Calle de Santiago de Cuba (imagen de referencia) Foto © CiberCuba / José Roberto Loo Vázquez

Coronavirus: Santiago de Cuba pone sus barbas en remojo

Ante el vertiginoso rebrote del coronavirus en las provincias del occidente y centro del país, las autoridades sanitarias de Santiago de Cuba recomiendan reforzar las medidas para que la pandemia no reingrese al territorio oriental, que ya enfrenta hoy una compleja situación epidemiológica debido al dengue y otras arbovirosis.

En una comparecencia televisiva, el doctor Guillermo Mora, director provincial de salud, advirtió que aun cuando Santiago de Cuba se encuentra en la fase tres de la etapa post-Covid, las personas deberían usar nasobuco en todo momento, incluso en las casas si hay algún integrante de la familia con una enfermedad respiratoria.  

El directivo señaló que se deberán limitar las visitas de los familiares a los pacientes ingresados en los centros hospitalarios, en hogares maternos y de ancianos, e instituciones educacionales con alumnos internos, y también a la población reclusa en centros penitenciarios.

Aseguró que esas recomendaciones fueron hechas al Consejo de Defensa Provincial para su aplicación en el territorio, así como la restricción de las actividades en bares y otros centros nocturnos y recreativos, piscinas que no sean las de los hoteles, entre otras medidas de prevención ante el panorama actual del país, donde nueve provincias registran eventos de transmisión local del coronavirus. 

El director de Salud Pública advirtió que la situación favorable de Santiago de Cuba podría ser entorpecida por “la falta de disciplina de la población, la poca percepción del riesgo, tanto del personal sanitario como de la población, porque si nuestros médicos y enfermeras no están conscientes de la importancia de la pesquisa, de tocar cada puerta, hacerla de verdad buscando síntomas de la enfermedad en aquellas personas que lo requieran, puede traer consigo que se propague y se tenga un rebrote de la enfermedad en la provincia”.  

Insistió, además, en el empleo en viviendas y centros de trabajo de sustancias desinfectantes y de los pasos podálicos, y en la importancia de las pesquisas en las instituciones estatales o entidades privadas.

“Nosotros no podemos permitir que ningún trabajador esté en una entidad trabajando con síntomas respiratorios, y hago un aparte, es una fortaleza para el sistema educacional haber iniciado el curso escolar, pero para nosotros es complicado y comprometedor. No todos los niños y los familiares han tomado todas las medidas higiénico sanitarias, y hay que mantener las pesquisas diarias por nuestro personal de salud y docente, no solo al entrar a clases, sino durante el desarrollo de las actividades y al salir el estudiante”, recalcó.

Por su parte, un médico que prefirió mantener el anonimato aseguró a CiberCuba que en esta semana está previsto convertir otra vez el Hospital Militar de Santiago de Cuba en centro de atención a los pacientes con COVID-19.

“Se están tomando medidas, pues se espera un rebrote en el oriente de Cuba, como está sucediendo en el resto del país. Ya nos fue notificado que el Hospital Militar se dedicará nuevamente a esta tarea; y se están formando las brigadas y reorganizando el resto de los centros asistenciales”, comentó.

En los hogares y centros de trabajo hay un evidente relajamiento en la percepción del riesgo de un rebrote de COVID-19.

Nancy, vecina de Altamira, asegura que su casa no ha sido visitada por el personal médico que hace la pesquisa, desde hace al menos mes y medio: “Al principio venían día por día, pero ya no. En mi centro de trabajo ahora hicieron una reunión de corre corre porque había que poner el pomo del hipoclorito otra vez, y más que eso, le exigieron al custodio y recepcionista que tenían que de verdad exigirle a la gente que lo usara, pues ya la gente ni se lo echaba ni pasaba los zapatos por el paño con agua y cloro”.

“Ahora mismo en mi barrio se insiste más en el tema del mosquito que en la COVID esa. Los mosquitos están a la orden del día”, agregó Nancy.

De hecho, la provincia de Santiago de Cuba enfrenta el mes de mayor riesgo de azote de las arbovirosis, dígase zika, chikungunya, fiebre amarilla y dengue; este último, con focos activos en el territorio cabecera y el municipio de Palma Soriano.

Las autoridades de salud temen, por encima de todo, que puedan coincidir en la provincia el dengue y el COVID-19, cuyos efectos en los pacientes podrían ser muy peligrosos.

Archivado en:

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

¿Qué opinas?

Cargar más
Cargar más

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985