Trump baja la rampa tras su discurso en West Point Foto © Screenshot Youtube

Trump aclara rumores sobre sus supuestos problemas de salud

El presidente Donald Trump respondió a dudas sobre su estado de salud, después de que circularan en redes sociales videos de él caminando cautelosamente por una rampa y teniendo problemas para llevarse un vaso de agua a la boca durante un discurso pronunciado en la Academia Militar de los Estados Unidos, en West Point.

Trump, quien cumplió 74 años este domingo, fue grabado este sábado bajando la rampa paso a paso después de pronunciar un discurso ante los cadetes graduados en la academia con sede en Nueva York. El superintendente de la academia, el teniente general Darryl A. Williams, caminó junto a él. Trump aceleró un poco sus últimos tres pasos, para llegar al final de la rampa.

Acostumbrado a atacar a sus oponentes políticos sobre su energía o vigor -lo hizo con Hillary Clinton, a quien condenó por su supuesta falta "estamina" en la campaña del 2016, y suele burlarse de Joe Biden llamándolo 'Sleepy Joe' (soñoliento, adormecido)-, el presidente salió al paso de las especulaciones por la noche con una explicación en Twitter:

"La rampa por la que bajé después de mi discurso de graduación de West Point era muy larga y empinada, no tenía pasamanos y, lo más importante, era muy resbaladiza. Lo último que iba a hacer era "caerme" para que Fake News se divirtiera. Los últimos diez pies los corrí a nivel del suelo. ¡Momentum!

Otro video que provocó comentarios mostró a Trump tomando un sorbo de agua de un vaso escondido bajo su atril en el estrado. El presidente sostuvo el vaso con la mano derecha y se lo llevó a la boca, pero por un momento pareció tener problemas para levantar más el brazo. Usó su mano izquierda para empujar el fondo del vaso hasta sus labios.

El diario The New York Times recordó su inesperada visita en noviembre pasado al Walter Reed Medical Center. A diferencia de las dos últimas ocasiones en que Trump se había sometido al chequeo de rutina, esta vez la visita al centro médico no figuró en la agenda pública del presidente ni fue avisada con antelación. Entonces, Trump dijo que se trataba de un chequeo de rutina que había comenzado y que seguiría "el próximo año", sin más detalles.

La salud de un presidente es un tema de interés público y aún más si es candidato a reelegirse para otro periodo presidencial.

El médico de la Casa Blanca publicó un memorando este mes que resumía el chequeo anual de Trump, pero proporcionó poca información más allá de la presión arterial (normal) y una descripción de su consumo de hidroxicloroquina como profiláctico después de que el presidente estuvo expuesto a dos miembros del personal que dieron positivo al coronavirus.

La dificultad de Trump para atravesar escaleras y rampas ha surgido antes, especialmente en enero de 2017, cuando agarró la mano de Theresa May, entonces primera ministra británica, mientras caminaban en la Casa Blanca.

El presidente ha tratado frecuentemente de hacer preguntas sobre la salud y la aptitud mental de sus rivales, mientras se indigna cuando se cuestiona la suya.

El médico personal de Trump antes de ser presidente, el Dr. Harold N. Bornstein, ha dicho públicamente que Trump dictó una nota que el médico escribió sobre su estado físico cuando era candidato.

"Si Trump resulta elegido, puedo afirmar inequívocamente que será la persona más saludable elegida para la presidencia", escribió el médico en la nota, que se publicó en diciembre de 2015.

Archivado en:

Ernesto Hernández Busto

Periodista y ensayista cubano. Fundador del sitio Penúltimos Días.

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985