de Raúl Castro en la administración de la Isla, durante el programa Mesa Redonda.

“Estamos impulsando un huracán de creatividad para romper las adversidades”, dijo en otro momento, refiriéndose, sin precisiones, a los planes de su gobierno para hacer frente a la actual situación del país, donde se impone la escasez de alimentos y los productos más elementales como una norma.

Díaz-Canel llamó a mantener “igual disciplina, consagración y esfuerzo” en las venideras etapas e insistió en que “hay disposiciones que necesariamente se extenderán en el tiempo”, como el uso de la mascarilla protectora o nasobuco, para evitar la propagación de la enfermedad.

Archivado en:

Maykel González

Periodista de Cibercuba. Graduado de Periodismo por la Universidad de La Habana (2012). Cofundador de la revista independiente El Estornudo.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

 +34621383985