Venden aceite de cocina en las boutiques del Comodoro

Las boutiques del Hotel Comodoro, en el exclusivo barrio de Miramar, han comenzado a vender botellas de aceite donde otrora se comercializaba la ropa más cara y elegante de La Habana.

La medida pretende favorecer a los ciudadanos vulnerables, frente a la escasez, el desabastecimiento y los peligros de contagiarse con la COVID-19 en una ciudad con una compleja situación epidemiológica como la que presenta la capital cubana.

El proceso para comprar en estos establecimientos también tiene un mecanismo burocrático que lo regula. Los ciudadanos vulnerables le dan los datos personales a su presidente del CDR, estos hacen una coordinación con el gobierno municipal y este informa de qué tienda puede atender a la persona necesitada y qué día le corresponde ir a comprar.

Entre los casos vulnerables que necesitan una atención diferenciada se consideran a los adultos mayores de 65 años, las embarazadas y personas con discapacidad física.  

Los equipos de trabajo de las tiendas tienen que dirigirse temprano a los clientes en la cola, informar un parte diario de lo que ofrecen y tomar la temperatura a las personas.

El Complejo de Tiendas Caracol, del Hotel Tritón también cumple con un procedimiento similar.

El reportaje de la Televisión Cubana asegura que cualquier otra persona vulnerable que llegue a estas colas y no esté identificada como residente en el municipio y consejo popular también tiene derecho a comprar si están en el horario de atención a la población.

En medio de las tiendas del Comodoro se colocan los palés de litros de aceite que no dejan a ningún cliente indiferente, ya sea por el modo en que obstaculizan la circulación en el establecimiento o por lo desagradable que resulta esta estrategia de merchandising.

La fórmula de acomodar la mercancía directamente en el palé no es nueva en Cuba y se practica tanto en pequeñas tiendas de barrio como en grandes mercados, pero ahora irrumpe también en las más selectas boutiques cubanas.

El Hotel Comodoro es una instalación de 4 estrellas, construida en la década de 1950. Pertenece a la cadena Cubanacán, se encuentra frente al mar, a solo quince minutos de la parte antigua de La Habana.

En el mes de agosto se informó a la población cubana que los grupos considerados vulnerables ante la pandemia de coronavirus podrían comprar en las tiendas de La Habana sin limitaciones, siempre y cuando su estado de salud se los permita.

La medida fue comunicada después de que en algunos territorios del país en el mes de abril, fundamentalmente, se prohibiera que personas vulnerables hicieran colas. Una de esas provincias fue Santiago de Cuba.

En la actualidad el gobierno cubano ha asegurado que no existen restricciones en el acceso a las tiendas en pesos convertibles (CUC) y pesos (CUP) para mujeres embarazadas y personas con discapacidad, quienes tienen derecho a hacer cola y adquirir los productos que allí se comercializan.

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985