Foto © Collage

Llueven las quejas por mal servicio en hoteles de Guardalavaca, en Holguín

Dos quejas publicadas con muy pocas horas de diferencia criticando el mal servicio en dos hoteles de Guardalavaca, en Holguín, reabre el debate sobre las diferencias entre el trato al turismo nacional y extranjero.

“¿Es que mi dinero no vale?, ¿Es que por ser cubana soy menos en mi país que un extranjero?”, se pregunta una cubana que ha relatado su accidentado paso por el Hotel Club Amigos Atlántico, en el citado polo turístico, a mediados de este mes.

“Desde el inicio todo fue un problema” -relata Jessica Carralero- quien precisa que para empezar no les dieron la bienvenida, lo que considera un detalle menor si se tiene en cuenta que luego pasó mucho más.

Le entregaron una habitación preparada para dos personas cuando estaba reservada pagadas para tres, y afirma que necesitó llamar dos veces para pedir que se les “completara el avituallamiento”, lo que sucedió un par de horas después cuando una camarera les “entregó una toalla y un jabón”.

“Para continuar el malestar, el sistema de agua caliente no funcionaba, solo disponíamos de duchas frías. Fuera de la habitación defectuosa, la alimentación estuvo pésimamente elaborada y poco variada. La atención en los restaurantes y bares fue totalmente ineficiente. A cada paso y con la peor forma, nos informaban de reglas nuevas que nunca se nos comunicaron a la llegada”, añade Carralero.

Explica que cuando pidió un Libro de Quejas y Sugerencias tardaron más de 15 minutos en dárselo, y precisa que no tenía ni un solo criterio.

Tras explicar que se ha hospedado por trabajo o recreación en varios hoteles del país en un rango de 3 a 5 estrellas, precisa que nunca antes se había sentido “tan mal atendida como en este lugar”.

“Estoy ofendida y molesta, más cuando un solo día en ese lugar equivale a un monto más elevado que mi salario mensual. Exijo respeto para mí, y todas las personas que han pasado por denigraciones similares en su propia tierra. Es tiempo de que los cubanos nos demos cuenta de que el trabajador de servicios no nos hace un favor, hay que dejar de ser tan serviles y exigirle nuestros derechos”, concluye.

Críticas también al Fiesta Americana Holguín Costa Verde

“Estafa, falta de respeto, descaro”, con esos calificativos en contundentes mayúsculas resume su experiencia otra clienta reciente de Guardalavaca, en este caso del hotel Fiesta Americano Holguín Costa Verde, también en Guardalavca.

En una extensa publicación en Facebook, Patricia Piñeiro relata que llegaron a ese hotel transferidos porque no era el que habían reservado, que cerró por falta de capacidad.

“Al llegar nos encontramos con colas interminables para entregar nuestra reservación y nos facilitaran la habitación entre cientos de personas”, que en algunos casos “llevaba horas esperando su habitación, calor, fatiga, hambre: eso era lo que predominaba”.

“¿A quien se le ocurre abrir un hotel y llenarlo de 850 personas si no están todas las condiciones creadas, ni tienen los alimentos necesarios para tantos cubanos ?, se pregunta Piñeiro. “Por favor no promocionen más a base de puras mentiras, hablen con la verdad!”, pide la internauta, quien duda que el hotel estuviera en la capacidad requerida, en un contexto en que a los trabajadores y al gerente todo parece darle igual.

“¿Debemos tener ciudadanía americana o española para tener buen trato? ¿Debemos ser canadienses, alemanes , ingleses para ser respetados? Si no nos respetamos nosotros mismos quien nos va a respetar? Es que acaso ni a nuestro propio país le importamos?”, añade indignada.

Una vez que entraron en las habitaciones se dieron cuenta de que no funcionaban los aires acondicionados "las cortinas caídas, las camas mal arregladas”, y asegura que, tras horas de espera, no dudaron en cancelar en ese mismo momento.

“Eran 15 000 pesos que nadie nos había regalado, no tiene otro nombre que sacrificio, sudor, malas noches y no nos parecía justo gastarlo en un lugar que la noche debería costar a duras penas 10 dólares!! Por favor cancelen desde ya su reserva si la tienen hecha .. no vale la pena... no pierda su tiempo y su dinero por nada! Cancelen!”, concluyó Piñeiro.

(Fuente: Captura de Facebook/Patricia Piñeiro)

Cuba inició el 18 de junio su plan progresivo de reapertura tras la epidemia de coronavirus, y se abrió a partir de ese fecha al turismo nacional, sin incluir los cayos del norte y sur de Cuba, destinados a alojar a los viajeros internacionales.

Este mes, en medio de la reapertura tras la pandemia de coronavirus, el periódico estatal Ahora, de la provincia de Holguín, publicó que el Hotel Club Amigo Atlántico Guardalavaca, perteneciente al Grupo Cubanacán, reabrió al turismo nacional en la primera fase tras la pandemia de COVID-19 en la Isla “con una oferta especial y variada”.

En las últimas semanas, diversos funcionarios del Ministerio del Turismo de directivos de las cadenas hoteleras han abogado por “un tratamiento diferenciado, respaldado por excelentes precios y políticas especiales destinadas a los niños”, según declaró a un medio local recientemente Elizabeth García Oro, directora general de Havanatur. Sin embargo, no es esa la imagen que desde las redes sociales están reflejando los usuarios.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985