Cerdos criollos en Cuba Foto © Guerrillero

Cuba quiere producir cerdos criollos que no necesitan de piensos ni medicamentos importados

El gobierno de Cuba pretende desarrollar la cría de cerdos criollos, o de capa oscura, ante la imposibilidad de incrementar los niveles de producción en el país, algo que justifican con el embargo y la incapacidad de comprar en el mercado internacional alimento para los animales.

Por tal motivo, el Ministerio de la Agricultura de la isla apuesta por estos cerdos, que si bien no son capaces de producir elevados niveles de carne, si les evitará tener que importar pienso, medicinas y otros suplementos ya que los animales en cuestión son capaces de comer subproductos del arroz, palmiche, yuca, maíz u hojas de plátano.

Mario Jesús Gómez Marrero, subdelegado de la Agricultura a cargo de la ganadería en Pinar del Río, declaró que la condición de semirrústico de estos cerdos les permite usarlos "en los palmares y potenciar su alimentación con el palmiche", dijo el portal web del MINAGRI.

Según datos oficiales en ese territorio ya hay 20 productores incorporados a la cría de este tipo de cerdos, y más de 120 han manifestado su interés se incorporarse al programa.

En ese territorio del occidente cubano pretenden fortalecer la raza de os cerdos cruzando una raza criolla hembra de origen ibérico, con un semental paterno Duroc, norteamericano. Si el experimento les sale bien, podrán vender al sector cooperativo y campesino a finales de agosto unas 40 cochinatas mensuales y obtener las precebas que en el futuro darán la esperada carde de cerdo, dijo  Manuel Leal, especialista principal de la dirección de la Empresa Porcina pinareña.

En la provincia de Granma también se desarrolla este plan de producción de cerdos criollos, que pretende garantizar a los ciudadanos 5 kilogramos mensuales de proteína per cápita

Hasta el momento en toda la provincia cuentan con unos 200 cerdos, fundamentalmente sementales y reproductoras, que deberán incrementar los números de animales para cumplir sus planes de producción.

"No dependen de los medicamentos importados tampoco", dijo Idel Marrero funcionario de la Agricultura en Granma ante las cámaras de la televisión estatal.

Desde hace meses la carne de cerdo en Cuba no solo ha desaparecido, sino que ha alcanzado precios elevadísimos, inaccesible para muchos ciudadanos. El gobierno de la isla, incapaz de producir la demanda de la población se justifica en el embargo norteamericano y su incapacidad para importar piensos, aunque también aseguró que el COVID-19 fue un causante porque el cierre de los hoteles impidió que se abasteciera de pienso líquido a la industria porcina.

En declaraciones a la prensa, funcionarios del programa Porcino en Cuba hicieron públicas un grupo de cifras para nada agradables. De los casi 15 mil criadores que tiene el país, apenas cinco mil 900 tributan la carne necesaria y si antes los mercados agropecuarios estatales y comercio y gastronomía recibían mensualmente unas dos mil toneladas, ahora solo disponen de 600.

Con todo ese panorama el MINAGRI se vio obligado a reajustar su plan anual y pasar de 190 mil toneladas a solo 100 mil y en el futuro el Estado dejará de garantizar de manera gradual a los criadores de cerdo el 70 por ciento de la alimentación animal, algo que el ministro de esa cartera afirmó en una Mesa Redonda.

Archivado en:

Lázaro Javier Chirino

Periodista de CiberCuba. Licenciado en Estudios Socioculturales por Universidad de la Isla de la Juventud. Presentador y periodista en radio y televisión

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985